De Rapiers, Estoques y espadas roperas

Hace muchos años que leo en muchos manuales de rol la traducción de rapier (palabra inglesa de origen francés), como estoque. Más o menos, desde que comencé a jugar a rol a principios de los 90.
Al principio no le prestaba atención ni le daba importancia al término, y si en las tablas de armas de D&D o rolemaster aparecía la palabra estoque, todos nos imaginábamos a valientes aventureros al estilo Elrond Flint empuñando finas hojas de esgrima para enfrentarse a dragones y guerreros enfundados en corazas góticas. ¡¡Y tenía sentido!! porque la fina punta del estoque, se podría introducir fácilmente entre las aberturas de la coraza, o entre las escamas del dragón, y así causarle severos daños...
El tiempo, mis inquietudes históricas y afán de conocimientos me ha hecho ver estos términos de manera diferentes.
Uno de los miembros de la asociación El Batallador (perteneciente a la Asociación Española de Esgrima Antigua), me comentó que la traducción de rapier NO es estoque, sino una espada ropera. Sin embargo, es posible que el arma que tenga en mente el diseñador del juego que anota “rapiere” tenga en mente en realidad un estoque.
El estoque (stoc en francés), nace como un arma exclusivamente de punta. No servía para dar tajos, y su hoja era de sección triangular, romboidal o hexagonal. Existieron modelos de una mano y mano y media (de hecho, me han comentado que los originales comenzaron a usarse como arma de mano y media),  su filo era  más largo que otras espadas de una mano, además de ser más rígido y menos flexible.
Su guarnición es diversa. Debido a la temprana edad en la que existió, desde simples cruces con guardas en la mano, a posteriores y más intrincadas protecciones de lazo o taza.
La espada ropera, es una de las armas que más terror ha causado  durante siglos en los campos de batalla, y más elogios y poemas ha recibido durante la edad de oro de las letras españolas. Es un arma que consta de una hoja larga afilada en su primer tercio o a lo sumo el segundo, pero que no está diseñada para dar tajos sino cortes y su punta. La empuñadura incorpora elementos para proteger la mano de quien la esgrima como en los casos de las guarniciones de lazo o de taza.

Leí hace tiempo, que durante siglos, los expertos europeos medievales en armamento, discutían sobre si la espada debía de ser usada como arma de tajo, arma de estoque (para dar estocadas, no el nombre del arma), o ambas cosas. Posiblemente el resultado de aquellas discusiones y teorías fueron las antecesora de la espada ropera que combinaba la posibilidad de dar tajos con sus tercios débil y medio y dar estocadas. Es un arma más moderna y versátil que la espada medieval, lo que no implica que sea más débil.
Roberto Garcia Vazquez de la Sala de Armas Marqués de Celada, me comentó que el inicio de la existencia de esta transición a lo que posteriormente se llamó espada ropera nace en italia, con espadas como la schiavona veneciana (no quiere decir que sea la primera de este tipo, sino que pongo un ejemplo). Espadas con guarnición de lazo que luego adaptaron los españoles sustituyendo la guarnición de lazo por una semiesfera de metal que cubría la mano que se denomina “taza”.


En prácticas reales, hemos usado una espada y media contra espada ropera , o espada ropera y daga, y era perfectamente posible parar y desviar los ataques de una arma contra la otra, incluso con la daga (de vela, eso sí). Lo que implica que este arma es muy válida para enfrentarse a armas mayores y más antiguas que ella.
Su técnica, al contrario que la posiciones de combate con armas de tajo, mantiene su punta constantemente contra el enemigo, lo que la hace rápida, defensiva y con gran alcance.
Una espada ropera o un estoque, no se deben confundir con el espadín, arma usada comúnmente en el siglo XVIII de hoja más corta y uso casi exclusivo de punta, o el florete, herramienta meramente deportiva que no posee ni punta, ya que su uso está pensado para no ser letal sino de práctica, muy común y de moda en el siglo XIX en entre las élites.
Las denominaciones ropera, espada de mano y media, espada bastarda, etc. son inexactas históricamente. Por ejemplo, la espada ropera que fue exclusivamente un arma civil. Pero en los juegos de rol, dar nombres diferentes a armas de características similares ocuparía demasiado espacio y no ayudaría mecánicamente demasiado. Si es que en realidad ayuda en algo.
Las descripciones de las armas varían de un juego a otro, o incluso entre ediciones, por lo que el verdadera denominación, debería realizarse por la descripción del arma, la época y el lugar donde que se utilizó. Pero, ante la duda, creo que es mejor usar un nombre castizo, muy nuestro y así, preservar un poco de nuestra historia.


Por último, aclarar que este breve texto no es un tratado de historia ni pretende aclarar ni revelar datos históricos. Existen lugares en la red donde el lector puede encontrar información más fidedigna si lo que busca es historicidad. El autor lo único que pretende es dar su visión sobre la traducción de el arma denominada rapier en los juegos de rol y ofrecer algunos datos para que los jugadores de rol puedan diferenciar o hacerse una idea de las diferencias de las armas nombradas.

Entradas populares