Pueblos de la Tierra Media: Los Orientales

El enemigo mas común y conocido de la Tierra Media tanto en los libros, partidas de rol o las películas, son los orcos, pero, no son los únicos que crean problemas en este lugar, ni los únicos que estan al servicio del señor oscuro.

Grupos de hombres, ya ayudaron a Morgoth en la guerra contra los elfos en la Primera Edad del Sol, y luego engrosaron la filas de los ejércitos de Sauron en sus guerras contra Gondor y los elfos. También, por supuesto, hicieron la guerra por su cuenta, atacando las fronteras de Rohan, o las de los reinos del norte como Valle.

¿Pero quienes son, y de donde provienen estos hombres y por que estan del lado de los poderes oscuros de la Tierra Media?

En la primera Edad del Sol, todos los hombres aparecieron primero en las regiones orientales de la Tierra Media. Algunos se dirigieron hace el oeste, pero los que se quedaron en el este vivieron bajo la tenebrosa sombra de Melkor y se volvieron malvados. Estas gentes se llamaron los Orientales, y su país era Rhûn.

Transcurrido algún tiempo, algunos de estos hombres dejaron el este y se dirigieron a las tierras de los elfos de Beleriand. Estos Orientales eran un pueblo bajo de estatura, robustos de fuertes miembros, piel atezada y ojos y cabellos oscuros. Demostraron no ser de fiar y en la guerra, traicionaron a sus aliados elfos en favor de la causa de Morgoth.
Son pocos los nombres de esta raza que quedan en las historias, pero Ulfang
 el Negro, y sus hijos Ulfast, Ulworth y Uldor ganaron fama por cometer la mayor traición. Ulfang y su pueblo, se instalaron en Thargelion y se mantuvieron aislados de los habitantes de la región, aunque tenían tratos con los Hijos de Fëanor especialmente con Caranthir que reinaba en esa región. Los elfos, les pidieron ayuda para combatir a Morgoth y acudieron a la batalla como aliados. Pero, en la batalla de las lagrima innumerables, Ulfang y su gente, se volvieron contra sus aliados elfos en medio del combate y los atacaron por la espalda. A merced a esta acción cambió el rumbo de la batalla, y los elfos fueron derrotados.
Sin embargo, no todos los Orientales eran infieles, y uno llamado Bor
 se instaló con su pueblo en Himring y en Lothlann. El Hijo de Fëanor, Maedhros, tomo a muchos hombres de este grupo a su servicio y les permitió morar en esas tierras.  Bor, con sus hijos Borlad, Borlach y Borthand, lucharon noblemente hasta la muerte y junto a los elfos en aquella edad.



Después de la batalla, los Orientales que sirvieron a Morgoth fueron confinados en Hithlum, donde desposaron algunas de las mujeres supervivientes de los Edain y esclavizaron al resto de los Edain y de los Elfos.
A partir de entonces, el pueblo de los Orientales mantuvo su alianza con Morgoth o con su poderoso siervo Sauron, y siempre fue a la guerra contra los nobles descendientes de los Edain. Durante las Edades del Sol, los Orientales se convirtieron en una confederación de muchos reinos y razas. 

En la
Tercera Edad, muchos Orientales salieron de Rhûn. Entre ellos, se encontraban los feroces Balchoth y los guerreros que montaban en carros, los Aurigas
En el suplemento del MERP, Dagorlad y las ciénagas de los muertos, hablan de un tercer grupo de orientales llamados Asdriags, pero no se si este grupo es creación a propósito del juego de rol, o realmente Tolkien habló de ellos en alguna ocasión.
Estos pueblos, habitan en las regiones que hacen frontera con Gondor, Dorwinion y los reinos del norte, extendiéndose hacia el sur y el este, hasta llegar a Harad, y Khand. Suelen ser pueblos nómadas, o al menos, esta es la figura mas representativa y conocida de ellos. Viviendo de la caza, la fabricación de objetos de cuero, el comercio y el saqueo.


Cumpliendo ordenes de Sauron, los Orientales enviaron soldados a la Guerra del Anillo. En los campos de Pelennor, incontables compañías de Orientales que lucharon con ferocidad y murieron. Otros hallaron su fin cuando se echó abajo la Puerta Negra, y el reino de Saron, Mordor, fue destruido.

La Guerra del Anillo, significó el fin del dominio que el Poder Oscuro tenia sobre los Orientales, de manera que, cuando el Rey Elessar fue coronado en Gondor, y en la Cuarta Edad marchó a Rhûn, los Orientales pidieron la paz. Elessar se la concedió y durante muchos años después de aquel tratado hubo paz en las regiones occidentales y en las tierras de Harad y Rhûn.

No hay que confundir a los Orientales con los Haradrim, pese a que posiblemente posean sangre del grupo de los Orientales. Los haradrim son los hombres que habitan en la región del lejano o cercano Harad, normalmente con la piel mas oscura (sobretodo los del lejano Harad, que se dice que tienen la piel negra), y visten ropajes de colores muy llamativos. Los haradrim son conocidos por usar en batalla a monstruosas bestias conocidas como Mumakil.
 Tampoco hay que confundirlos con los Variag, pueblo muy distinto, y que se supone que posee  mezcla de sangre Edain por sus venas, pese a servir a Sauron. Los variags, tienen la piel algo mas clara, son grandes con grandes barbas y hachas, y entran en la guerra con ferocidad. Este grupo, aunque aliado en varias ocasiones con los orientales, vive en la región de Khand, al sur de Mordor
Por ultimo, tampoco hay que emparentar a los Orientales con los hombres que viven alrededor del  mar de Rhûn, la región de Dorwinion. Hay poca documentación sobre este pueblo, pero a pesar que con el tiempo y la mezcla de linajes, es muy posible que posean sangre oriental, el linaje original de los Dorwinions proviene de los hombres del norte, al igual que los habitantes de los reinos de Valle, los hombres del bosque, los beornidas incluso los rohirrim. El dato mas conocido de este grupo, es su fama por crear un exótico y valorado vino, que incluso el Rey Thranduil encargaba para su consumo. 

Entradas populares