La religión en la Tierra Media

Una de las cosas que eché en falta en al manual de El Anillo Único fue referencia a los Valar y el resto de "panteón" religioso presente en la obra del profesor Tolkien. Y me resulta curioso, ya que la religiosidad forma una importante parte de toda su obra, incluso dicho por el mismo en una entrevista a un periodista.
El periodista en cuestión, le preguntó sobre el tema religioso en su obra, a lo que Tolkien respondió, que toda su obra trataba sobre la religión.


Incluso en ese juego al que muchos ahora (y antes) decíamos que no reflejaba el espíritu de la Tierra Media, que es el El señor de los anillos el juego de la Tierra Media (Merp), explicaba no se si con veracidad o no, quienes eran los Valar, y como las diferentes culturas los adoraban de una manera u otra. Una de las cosas que me sigue gustando de ese manual, es como describen a las culturas, quizás no sea veraz, pero es un ejemplo de como habrían de describir las culturas en otros juegos.

La religión en la obra de Tolkien, aunque muy presente, no es algo fácil de explicar. Queda reflejada sobretodo en el Silmarillion, donde describen la creación del mundo (una clara referencia al Génesis del antiguo testamento), la creación de los espíritus llamados los "Ainur" (los sagrados), que incluyen a los  "Valar" (los poderes), y los "Maiar". Estos seres, similares en algunos aspectos a la jerarquía angelical de las religiones que se basan en el antiguo testamento, son en realidad mucho mas "adorados" y tratados que el propio creador del mundo, Eru (el único) Ilúvatar  (padre de todos), al que solo parecen rendir homenaje los propios Ainur, los elfos y los numeroneanos.
Se sabe por el silmarillion y los cuentos inconclusos, que en la gran Isla de Numenor, existía un templo a Eru, antes que este destruyera la isla, por el atrevimiento de los hombre de tratar de alcanzar las sagradas tierras de Valinor. En cambio, ni enanos, ni hobbits, ni orcos ni otra clase de seres, parecen reconocerlo como el creador (por parte de los enanos es lógico, claro), ni parecen conocer su existencia.
De hecho, las intervenciones de Erü en Arda, son mínimas una vez creado en mundo, pero todas de gran importancia, como la destrucción de Numenor y la separación de las Tierras Imperecederas del mundo físico.



Varda

Otra forma (y lugar), en la que queda reflejada la religiosidad, en el libro el señor de los anillos, donde en varias ocasiones varios personajes claman voces a "Elbereth (reina de las estrellas) Gilthoniel" (Iluminadora de estrellas) en forma de un poema, que se va recitando hasta en tres ocasiones a lo largo de las paginas del libro. El poema, esta dedicado a "Varda" (la exaltada) una de las Valar, pero en su nombre en lengua sindarín.


El poema, o una parte del mismo es el siguiente:

A Elbereth! Gilthoniel!               ¡O Elbereth! ¡Prendedora de estrellas! 
silivren penna míriel                  blanca deslumbrante, bajando, centelleando como una joya, 
o menel aglar elenath!              ¡la gloria de la hueste celestial! 
Na-chaered palan-díriel           Habiendo mirado fijamente lejos 
o galadhremmin ennorath,    desde las tierras tejidas de árboles de la  Tierra Media, 
Fanuilos, le linnathon               a vos, La Eternamente Blanca, te cantaré, 
nef aear, sí nef aearon!             desde este lado de la mar, ¡acá en este lado del océano!

Este canto ofrecido a la Reina de los Valar, es recitado por los elfos mientras marchan a los Puertos grises, como una plegaria de protección durante el tiempo que dura su viaje a las Tierras Imperecederas.
No es el único, y los que hayáis leído la obra del profesor Tolkien, recordareis incomprensibles poemas en élfico, o quizás traducidos con rima forzada en castellano, como "El lamento de Galadriel", mas conocida como "Namarië" (adiós).
También Frodo, en su trayecto hasta Mordor, clama a Elbereth sujetando firmemente en su mano el regalo de la Dama Galadriel implorando protección, a lo que Ella La araña huye por el poder que esa "invocación" crea.


El Rey de los Noldor Fingolfin combate contra Melkor

Curiosamente, puede que el Valar mas conocido, al menos por los lectores de los libros, sea "Melkor" (el que se alza en el poder), el enemigo, el mas poderoso de los Ainur, y quien se reveló contra sus hermanos, y el mandato de Eru Ilúvatar, y combatido y maldecido, causante de grandes males, y adorado por orcos, trolls, y otros seres formados por sus artes corruptoras. Seguido por "Sauron" (el aborrecido), ya que son los seres que antagonizan gran parte de la obra.
Se conoce que estos maia, son adorados por los orcos, trolls y otras criaturas de naturaleza malvada, incluso por los hombres, en regiones como Harad, Khand u otras tierras del este y el sur, donde el señor oscuro poseía mas influencia.


Pero como ocurre con el noroeste de la Tierra Media, no se describe la adoración de estos entes, no se conoce una iglesia, un culto, tradiciones, ofrendas, sacrificios... quizás en las cartas de Tolkien se diga algo, pero en lo que son los libros mas comunes de los aficionados (El señor de los anillos, Silmarillion, El Hobbit, y los cuentos inconclusos), no aparece nada. Y por eso, tampoco es de extrañar que en el manual de El Anillo Único, tampoco aparezcan referencias, pero, ya que han desarrollado mas ciertas partes geográficas y políticas del mundo, podían haber descrito tambien esta parte de la cultiura de los pueblos que habitan las regiones de juego.

Por ultimo, creo que la ultima referencia "religiosa" que aparece en el libro, son la figura de los Balrog y los Dragones, como enemigos definitivos de los pueblos libres. El Dragón, es una figura usada en la biblia, como exterminador y enemigo del hombre. Un ser serpentino que refleja la codicia, la falsedad, la destrucción... virtudes contrarias a las enaltecidas en el antiguo testamento.
Los Balrog por su parte, son un claro reflejo a los demonios. Poderosos seres de espeluznante aspecto, que se revelaron en el pasado y ahora siguen en su empeño de combatir y destruir a los enemigos de su amo. Los Balrog, al contrario que los dragones, orcos y trolls, no son una forma corrupta de otros seres, deformados por Morgoth, sino que pertenecen a los Ainur, como el propio Melkpor y Sauron. De hecho, pertenecen a la misma escala de poder que Sauron, e incluso que Tom BombadilGandalf y el resto de Istari. Los Balrog son Maia, con todas sus consecuencias. La aparición de  estos seres, es un reflejo mas de la tradición católica que profesaba J.R.R.Tolkien, que representa la maldad, la corrupción, la rebelión contra Dios... son un claro reflejo de los ángeles caídos que siguieron a Lucifer (en el que Melkor encuentra su base), en la lucha contra Dios siguiendo al ángel mas poderoso de todos en su desafío a Dios, por creerse mas poderoso que el mismo creador (de que me suena eso...)



Eru y los Ainur creando Arda


Así pues, aunque nos parezca raro, y sobretodo si lo comparamos con juegos o universos como D&D, donde los dioses son abundantes, con cultos jerarquizados y bien organizados, panteones divinos reconocidos y multitud de adoradores, nos encontramos con un universo, donde aunque la existencia de un Dios es reconocida en las obras, no se le rinde culto por los seres que ha creado, solo por los Ainur.
Y los Ainur, de los que se sabe que son adorados por otros seres, no se hace referencia a la forma en que son adorados. No se habla de sus cultos, o si los hay, tan solo encontramos ciertas referencias de practicas eventuales realizadas por los elfos en torno a Manwë, y Oröme, y sobretodo Varda.


Esto, me da posibilidad para realizar otra entrada, y explayarme describiendo a los Ainur, y la forma en que podrían ser adorados, que ritos podrían realizarse en su honor, sus representantes, y por supuesto, quienes son y cueles son sus "ámbitos" de poder.

Entradas populares