La vieja escuela

Este Fin de semana pasado fue de lo mas completico.
Sábado por la mañana con la amante esposa, sábado por la tarde inicio de una nueva partida del señor de los anillos (MERP), Sábado por la noche cena y cervezas, Domingo por la mañana terminar partida de rol para la sesión de la tarde y Domingo por la tarde mi partida semanal de Mutant Chronicles, la cual dirijo.

Entre tanto movimiento, como no pasaron diversas anécdotas y emociones y es que el volver a jugar a los juegos clásicos con los que nos iniciamos a jugar tiene un sabor especial, un encanto difícil se superar, quizás es que nos volvemos mayores y añoramos tiempos de antaño (que no mejores).
El caso es que por la noche, tras le cena y comentando con los colegas diversos temas de rol, me sorprendió muchísimo que me dijeran que yo no podía entender un sistema como el del juego "Inocentes" por que pertenecía a la vieja escuela ¿¿¿??? como imaginareis, mi expresión debió de ser sorprendente, ya que no veo el por que no puedo entender una manera diferente de jugar (otra cosa es que me guste mas o menos).
Habiendo pasado ya la hora bruja y con cierta cantidad de vino, moscatel y alguna cerveza, ambos oponentes dialécticos nos obcecamos en defender nuestra versión, sin saber explicar al otro que queríamos decir y yo me quede con ese mal regustillo que deja algo que no comprendes o no te quieren/ pueden explicar.



Nunca me he considerado de la vieja escuela, de la nueva ni de ninguna otra vaya, pero esa conversación me ha hecho recapacitar un poco, y sin entender todavía por que los veteranos no podemos entender formas nuevas de jugar.
Es cierto, que los juegos viejos, como he comentado tiene algo especial, después de todo, ¿por que sino cientos y miles de jugadores, siguen arraigados al MERP, Rune Quest o la llamada de Cthulhu entre otros?, quizás sea la ambientación, quizás el sistema o simplemente la añoranza de las primeras partidas con las que comenzamos en este Hobby.

Pero hay una cosa que desde hace algún tiempo me satisface en este mundillo, y es que, tras la crisis del rol a finales de los años 90, el Hobby es hoy mas fuerte que nunca, la razón puede ser internet, el auge de los juegos de mesa que lo ha ayudado o quien sabe que, pero lo que importa es que, veteranos o noveles, de la vieja escuela o de cualquier otra, explorando Dungeons o narrando intrigas palaciegas, 
 jugadores de todas partes, se reúnen cada fin de semana a jugar unas veces juntos, otras por separado, pero jugar en definitiva y eso es lo que verdaderamente importa.

Entradas populares