¿Que nos aporta el rol?

Supongo que no soy el primero que se lo pregunta.

¿Que nos ofrece el rol? ¿que es lo que nos da para que un pequeño grupo de practicantes de este ocio sigamos con el mismo tantos años? ¿que nos aporta?  ¿que conseguimos con ello?

Si jugamos a futbol o baloncesto, o cualquier deporte en general, podemos decir que practicarlo nos mantiene en forma, que es bueno para la salud, que es una escusa para ver a los amigotes en la pachanga del domingo por la mañana, que esta bien visto por la sociedad, que te hace sentir joven,  que nos sentimos bien cuando ganamos un partido o superamos a los demás (o nuestros propios limites). Es decir, hay cosas que esa practica nos aporta, tanto física como mental y socialmente.
Si jugamos a ajedrez, la gente nos vería como gente inteligente. A la gente que practica el ajedrez, se les ve así, es un "deporte" duro, donde hay que pasar muchas, muchas horas jugando partida tras partida, estudiando técnicas, movimientos. Eso, nos lleva a desarrollar nuestra capacidad mental, y por ello está bien visto por la sociedad.
Si practicamos artes marciales, aprendemos a defendernos, nos mantenemos en forma, en algunas ocasiones nos encontramos espiritualmente con nosotros mismos, podemos tener la satisfacción de vencer en competiciones y en torneos, la gente mira con respeto a los practicantes de artes marciales por que los ve como gente dura, preparada para el peligro, que se sabría defender en un momento dado, incluso defender a los demás. La sociedad tambien los mira con buen ojo.



Pero, nosotros jugamos a rol (bueno, podemos practicar adicionalmente alguna de las anteriores u otras aficiones), y eso,  en general, no esta bien visto por la sociedad. En nuestros pequeños círculos, debatimos, hablamos y defendemos nuestra afición. Que es estimulante, que ayuda a abrirnos socialmente, que se aprenden cosas nuevas, que nos impulsa a leer, incluso a aprender idiomas, que es educativo... pero la gente no ve eso. La gente, fuera de nuestros círculos, ve que estamos jugando y jugar es cosa de niños ¡También juegan los del ajedrez!, ya, pero no es lo mismo, los del ajedrez son tíos listos. ¡También juegan los del fútbol y baloncesto! ya, pero esos practican un deporte, tu y yo, estamos jugando, no sacamos nada de provecho, no te mantienes en forma, solo nos juntamos una tarde o noche junto a varias personas mas y nos pasamos horas hablando, comiendo guarradas y recreando situaciones que solo se le ocurren a los enfermos, los locos y a los escritores de guiones de películas..., y cuando salimos de donde sea, seguimos hablando de los sucesos que acaban de ocurrir en nuestra imaginación, o de naves espaciales, jedis, enanos, elfos y otras cosas infantiles....¿A alguien le suena esto?

Siempre me ha dado la sensación, que en este país, un tanto retrogrado en muchos aspectos, esta afición no cala. No se admite que jugar, no es solo cosa de niños.
"Uno no deja de jugar por que se hace viejo, sino que se hace viejo por que deja de jugar" o algo así...
Con el tiempo todo esta cambiando, claro, pero a los de mi generación, o a los que empezaron antes que yo, este sentimiento, ese complejo cuando te llaman "crío" con tus treinta años pasados, fastidia, cansa...

Realizamos nuestras obligaciones, pagamos nuestras deudas hipotecarias, vamos al trabajo responsablemente,  realizamos las tareas del hogar , jugamos con nuestros hijos, y, en nuestros pocos ratos libres, leemos, o buscamos hueco (si se puede) en la tarde/ noche del viernes, el sábado o el domingo para juntarnos con nuestros colegas a  jugar nuestra partida de rol.

Cuando llega el momento de independizarte con una pareja la cosa se pone difícil, por que evidentemente, el tiempo libre tienes que compartirlo con esa persona y el tiempo que queda para el rol es cada vez menor. Y la cosa se complica más cuando llega el primer hijo, y ya no cuento nada si viene el segundo...



Pero, a pesar de apenas tener tiempo con tanta obligación familiar, paternal, marital, social, con el trabajo... tratamos de sacar un rato para leer manuales, literatura relacionada con la afición, preparar la siguiente sesión, currarnos un historial para el próximo personaje, investigar, documentarte o buscar información para preparar la próxima campaña, buscar recursos de juego en la red, y por supuesto, lograr juntarnos con el grupo de juego para seguir la campaña de turno,  sea una vez a la semana o una vez al mes... y la gente, nuestras parejas, amigos, padres, cuando ven el tiempo que empleamos en crear esas aventuras va y te sueltan ¿te debes aburrir mucho o tener mucho tiempo libre...! para matarlos... Nos quitamos horas de sueño, después de hacer todo lo que debemos hacer para tener un rato de descanso y emplearlo en nuestro ocio, durmiendo mal y poco, pero dando el callo como el que mas al día siguiente ¿por que no te callas?

Por eso, si cada vez nos cuesta mas sacar tiempo para emplear en la afición, si la sociedad nos mira mal por ello (no solo por el asesinato del rol, eso lo dejo de lado), si no que además cuando la gente sabe que practicas los juegos de rol, lo primero que les viene a la cabeza es que eres un Friki (con desprecio), y nuestros padres a pesar cumplir con tus responsabilidades como adulto, nos siguen diciendo que eso es cosa de niños.... ¿por que seguimos con esta afición? ¿que es lo que tiene para que sigamos con ello, día tras día, año tras año con nuestro tiempo libre cada vez mas menguante?

Jugar a rol habitualmente tiene grandes y multiples beneficios. Sociales (pues lo practicas con gente), mentales, comunicativos, culturales, de compresión, idiomas... pero en algunas ocasiones, practicarlo parece una obsesión. Parece como si cerráramos los ojos, y siguiéramos adelante a pesar de la tormenta que esta cayendo alrededor. En ocasiones pienso que es como una droga, no podemos pasar sin nuestra dosis de rol diaria... somos roladictos... 
Nos reunimos en clubes, o en redes sociales para reunirnos con gente que no conocemos, y que posiblemente estén a cientos de kilómetros de distancia (si no mas), por que buscamos un lazo de unión con alguien con quien podamos compartir nuestras ideas, nuestras inquietudes, que nos comprenda, y valore lo que haces, lo que escribes, o buscando apoyo en conceptos que no entiendes.

Hay gente, como yo, que llevamos en esta afición más de la mitad de nuestras vidas. Con el tiempo, te planteas si no es el momento de dejarlo, si empleas demasiado tiempo en ello, si estas obsesionado, o te gastas mucho dinero comprando material rolero… 
Te planteas, por que sigues con lo mismo que hace 20 años y que es lo que te aporta. Si sigues jugando para alimentar tu EGO, para ver la cara de satisfacción de tus jugadores partida tras partida, para desconectar del mundano y banal mundo en el que vivimos, para dar rienda a la imaginación, para evitar dejar de ser un poco niño.
Pero en mi opinión es mucho mas, es dejarse llevar, conocer gente nueva, volver a ver a  gente que conociste en el pasado, o no perder la relación con la gente que conoces desde hace mucho tiempo, es el pacer de crear, de vivir otras vidas, de escribir un libro que solo tu y tus jugadores vais a leer, de escapar…



En ocasiones pienso que estoy loco. Siempre he dicho que el rol me ha ofrecido mucho en la vida, por que yo era un niño muy tímido e introvertido, y gracias a unirme a un club de rol me desinhibí, me abrí al mundo exterior y hoy en día, soy el que soy. La gente que me conoce hoy en día, nunca podría decir que soy tímido.
A partir de entonces, conocí a gente excepcional, amigos, conocidos, gente de toda la geografía española, incluso a mi mujer… pero realmente ¿eso me lo ha ofrecido el rol, o solo fue una herramienta? ¿quizás fueron el resto de miembros del club quien me ayudara a no ser tan tímido?. Recuerdo una anecdota en una madrugada tras volver de farra en la que volviamos tres amigos roleros. Uno de ellos dijo que los tres teniamos 15 en Carisma, pero con modificadores por circunstancia diferentes.  Uno de ellos tenia un modificador de +2 adicional con las chicas, pues era un rompecorazones. El que hablaba decia tener Carisma 15, sin modificadores. Mientras que yo, era muy agradable y simpatico, pero como era tan timido tenia un modificador de -2 con desconocidos...

Pero si solo fuera eso… mi interés por la historia vino a partir del rol, y leer textos y textos documentándome sobre una y otra cosa para hacer partidas y campañas, hasta el punto que pasé algún tiempo realizando y escenificando actividades en ferias medievales con grupos e recreación medieval, aprendí esgrima histórica, e incluso llegue a impartir algunas clases entre círculos poco entendidos.
Mi nivel de ingles mejoró del que nos enseñaban en EGB o FP, ya que era bastante pobre.
He viajado y conocido a mucha gente de otras comunidades, con la que sigo manteniendo relación a pesar del tiempo, y tratamos de visitarnos siempre que es posible…

Es decir, el rol, y hablando genéricamente, nos ofrece: 
- mejorar nuestras capacidades sociales
- practicar idiomas extranjeros (básicamente ingles, pero incluso japones o chino...)
- diversión
- aprender historia o ciencia (depende de los gustos de cada uno), básicamente, cultura.
- aficionarnos a leer
- conocer gente
- crear amistades
- a trabajar en equipo
- a desarrollar ideas propias
- capacidad de resolver conflictos y problemas
- nos da confianza en nosotros mismos

¿Es esto lo que nos ofrece el rol? ¿hay mas? ¿o realmente no tiene nada que ver? Por que una cosa es las virtudes que tiene esta afición nuestra, y atra, o que nos aporta personalmente a cada uno, independientemente. Quizá no sea lo mismo para unos u otros y a cada uno, nos porte algo diferente... Sea lo que sea, es curioso que, pasados tantos años, el interés por la afición no mengüe a pesar del escaso tiempo.  


Entradas populares