Como interpretar un personaje

Hay muchas formas de jugar a rol, muchos puntos de vista y teorías de como hacerlo. 
No seré yo quien diga a alguien como llevar su personaje o como divertirse jugando una partida de rol, al menos si no la dirijo yo, ya que en mis partidas, si que suelo orientar un mínimo a los jugadores para que interpreten a sus personajes tal como creo que deben hacerlo. Pero si que tengo una clara forma de pensar de como se deberia hacer en terminos generales.

Es decir, si llevas un paladín de Helm, no mientas a ese cortesano del que quieres conseguir información, ya que el código de honor de un paladín es recto y la honestidad es una de sus virtudes, trata de hacerlo de otra manera. No dándole información, di medias verdades, etc. Y si no eres capaz, utiliza tu autoridad (si la tienes) o deja a alguien de tu grupo que pueda utilizar otras argucias.

Es bueno usar arquetipos de personaje basándose en personajes literarios o de televisión. Sturm Brightblade de Dragonlance o Eddard Stark de Juego de tronos, son dos buenos ejemplos de personajes honorables, Legales Buenos por decirlo en términos dungeoneros, y ambos, acaban como acaban siguiendo su ética moral, la forma de actuar que creen deben seguir.
Todo hay que decir, que esta clase de personajes los veo los mas fáciles de llevar que otros. Muchos no lo comparten, pero según mi opinión, estos roles están muy marcados, sabes exactamente que tienes que decir y como actuar en cada momento. Todos sabemos que esta bien y que esta mal y hacerlo fuera de nuestras vidas reales es mas fácil que en la vida real, lamentablemente.

Mas difícil es en mi opinión es llevar personajes malvados. Los malvados deben ser listos, no pueden ir haciendo el mal abiertamente por que al final, alguien, bueno o malo, le causará problemas, y siempre hay alguien mas fuerte que tu...
Buenos ejemplos de personaje son Cyric de Reinos Olvidados, Meñique de Juego de Tronos o Datak Tarr de Defiance. Esos personajes están al filo de las consecuencias. Tienen motivaciones banales, egoístas y deben arriesgarse por ellas.

Por ultimo, los personajes mas difíciles de interpretar, en mi opinión, son aquellos que basan sus habilidades en la comunicación, sobretodo si estas son musicales o literarias. Cortesanos, intrigantes, poetas y juglares, son en mi opinión aquellos con mas dificultad de llevar. Sobretodo en campañas aventureras.
He visto a poca gente capaz de atreverse a cantar una canción en partida y menos de improvisar una rima, aunque fuera sencilla.
Estos personajes, moralidad aparte, creo que son los que mas se pueden disfrutar en un momento dado, pero claro, si solo se interpreta realizando una tirada de dados... no es lo mismo.


Jugar sin una definición moral del personaje es un error. Para bien todos los personajes deberían tener un historial definiendo que son,  de donde provienen, que objetivos tienen, su aspecto, sus gustos, etc.
No hace falta extenderse mucho (como mi ultimo personaje de vampiro que escribí mas de 10 paginas de historial... y por el cual todavía perdón a mi narrador), con media carilla de folio definiendo las anteriores cuestiones es mas que suficiente, aunque yo suelo escribir un par de folios de media para cada personaje, fotografías incluidas.





Tras esta necesaria preparación del personaje, nos metemos en barro a como interpretar nuestro personaje. El "roleo".
Para mi es muy importante e imprescindible que los jugadores se hablen directamente, y me hablen directamente cuando se realiza una interacción.

No me gusta eso de _"Le digo que...."_ ¡NO!, ¡Díselo! ¡Dímelo! el personaje con quien estas hablando esta justo delante de ti. 
Puede parecer una tontería, pero hace que la interacción sea mas fluida, y permite expresarse mejor.

Otra cosa importante es el comprender al personaje, meterse en su piel, dentro del personaje... como si fuéramos a interpretar un personaje teatral. Eso nos ayuda a expresarnos de ciertas formas, añadir a la conversación acentos, guiños, coletillas, esas cosas que nos hacen como personas y que tambien hacen a los personajes.

Sacrificio del personaje. No me refiero a cometer actos temerarios que terminen con la posible muerte o mutilación del mismo, sino a realizar actos lógicos que el personaje haría. Como comenté antes, esto es mas fácil hacerlo con personajes buenos y honorables. Siempre queda muy épico y peliculero cuando nuestro personaje, por salvar al resto de grupo, se queda delante del estrecho desfiladero frente a una horda de orcos... pero el sacrificio del personaje va mas allá. Traicionar al grupo. Si, un personaje malvado, o uno que quiera conseguir un objetivo determinado podría sacrificar al grupo a cambio de su objetivo. Eso, tambien define a nuestro personaje y es parte de nuestro roleo y no es fácil, claro. Se puede echar por la borda toda una campaña por esos actos, pero... ¿y si realmente es lo que haría nuestro personaje?

Seguro que hay muchos mas consejos para interpretar mas realista a un personaje, pero la mayoría de la gente no es capaz de acercarse a lo anterior, y profundizar mas seria teatralizar, quizás, mas a un personaje, cosa en lo que tampoco estoy de acuerdo.

Por ultimo, comentar que lo anterior escrito, se puede aplicar a cualquier juego de rol. No hace falta que sean juegos mas narrativos. He estado en mesas de juego de vampiro que era mucho mas munchkin que partidas de D&D, mutant chronicles o pathfinder. Y la inversa, mesas de juego de D&D o pathfinder con un nivel interpretativo muy alto.

Al final, esto es un juego y nos reunimos para divertirnos, que es lo importante. Y la partida, la hacen el narrador y sus jugadores.

Entradas populares