Republica de Roma

Hablaré hoy de mi ultima adquisición, un clásico, editado inicialmente por Avalon Hill hace unos 20 años y, recientemente, reeditado por Edge, que no debería faltar en la colección de ningún aficionado a los juegos de mesa, sobretodo, si les gusta la historia antigua. El juego transcurre en el tiempo desde que se inicia la1ª guerra púnica, hasta la guerra civil tras el asesinato de Cayo Julio Cesar. 
El República de Roma es un juego histórico, donde los jugadores tienen la oportunidad de manejar una de las  influyentes familias romanas (los Cornelius, los Valerius, etc...)  con la intención de hacerse con el control del senado y con el, el control de la república romana, a la vez, que deben cooperar con el resto de jugadores para que Roma sobreviva a todas las eventualidades e infortunios que sufre la república.
El juego es semi-cooperativo. Los jugadores deben tratar de hacerse con el poder, pero, si Roma se arruina, se ve superada por la cantidad de guerras o por los levantamientos de la población, todos pierden. Eso no impide, que puedan acusarse  unos a otros por corruptos, y contraten asesinos cuando las circunstancias lo requieren. 

Hace ya años que no he jugado a tan excelente juego, el de la versión de Avalon Hill. No es un juego rápido, es uno de esos juegos que te puedes pegar todo un día de diversión intrigando, planeando asesinatos, idear estrategias de batalla, confabular con aliados y enemigos etc.
Para ello, en la reglas se incluyen varias formas de juego: Jugando por separado los escenarios de la república temprana, media o tardía; también se puede jugar todas seguidas reproduciendo históricamente los sucesos de la época (lo mas común); por ultimo, se puede jugar mezclando todas las cartas de las diferentes épocas, formando una historia alternativa a la historia.
Las dos ultimas formas de juego son las mas largas, pudiendo acabar en mas de 6 horas tranquilamente si los jugadores son competitivos y juegan bien.
A nivel gráfico el juego original era muy bueno, la reedición mejora las cartas añadiendo ilustraciones a color y  monedas que imitan a las antiguas, las cartas de provincias incorporan unos discos para marcar el valor de la provincia y una cajas para guardar el tesoro secreto de cada la facción.
La verdad es que la gran cantidad de componentes de la caja, así como su calidad y la excelentes reglas, bien valen los 60€ que cuesta el juego.

Podéis encontrar mas información en:

Entradas populares