Por que los elfos no participan en la Guerra del Anillo

Esta es una pregunta o duda frecuente en aquellos que solo han visto la trilogía de películas del director Peter Jackson basadas en el libro "El Señor de los Anillos".

Trataré de no hablar demasiado de la película, ya que no es santo de mi devoción, a pesar de que he visto cada una de sus partes varias veces, y tengo la trilogía comprada en Blue Ray, pero es lo que tiene ser un aficionado/ seguidor de este mundo.
Pero si diré, que mis pegas sobre la trilogía cinematografía, no es por las memeces típicas que nombra la gente sobre que si falta tal escena, sobra aquella, por que no sale Tom Bombadil, o por que Arwen salva a Frodo en lugar de un legendario héroe élfico llamado Glorfindel... no, es algo menos superficial que habría que tratar en profundidad. 


Glorfindel por Magali Villeneuve
Uno de los motivos, es el que lleva a la gente a pensar que los elfos deberían de haberse involucrado mas en la Guerra del anillo, pues estan organizados, son guais, tiran muchas flechas certeras, matan orcos a millares y usan magia poderosa... a pesar de la visión de sus detractores por ver a los elfos como criaturas estiradas, con pinta de gay, que van haciendo "elfadas" constantemente, en plan piruetas, saltos acrobáticos y disparar flechas como si lanzaran misiles patriot.
Este motivo, es el que un día llame "El daño de Peter Jackson", y es simplemente, que las películas han quedado como referencia para la mayoría de aquellos que conocen el nombre de El señor de los anillos.
Incluso a mi, que he leído varias veces los libros, me cuesta en ocasiones, identificar si una escena de la película se realiza igual que en el libro, o no...

Esto, esta entrada, creo que podrá ayudar a aquellos que se han visto las películas en lugar de leer los libros, o aquellos que se leyeron los libros hace muchos años, y ya no recuerdan que pasó realmente después de ver las películas.

A continuación, nombraré las razones por las que los elfos, no se involucran en la guerra (aunque en realidad si lo hacen, solo que en el libro no lo nombran).



- El Exilio elfico. Esto puede que no le suene a nadie, o le suene tan solo a unos pocos. En la película, viene representado en algunas escenas en las que los elfos marchan por los caminos en largas filas de ellos con luces místicas, en silencio, y con un sentimiento de nostalgia.
En el libro, tambien aparece de esa forma, solo recuerdo una escena descrita en sus paginas, cuando Frodo se encuentra a los elfos antes de salir de la comarca.

Este exilio, es una llamada que sientes los elfos por que la Tierra Media no es su lugar. Los Ainür, hace tiempo decidieron que los elfos, debían viajar hasta Aman, las Tierras Imperecederas, y habitar allí.
Muchos de los primeros nacidos (los elfos), no lo hicieron en su día, clasificándose en tres tipos de elfos. Los Altos elfos, aquellos que realizaron el viaje hasta las Tierras Imperecederas, incluso aunque después volvieran a la Tierra media, como es el caso de Galadriel de Lorien. Los Elfos Grises o Sindar, aquellos que comenzaron el viaje, pero por alguna razón no lo terminaron, como es el caso de Thranduil, el Rey del reino elfico del Bosque Negro, o Celeborn, el esposo y Señor de Lorien. Por ultimo, quedan los  Avari (los renuentes). Estos, no sintieron la llamada, o bien la rechazaron en su día, quedándose en lo que consideraban su hogar, La Tierra Media.

Pero a pesar de su reticencia a marcharse de la Tierra Media y abandonar lo que ellos consideran su hogar, los elfos siguen sintiendo esa llamada, y poco a poco, como un goteo continuo, los elfos parten en plateados barcos para nunca volver.


- Casi no quedan elfos en la Tierra Media. A causa del Exilio, la cantidad de elfos que quedan en la Tierra Media es mínima, apenas es suficiente para defender sus hogares.En toda la Tierra Media,  solo quedan tres lugares donde los elfos se reúnen en cantidades importantes. Lorien, El Reino élfico del Bosque Negro, y los Puertos Grises.
Que sean lugares donde exista un número importante de elfos, no significa que su cantidad sea grande, ni que su número, sea suficiente para enviar un ejercito a combatir al lado de los hombres haciendo un papel significativo.
La escena en la segunda entrega de la trilogía cinematográfica, de la batalla de El Abismo de Helm, donde aparecen una "unidad" de arqueros élficos a apoyar a los Jinetes de Rohan sitiados es mas falsa que una moneda de tres euros.
En la película, queda muy guay y espectacular a decenas de elfos lanzando flechas patriot contra las horda interminable de orcos que avanzan hacia las murallas como las olas contra un arrecife, sin aflojar su número ni ferocidad. Queda muy impresionante, su disciplina militar, su organización, sus brillantes armaduras en comparación con el tosco aspecto de los jinetes de Rohan. Todo falso.
Quien llega a ultima hora para ayudar a los jinetes, y a Aragorn, y después los pocos supervivientes de la batalla acompañan a los jinetes de Rohan hasta Gondor, son los "hermanos de batalla" de Aragorn, sus hombres de armas, sus parientes. Los Montaraces del norte.
Estos hombres, fieros, audaces, peligrosos, bien entrenados, fogueados de tanto combatir y huir del enemigo, no hubieran quedado tan espectaculares en la película como los elfos, y habría que haber dado explicaciones de quien eran. Mejor los quitamos, y ganan dos cosas, ahorramos escenas de la película (que ya añadieron bastantes), y metemos a los elfos que son mas molones.

- Los elfos tienen sus asuntos. ¿Os creéis que los elfos no hicieron nada durante la Guerra del Anillo?. Solo por que en la película, incluso en el libro, no expliquen nada, no significa que los elfos estén tomando granizados de zumo de hojas en sus Mallorns de Lorien o sus hogares del Bosque Negro.
Lorien es atacada tres veces por las fuerzas de Sauron desde la fortaleza de Dol Guldur, donde el propio Sauron se retiro para fortalecerse, y fue conocido como "El nigromante" durante mucho tiempo, hasta que fue descubierto, y expulsado. Pero 80 años después de que Bilbo encontrara el anillo, el poder de Sauron y sus ejércitos estaban restablecidos y preparados para atacar a toda la guerra Media (como los Alemanes atacaron todos los frentes europeos durante la 1ª Guerra Mundial).
Con numerosas fuerzas de orcos y otras viles criaturas, Sus generales atacaron los bosques de Lorien, y en otras ocasiones, atacaron a los elfos del Reino élfico del Bosque Negro al Norte, a Erebor, y las ciudades de Valle y del Lago.
En Lorien lograron sobrevivir gracias a las argucias y poder de Galadriel y Celeborn. Si el anillo no hubiera sido destruido, hubieran podido resistir un tiempo mas, pero no se sabe cuanto. Si el anillo hubiera sido entregado a Sauron, Lorien hubiera sido arrasado, por que parte del poder de la Dama del bosque provenía de Nenya, el anillo de Galadriel, uno de los tres anillos élficos.
En los reinos del norte, una alianza similar a la formada en "La batalla de los cinco ejércitos" de El Hobbit, logra rechazar a las fuerzas de la oscuridad varias veces, al mismo tiempo que el ejercito de Sauron ataca Minas Tirith. En el norte, es una guerra por la supervivencia, con los beornidas rechazando a los orcos de las montañas nubladas, a los enanos combatiendo a los trasgos de las montañas Grises al norte, a los elfos resistiendo contra los orcos y huargos en el bosque... Una gran batalla final , logró resistir a un poderoso ejercito mientras Frodo y Sam intentaban llegar al Monte del Destino.
Los elfos, sitiados en su hogar, no pueden unirse a la batalla, y los humanos de Valle tienen que enfrentarse a un ejercito de orientales a los pies de Erebor aliados con los enanos. El Rey Bard de Valle muere en una batalla que dura tres días, y junto a el, protegiendo su cadáver, el Rey Dain II.
Tras perder la batalla, enanos y hombres se refugian en Erebor. 

Cuando el anillo es destruido, y los ejércitos de Sauron desmoralizados, Bardo II, hijo del difunto Rey Bard, y Thorin II escudo de piedra, hijo del Rey Dain II, rechazan al ejercito invasor en un 27 de marzo de 3019.
Rivendel o Imlandris, nunca participó en la guerra. Sus habitantes eran demasiado escasos, aunque de gran poder y muy antiguos. Los secuaces y ejércitos de Sauron, buscaban sin cesar el lugar para destruirlo, pero su ubicación en un lugar recóndito y el poder de Vilya (otro de los tres anillos élficos), ademas,  las fuerzas de Rivendel, se ocupaban de mantener "seguros" los caminos para aquellos que sentían la llamada hacia las tierras imperecederas.
Nunca he leído ningún texto explicando lo siguiente, pero me pregunto, cuantos elfos caerían emboscados por las fuerzas de Sauron, en sus viajes hacia los puertos grises u otros puntos de partida...

Los Puertos Grises o Mithlond, el ultimo puerto desde donde las plateadas naves élficas navegan hasta las Tierra Imperecederas, mas allá del mundo mortal. El lugar dirigido por Círdan "El carpintero de barcos", uno de los elfos mas antiguos (por no decir el mas antiguo) que habitan en la Tierra Media, que comenzó su viaje hasta las Tierras Imperecederas, pero no llegó por que su misión, encomendada por los mismísimos Ainur, era custodiar ese lugar, desde su creación.
Círdan abandonó los puertos grises avanzada la cuartada edad, con el ultimo barco que zarpó de ese lugar hasta el hogar de los Ainür.
Sus habitantes eran numerosos, no solo en los Puertos, sino en Lindon, y otros lugares cercanos. Eran tierras élficas con numerosos pobladores, pero si el ultimo bastión de los elfos en la Tierra Media caía por dejarlo desprotegido. Nadie podría viajar nunca mas hasta las Tierras Imperecederas, de modo que nunca participó por esa razón, y la distancia del conflicto hasta su ubicación, en la Guerra del Anillo.
Sauron, pretendía atacar el lugar, pues sabia que era un importante nucleo de sus enemigos, pero nunca alcanzó el poder necesario para hacerlo, entre otras cosas por su lejanía.



- Es el tiempo de los hombres. Durante tres edades y miles, miles de años, los elfos, casi en solitario, y en muchas ocasiones así fue, combatieron no solo a Sauron, sino al mismísimo Melkor, uno de los Ainür, y sus ejércitos.
Una cantidad de elfos no nombrada muere en esos conflictos. El tiempo pasa, y saben, que llegará un día, en que los segundos nacidos deberán heredar ese lugar. El tiempo de los elfos ha pasado, y son los hombres los que deben luchar por ellos mismos en contra de sus enemigos. Los elfos no van a estar siempre ahí para ayudarlos, y poco a poco, su número es cada vez menor...
Quizás un ejercito desde los puertos Grises, hubiera podido rechazar una vez mas al mismísimo señor oscuro, pero el tiempo pasaría, y los elfos continuarían menguando hasta no poder ayudar a los hombres aunque quisieran. Y ¿entonces que? los hombres estarían solos ante sus enemigos, ¿a quien pedirían ayuda? ¿a los enanos a los que apenas importan las cosas relacionadas fuera de sus hogares de piedra?.
No, los hombres debían librar por ellos mismos esa batalla, librarse de su yugo, vencer al señor oscuro y ser libres por si mismos. No depender de nadie, y heredar, con derecho propio, la Tierra Media. Tal y como el destino les deparaba, y como así lo había dicho Eru Iluvatar.


Siempre he sido de aquellos que han pensado que los elfos de Tolkien, tienen un aire especial, un misticismo, algo que los distingue del resto de los seres llamados elfos de otros mundos fantásticos, y una complegidad tal, que es difícil jugarlos en partida, sea un joven elfo silvano, un melancolico Sindar o Un antiguo Noldor (quizás, y mas que ninguno, los noldor).

Entradas populares