El uso de las armaduras en los juegos de rol

Me he decidido a escribir esta entrada, un poco en relación al tema de la narrativa del otro día, pero sin querer basarme en un solo sistema de juego, ya que es algo que en la mayoría de los juegos de rol se aplica, sea su ambientación prerromanica, medieval, actual, futurista o un generó fantástico de esas épocas históricas.



¿Que es una armadura? parece una pregunta inocente, con una respuesta sencilla, ya que seguramente que lo primero que nos vendrá a la cabeza, seria una respuesta similar a: una armadura es un elemento protector que nos podemos "vestir"como protección individual ante el riesgo de heridas durante la lucha. Y no estaría mal definido, pero una armadura es mucho mas, y mas, si tenemos que emular todo lo que significa, y todas sus aplicaciones en la narración de una escena de una partida.

Lo primero que deberíamos tener en cuenta, es conocer que hace realmente una armadura. Algo mas complejo que lo anterior, por que muchos tenemos una idea falsa de la armadura hasta que nos ponemos una, y aun así, el concepto de lo que realmente hace, podría llegar a la controversia entre varios conversadores.

Una armadura, como bien he dicho, es un elemento protector. No estan construidas para entorpecer al portador, aunque evidentemente su peso, y la falta de tecnología de las épocas en las que las construyeron, hacen que su portador sufra algunas incomodidades.
La armadura protege ¿pero de que? bien, es sencillo pero largo de explicar, una armadura no protege de todo, cada armadura tiene unas características que hace que su uso sirva mejor contra un tipo de daños o impactos que contra otros. Y cuando aplicamos las armaduras en los juegos de rol, las reglas tienden a generalizar en exceso a favor de la funcionalidad de las reglas de juego, si no, seria engorroso, lento, difícil de comprender y llevar a juego.

Por ejemplo, la CA de D&D emula que la armadura "evita" que seas impactado, por lo cual, hace que evites el daño. Pero si bien, este concepto hace que las reglas de juego sean sencillas de comprender y aplicar, se queda muy escaso en cuando a simular sus efectividad.
En Pendragón, la armadura tiene un valor de protección que restamos del daño recibido. Es mas, en Pendragon, la armadura nos limita al atacar, y si nos la quitamos, nuestra habilidad de armas se bonifica. Nuevamente, esta característica de las armaduras, aunque es real y funciona perfectamente con las reglas del juego, no alcanza a emular su función real.

Una armadura, y mas un arnes blanco (o armadura completa como nos gusta llamarla a los jugadores de rol), tiene los siguientes efectos:
- Evita el impacto de los golpes gracias a su diseño. Quizás no todas, pero casi todas las piezas metálicas rígidas de una armadura lo hacen (¿nunca os habéis preguntado el por que de esos diseños tan raros de los yelmos?). 
- Amortigua los impactos, absorbiendo el daño por contusión.
- Evita los cortes
- Evita las roturas de huesos
- Evita el daño externo al combate, como "metralla".
- Evita la exposición directa "inicial" a las fuentes energéticas y la temperatura. Aunque si la aplicación de las fuentes energéticas de calor o frío, son duraderas, nos pueden perjudicar en lugar de proteger.

Si quisiera hablar solamente de los efectos y que es una armadura en cuanto al daño, podría terminar, pero,  quiero ir mas allá.

- Da seguridad a su portador. Cuando llevamos una armadura, y más contra mas completa, y mayor protección nos aporte, nos afianza en el valor, ya que la posibilidad de ser dañados disminuye. Esto no se aplicaría en  caso de llevar las armaduras mas sencillas de todas, como cuero blando o un gambeson, pero incluso en esos casos, si las usamos son por algo. Para sentirnos seguros, para evitar riesgos.
- Una armadura, nos puede decir quien es alguien o la importancia de su portador. Usar una armadura, dice cuanto dinero te puedes gastar en tu seguridad. Es decir, cuanto dinero tienes. En la edad media (y en esta denominación, meto a los juegos de fantasía medieval), el dinero estaba en manos de los nobles, la iglesia y los comerciantes, tres clases con mucho poder en esa época.
Si portas una buena armadura indica que "eres alguien", mientras que si usas una armadura pobre, indica que tu posición social no es importante, o incluso estas en lo mas bajo de la escala social.
Esto es complejo, ya que en cada época esto varia... si en el siglo XIII vemos a alguien con una buena loriga de mallas, escudo de armas, yelmo normando, lanza y espada podríamos figurarnos que estamos frente a un caballero. Si prescindiera del escudo de armas, y tan solo portara un escudo sin heráldica, quizás fuera un mercenario. Si su armadura,  estuviera reforzada con un pectoral de brigantina, o de escamas, brazales metálicos, grebas y su yelmo fuera cerrado, seguramente estaríamos delante de un noble con mucho poder y dinero... claro que si estas mismas armaduras, las llevamos 150 años adelante, los nobles llevarían armaduras completas, los caballeros reforzarían sus armaduras con pectorales y piezas metálicas (si es que todavia tenían poder y dinero para permitirse ese equipo y poder entrar en batalla), y muchos soldados portarían cotas de malla o de escamas.
Si retrocedemos al siglo X, quien llevara una simple cota de malla seria alguien con mucho dinero y poder.


Este es un casco real ¿quien creéis que podría poseerlo?
Esto es un aspecto, que normalmente ignoramos en los juegos de rol. En mi opinión, es por que la influencia de la visión de los juegos americanos vence ante nuestro conocimiento de esos datos, y a la vez, nos dejamos llevar por las estadísticas del equipo que usamos.
En la aventura de Asesinato de Puerta de Baldur (que yo sitúo mas en el siglo XV- XVI que en el XIV que oficializa WotC), he tenido que modificar la descripción de todas las armaduras que usa la Guardia de la ciudad y los mercenarios del Puño llameante, ya que cualquier tropa de a pié, llevaba una armadura completa o de placas, algo impensable, de modo que a los soldados de a pie los he equipado con cotas de malla y escudo, que me parece mas coherente.

El poder descriptivo y narrativo de las armaduras es impresionante, pero muchas veces, nos dejamos llevar por el uso de estadísticas.
- Una armadura impresiona. Alguien que porte una buena armadura da miedo. Da miedo, a no ser que nosotros estemos tan bien equipado como nuestro oponente, claro. Incluso, depende del estilo de combate de la época, si prescindimos del uso de un arma defensiva como es el escudo, podríamos decir que estamos sin protección, pero no es el tema del que quiero hablar hoy.
Alguien que entre en combate con una buena armadura contra oponentes carentes de ella, o con armaduras muy inferiores (por ejemplo un oponente que usa un arnés blanco contra oponentes que usan armaduras de cuero o brigantinas), impresionaría a sus oponentes por el hecho del poder de protección de esa armadura. Un guerrero con una armadura de ese tipo podría "descuidar" su defensa, para dedicarse solo al ataque, sobretodo si usa un arma a dos manos como una alabarda, y sus oponentes, no podrían hacer nada para herirle, o mejor dicho, la dificultad para herirle es tan alta, que tienen mas dificultad para encontrar aberturas en su armadura.



¿Para que sirve? ¿Otra pregunta fácil? Este punto es más técnico, y su aplicación en una partida de rol, estadisticamente o en términos de reglas, es imposible o muy difícil de aplicar. Sobretodo en un tiempo, donde el rol, esta simplificando los sistemas de juego a favor de la libertad de narración, mas que apoyarse en reglas complicadas y mecánicas.

Pero básicamente, en mi opinión y experiencia, una armadura debería de aplicar los siguientes factores en el juego.

- Reducción del daño
- Aumenta la capacidad de combate. Que no su habilidad de combate, pero un combatiente mejor protegido, combate con mas efectividad que sin armadura, aunque su habilidad quede disminuida, ya que puede tomar mas riesgos que sin armadura.
- Deflecta los impactos directos
- Evita impactos casuales
- Amortigua los impactos directos

Pero, estos términos son muy generales, de modo que tendríamos que hablar específicamente de cada tipo de armadura, si es que no he complicado el uso de la armadura bastante...
Por ejemplo:
- La cota de malla evita el corte, pero no el impacto de las armas contundentes, pos ello, siempre, siempre, bajo la cota de malla se viste una protección denominada gambeson, que es un abrigo de lino grueso que amortigua los impactos.
 Esta prenda, es la mas básica protección de muchas armaduras, sobretodo las pesadas, y la encontraremos bajo armaduras completas, brigantinas, escamas, cotas de malla...
- Las armaduras blandas, protegen contra los impactos, es decir, los golpes contundentes, pero no contra cortes, y solo un poco contra armas que usan la punta.
- Las armaduras metálicas rígidas protegen contra todo tipo de impactos, tipo cortes, golpes, penetrantes...
- Una de las principales piezas de la armadura, es la protección de la cabeza, ya que los ataques suelen aplicarse mayormente de arriba a abajo, que al contrario.
- No se pueden usar ciertas armas con ciertos tipos de armadura, o dificulta el uso de las mismas. Por ejemplo, alguien protegido con una armadura completa, tiene dificultad al emplear un arco, aunque no tiene tanta dificultad al emplear una ballesta.
Esto, debería contemplarse incluso con ciertos tipos de yelmo, y es que hasta en eso, la ingeniería militar trabajó en esos años.

La verdad es, que mirando todos estos detalles, es casi imposible crear un sistema que simule todo ello a la perfección. Y, si lo consiguiéramos, seguramente seria muy engorroso de usar.



¿Cuales son sus defectos al portar una armadura? No me quiero extender en esto mucho, ya que la entrada me esta quedando mas larga de lo que pretendía, pero no puedo acabar la entrada, sin hablar de ello.

Llevar y usar una armadura tiene consecuencias negativas. La gente suele creer que el principal handicap del uso de  una armadura pesada, es su peso y su incomodidad. Pues no.
Una armadura pesa, si, unos 20 kilos una cota de malla (dependiendo de cual aumenta o disminuye), unos 35 kilos o mas una armadura completa....pero, eso no es tan molesto. Una cota de malla es muy llevadera, se puede rodar por el suelo, dar saltos, escalar, montar a caballo, esprintar, y moverse en sigilo. No impide nada de eso.
Una armadura mas pesada, rígida y completa, tambien permite hace esas cosas, pero, nos limita un poco mas. Por ejemplo, no alcanzaremos tanta velocidad, nuestra maniobravilidad es menor, incluso nuestra habilidad con las armas disminuye (aunque no nuestra capacidad combativa, que aumenta) etc. pero ello no nos impide que no podamos hacer todas las cosas que he mencionado antes, y por supuesto, podemos levantarnos del suelo. Y mas deprisa de lo que os creéis.

¿Cuales son sus inconvenientes pues? tiene muchos, aunque cada armadura tiene los suyos. No es lo mismo los inconvenientes de una cota de malla, que los de una brigantina, que la combinación de ambas, o las de una armadura completa... 
- A pesar que  podamos realizar todas esas maniobras que he nombrado antes, la armadura nos limita un poco el poder realizaras. No nos sentiremos tan "cómodos" al ejecutar esas maniobras.
- El calor, este es seguramente uno de los principales inconvenientes. Y pensad ademas, que la guerra normalmente se hacia en verano, con el buen tiempo y posibilidad de buena logística, mientras que en invierno, se volvía a casa por que el clima, impedía la marcha de tropas, dificultaba la estrategia, etc. Si a esto le sumamos combatir en territorios calurosos como España, Africa, el interior de la selva amazónica, las desérticas llanuras de la península arábiga.... fijaros la importancia de este inconveniente, que la típica sobrevesta que usamos para incorporar el símbolo heráldico que portan nuestros personajes, se creó durante las cruzadas para evitar que el sol, recalentara la armadura metálica de los cruzados que combatían en esas tierras.
- El cansancio. Otro principal, inconveniente, ya que el portar varios kilos durante horas, afecta al cuerpo.
- La incomodidad. No es que sean incomodas para no poder llevar y usar una, pero, evidentemente, una armadura abulta mas que la ropa, y ello, crea una sensación de incomodidad para tareas cotidianas.
- Desequilibrio. Algunas armaduras, incorporan protección metálica para los pies, y ello puede hacernos resbalar en cierto tipo de suelo.
- Ponerse y quitarse la armadura. A diferencia de lo que indica en el manual de D&D, ciertos tipos de armaduras, no es posible quitárselos uno solo, o al menos, en el tiempo que indica... unos minutos ¡Ja!, una cota de malla se puede poner uno solo (aunque mejor si te ayudan), una brigantina necesitas ayuda para abrocharte los cierres y no digamos ya una armadura completa, donde el portador no llega a alcanzar ciertas piezas, o las hebillas de sujeción de la misma. Y aunque las alcanzara, no podría aplicar la presión necesaria para sujetar bien ciertas piezas.
- La percepción. La visión, audición, campo visual... un yelmo que proteja bien, que nos ofrezca una protección casi completa, limita mucho nuestra capacidad sensorial. Y deberemos mover la cabeza para mirar en lugares de nuestro campo visual, que sin yelmo no tendríamos que mover la cabeza. Puede parecer una tontería, pero es una de las coas que mas molesta, otro de los inconvenientes principales. Ya que ademas, si no te orientas en batalla, estas perdido.

La idea de la entrada, no es comenzar un debate sobre como es mejor aplicar todos los efectos descritos de una armadura, si no mas bien, mostrar las características de su empleo. Ya que hay factores implícitos en el uso y posesión de una armadura, a la que apenas le damos importancia, y realmente, tienen mas de la que consideramos.
Todas las ventajas y desventajas, características, virtudes, diferencias de protección, etc de una armadura, puede crear situaciones beneficiosas o perjudiciales para su portador, que cree un momento único en una escena o partida.
Sobretodo, quiero dejar la idea, que una armadura sirve para proteger, no para  hacer mas vulnerable a su portador. Y que, portar una buena armadura, hace mucho mas que proteger. En la edad media, una espada tenia un coste que podríamos comparar al que hoy en día tiene un coche de gama media/ baja. Una buena armadura costaba mucho, mucho mas... imaginaos quien podría tenerla, y las consecuencias de ello.
Por ello, muchos mercenarios, que la guerra era su oficio, mezclaban tipos de diferentes tipos de armaduras, para crear una que se ajustara a sus necesidades.

Entradas populares