La cuantía de la magia en las partidas. Mismo juego, diferente campaña y narrador.

En estos días, que por una parte he terminado como jugador la primera parte de la campaña de Tiranny of Dragons (Hoard of the Dragon Queen), y estoy a punto de terminar Murder in Baldur´s Gate que dirijo a mis jugadores, me estaba dando cuenta, como el mismo juego en diferentes partidas y con diferentes narradores, puede variar tanto el nivel, cantidad y uso de la magia.

Esto supongo que pasará con mas cosas, en todas las mesas de juego, y con diferentes juegos, pero con la nueva edición de D&D, donde se supone que el nivel de magia es menor, y todos los comentarios al respecto por redes sociales, blogs, foros etc, me era imposible pasarlo por alto.
Ademas, es que la diferencia entre una y otra partida es mucha... también hay que decir, que el tipo de partida, la evolución de los personajes, etc, es completamente distinta de la una a la otra, y los DMs, somos también muy diferentes, viniendo de Pathfinder, Herejía, CthulhuTech y otros juegos similares el DM que me narra Hoard of the Dragon Queen, mientras que yo, que en los últimos años he cambiado de tendencias y juegos habituales, soy mas de El Anillo Único, Ars Magica, La llamada de Cthulhu, Mutant Chronicles, Alatriste...
Esto en principio, podría decir mucho o no decir nada, por que todos sabemos, que una cosa es al juego que se juega, y otra, como se juega.

No me he leído Tiranny of the Dragons todavía, para no fastidiar la campaña (aunque no será por falta de ganas, leer la aventura digo, no fastidiar la aventura ^^), pero por los comentarios del DM y otros que he visto por la red, apenas aparecen objetos mágicos en la aventura, cosa que respalda la reducción de magia que parece acompañar la nueva edición del juego.
Tampoco aparece ningún objeto mágico en Murder in Baldur´s Gate, de hecho, no aparece ningún objeto mágico, ni siquiera en posesión de los PNJs mas importantes, a pesar que pertenezcan a organizaciones muy importantes, sean miembros de la iglesia, del ejercito o del Hampa. Organizaciones, que bien podrían por lógica, conseguir algunos bebedizos, o equipo mejorado mágicamente.

El hecho es, que a nivel 7, mi personaje de Tiranny ya tiene una Daga+1, un arco largo +1, 8 flechas +1, un aceite de etereidad y usé una flecha matadragones en el ultimo combate... Y no soy el que mas objetos tiene, ya que han aparecido guanteletes de fuerza de ogro, armaduras de cuero +1, un escudo, anillo y mascara de protección +1, un anillo de estrellas fugaces, un bastón de mago, varias armas +1 o con poderes, docenas de pócimas de curación...

Mientras, en mi partida, con mas o menos el mismo número de sesiones, pero con los personajes de nivel 4 como máximo, la magia que tienen es la que realizan los personajes y unas pocas pócimas de curación (no llegaran a 6), la mayoría compradas en la ultima sesión por que sabían que necesitan pertrecharse adecuadamente. Adicionalmente a eso, les dí un objeto mágico hace unas semanas, para ir equipandolos un poco mejor. Pero como no quería dar el típico objeto +1, les dí una flauta mágica, que para usarla necesitan la competencia de tocar instrumento (flauta) que no tiene ningún personaje, y por supuesto, no saben que es lo que hace todavia, aunque si saben que es mágica. ¿sabéis que hicieron con la flauta? ¿lo adivináis?, Si, eso mismo, se la regalaron a un PNJ que les sirve de escudero...

Todo hay que decir, que no se han enfrentado a los mismos enemigos los personajes de una partida que los de la otra. Mientras en Tiranny nos hemos enfrentado a enemigos muy poderosos, incluyendo una quimera, magos rojos, berserker, y un Dragon Negro de VD 14 en la ultima sesión.  En la partida que dirijo yo, los enfrentamientos han sido tipo duelos con asesinos a sueldo, unas criaturas similares a Dooplenagers, un hombre rata... nada que ver una cosa a la otra.

Objetos mágicos a parte, los conjuros seleccionados por los lanzadores de conjuros de una partida y otra también son muy diferentes. 
En Tiranny of Dragons hay 3 lanzadores de conjuros de los seis personajes que forma el grupo. Un hechicero mago salvaje, un mago evocador, y mi bardo. El mago y el hechicero, se centran en poseer hechizos de combate, casi exclusivamente. Hasta tal punto, que el mago en la sesión pasada, no tenia memorizado un conjuro tan importante como un disipar magia por que se había centrado en los de combate... si que tienen algunos conjuros típicos defensivos, como el Armadura de mago, o Protección contra los elementos, pero poco mas, la mayoría son Orbes cromáticos, Bolas de fuego, Misiles mágicos... Mi personaje, que esta mas limitado a la hora de la elección de conjuros, por ser bardo apenas tienen conjuros defensivos u ofensivos, pero tienen la posibilidad de escoger conjuros útiles en otras ocasiones que no sean el combate, y entre mi lista de conjuros, están el Curar heridas, Invisibilidad, Silencio, Disipar magia, Comprender lenguajes... conjuros que tan solo he podido usar unas pocas veces, por que al no existir clérigo en el grupo, parezco la chica de la cruz roja... Pero que cuando he tenido oportunidad, esos conjuros han cambiado la visión de nuestros problemas. Mis dos únicos conjuros ofensivos son el Onda atronadora de nivel 1 y el Burla cruel de nivel 0, que no se si he usado 1 ó 2 veces en toda la campaña.
Por la parte que toca a la partida de Murder in Baldur´s Gate, hay un clérigo y un Mago adivino (¿adivino? si, adivino, y muy útil, por cierto). Los conjuros del clérigo son estándar, curar heridas sobretodo, la verdad es que no ha usado mucho la magia, pero en la ultima sesión, se memorizaba un Zona de verdad para hacer cantar a cierto mago...
El adivino por su parte, aunque siempre tiene un Imagen múltiple y unos Proyectiles mágicos por si acaso, lleva memorizados o tiene en su libro de conjuros hechizos como Leer pensamientos, Detectar magia, un conjuro para cambiar un texto escrito, etc.




Las utilidades de los conjuros, y la forma de usaros en una partida u en otra, son la noche y el día. En Tiranny, pensamos principalmente en atacar y defender (excepto yo, por mi limitación de conjuros), mientras que en Baldur´s Gate, tienen en mente la búsqueda de la utilidad en diferentes ocasiones, es decir, ser mas versatiles.

Es evidente que la trama y la forma de una aventura y la otra, no tiene nada que ver, e influye en la toma de decisiones a la hora de ofrecer objetos mágicos, o memorizarlos en el día a día, pero aún así, como DM y jugador, no puedo sino comparar las grandes diferencias que existen entre ellas. Divertidas ambas, pero de diferente manera.

De todas formas, yo siempre he sido muy especialico a la hora de dar objetos mágicos a mis jugadores. Ya no solo ahora, con la nueva forma de juego de la nueva edición de D&D. Siempre me ha gustado que cuando los personajes, recibieran un objeto mágico, no fuera una cosa banal, un sumando mas a la cuenta de los bonos de habilidad, o se incluyera en la colección de armas mágicas del personaje.
La forma de magia que me gusta, es la que aparece en los libros de literatura fantástica, la Narsil (o Anduril) de Aragorn, o Frodo con su  Dardo. Mata conejos de Tass, la vara de los dioses de Goldmoon, o la dragonlance de Laurana. La Stormbringer de Elric... Objetos, que por si solos, pueden contarte una historia. Objetos, que los personajes  y jugadores valoran, y no están esperando a que el DM saque un nuevo objeto mágico de poder superior.
Supongo, que esto es mi visión y forma de juego particular, pero ¿sabéis que?, disfruto como un enano con zapatos nuevos, cuando mis jugadores descubren el gran poder que alberga el objeto mágico que poseían desde hace tanto tiempo y no conocian, adquiriendo el conocimiento de su poder después de tanto tiempo, o cuando por fin, tras muchos meses de aventuras, investigaciones y esfuerzos han logrado crear el bastón de sanación que tanto necesitaban, o descubrir, una vieja reliquia perteneciente a un antiguo Rey, en una tumba escondida en medio de la jungla... Esa sensación, me anima mucho mas que el ver en mi ficha de personaje un montón de sumandos que hinchan las características o habilidades de mi personaje. 

Será que me hago viejo, o que soy un clásico...

Entradas populares