Exo. Sesion 1.Rutina de guerrillero

Era un día como cualquier otro... un día tan asqueroso y horrible como cualquiera de los anteriores desde hace seis meses, cuando los alienigenas llegaron al planeta, destruyendo, conquistando ciudades y territorios con una rapidez increíble y obligando a la población nativa a refugiarse en la selva, como incultos e insignificantes indígenas.
Hace tan solo dos días, la resistencia atacó uno de los puestos militares localizado en una isla cercana, y la respuesta de los bichos, no se había hecho esperar. Hicieron despegar sus cazas y vehículos aéreos y bombardearon islas, aldeas y otras localizaciones aleatorias... la población estaba advertida, apenas hubo daños personales y el bombardeo, tan solo sirvió para hacer ruido, pero el despliegue de fuerza había sido impresionante.

El Capitán Toyohiko, antiguo oficial del pequeño ejercito del archipiélago de Sudmhureent, cruzó enérgicamente el campamento hasta alcanzar el tronco del gran árbol en el que se había reunido con parte de la milicia del campamento. Eran sin excepción gente joven y  sin experiencia muchos de ellos, pero necesitaba enviar a alguien y eso era lo mejor que tenia en el campamento.
Una de las unidades de exploración, había logrado derribar a uno de los vehículos de los bichos. Era una buena oportunidad para verlos de cerca, que sus hombres vieran que esas criaturas podían morir y, ademas, conseguir algo de esa tecnología tan avanzada.
Les habló enérgicamente, tratando de alentarlos, explicó su cometido y los envió hacia el objetivo... mientras marchaban, se quedó observándolos, como preguntándose, cuantos de ellos morirían en los próximos dias o meses tras los combates...



Yasuke, un matón de los barrios bajos de la ciudad de Hugwena que casi alcanzaba los dos metros, lideró la expedición. 
Caminaron en una sola fila, apenas  sin hablar, nerviosos por los próximos acontecimientos. Ver de cerca a esas criaturas, aun muertas, crispaba al que mas y al que menos, pero siguieron avanzando a través de la húmeda y calurosa selva.
Tras más de dos horas caminando a buen paso, llegaron al objetivo. El lugar, lo identificaron rápidamente. La nave estrellada, en forma de media luna, 
con escapes de humo y líquidos por diversas partes, pero a parte de eso, sin movimientos sospechosos, había abierto un surco de varios metros entre la selva y la localizaron al final del surco, estampada contra los arboles.  
Se desplegaron formando una linea, y avanzaron hacia el aparato, luego, Daniel, Yasuke y Kesuke penetraron con cuidado a la nave. Al principio, no vieron mas que un estrecho pasillo que se dividía hacia los laterales a lo que supusieron puestos de combate y a la cabina. En el pasillo, había una de esas criaturas estática, parecía muerta, su forma era mitad humano, mitad mantis religiosa, con peligrosos dientes sobresaliendo de lo que parecían su boca. En la cabina del piloto, había otra de esas criaturas, esta no estaba muerta y cuando Yasuke se acercó, le atacó con una extraña arma.
Fue Arturo, quien posicionado en la puerta de la nave, acabó con la criatura cuando el resto de sus compañeros salieron corriendo.
Tras asegurarse que ambas criaturas estaban muertas, comenzaron a registrar el aparato y la zona, descubrieron un rastro de liquido verde, igual a la "sangre" de las criaturas encontradas en la nave de modo que mientras Daniel, Yasuke, Arturo, Xin y Gabriel seguían el rastro, la otra mitad del grupo registraron la nave, desmontando todo lo que consideraron útil.
La caza de los supervivientes fue rápida, estos, se habían dirigido a una playa, desde donde trataban de emitir algún tipo de señal con un aparato, pero pocos minutos después de matar a los bichos, una nueva nave alienigena apareció en el cielo y se dirigió a la columna de humo...

La nave atmosférica, de forma ovalada no realizo ningún ataque, ya que rápidamente, el grupo se dispersó en varias direcciones. La mayoría, corrieron en dirección del campamento base, salvaguardados por la selva. Tan solo Helena la sanitaria y Hidetoshi se quedaron cerca del lugar.
Hidetoshi, observó como Helena, emboscaba ella sola a dos de las criaturas que habían bajado del vehículo y como fue abatida y capturada, tras eso, regreso al campamento base.

Minutos después, casi sincronizados aparecieron Xin, Daniel y Yasuke al claro, viendo como los invasores, arrastraban a Helena hasta la nave de socorro de los alienigenas, emboscaron al enemigo, haciendo huir a la nave de socorro y acabando con las criaturas.
Horas mas tarde, todos habían regresado al campamento. El Capitán Toyohiko y el Teniente Verol, los reunieron de nuevo, con una gran reprimenda al grupo por haber abandonado a un compañero durante un combate.
La expedición, había acabado muy mal, casi perdiendo un importante miembro del grupo  y sin conseguir apenas material de los invasores, a parte de dos extraños brazaletes y algunos aparatos manuales mas...

Entradas populares