Pueblos de la Tierra Media: Los Ainur II (Valar II)

Aunque los Aratar (de los que ya hablé en esta entrada), son considerados los mas poderosos e influyentes de los Valar, 6 poderosos espíritus Ainur mas acompañaron a estos en su retirada a EA, el mundo creado por los Ainur en la Gran Canción, y hecho materia por Eru Iluvatar.
Estos otros Valar suelen ser menos conocidos que los anteriores, aunque sus poderes, serian similares a los Aratar, de hecho, sus proezas, en algunas ocasiones, superan a las de sus mas "poderosos" "hermanos".

En esta entrada pues, hablaré de los restantes Valar que quedan del "panteon" de la Tierra Media. Vana, la siempre joven;  Vairë, la tejedora; Lorien, Señor de los sueños; Estë, la Sanadora; Tulkas, el Campeón; y Nessa, la bailarina. 

Estë:
Llamada la sanadora y su nombre, significa "descanso", aunque en muchas plegarias, la gente la llama "la gentil". Estë vive en la Isla de Estë, en el centro del lago Lórellin de Valinor.
Esta casada con Lorien, el Señor de los sueños, y sus ropajes son de color gris, y el sueño reparador, es el don que ofrece a los mortales.

Me resulta curioso, que este ámbito no se encuentre entre los poderes de los Aratar, pero hay que recordar que esto es la Tierra Media, y no D&D, por lo que ámbitos de poder como este, no tienen por que representar que contra mayor cantidad de plegarias reciban los Valar, mas poderosos son, ya que sus posiciones, sus ocupaciones y que ocupaciones en el engranaje del mundo, ya esta definidos.
Aun así, La gentil, debería ser conocida y adorada por todos los seres de la Tierra, en algunas ocasiones incluso por aquellos que sirvan a la sombra, aunque con otro nombre.
Su adoración, no debería ser formal, sino a modo de ofrendas y rezos en ocasiones puntuales.


Lorien:
El Señor de los sueños, cuyo nombre significa "país de los sueños",  que es tambien el nombre de sus dominios, formados por los jardines dorados en las Tierras Imperecederas, donde los Valar, Maiar y eldar, acuden para restaurar física y espiritualmente sus poderes.
En el centro de su jardín, se encuentra el Lago Lorellin, donde se encuentra la isla de Estë.
A pesar de ser generalmente conocido como Lorien, el verdadero nombre de este Vala es Irmo, que significa "anhelante" o "Señor de los deseos".
Irmo es el marido de Estë, y hermano menor de de Namo, y Nienna.

El donde Irmo es sutil, y realmente creo que pocos buscaran la adoración de este Vala, a parte de nombrarlo para desear un buen descanso. A parte de ello, Irmo influye en la imaginación, la inspiración, el deseo y la esperanza.

Nessa:
Esta Vala es la menos poderosa de este grupo, su nombre no esta claro que significa, ya que no se sabe si es un arcanismo del lenguaje elfico, o si pertenecer al lenguaje usado por los Valar, ero es apodada "la bailarina", por que es su modo de influenciar al mundo y sus seres para que sean alegres, es la danza.
Nessa es hermana de Oromë, y esposa de Tulkas. Tulkas y Nessa, son los únicos Valar que se casaron en Ea, por lo que son llamados Indis novia y Ender novio.
Nessa, es un poderoso espíritu del bosque que ama a toda la fauna de Arda, los cuales se refugian en ella buscando protección en el espíritu del bosque  que es, y los venados son sagrados para ella.
Es ágil y rápida como los venados y su esposo Tulkas y pasa gran cantidad de tiempo bailando sobre los pastos de fresca hierba verde de Valinor preparados por su hermano Oromë.

La adoración de esta Vala es complicada, y creo que solo será adorada y se le entregaran ofrendas en zonas salvajes, donde la civilización este alejada, como en los pueblos de los hombres del bosque, como una especie de espíritu benefactor del bosque. Los numeroneanos de Numenor, nombraron como Nessamelda a una especie  de arboles fragantes que existían en su isla.



Tulkas:
Llamado "el luchador" o "el campeón" o como Astaldo, que significa "el valiente". Fue el ultimo de los Valar en llegar a Arda, cuya llegada fue durante la batalla de los poderes,  cuentan, que Melkor huyo acobardado al oírlo llegar con su fuerte risa y profunda cólera, provocando un fuerte odio del Vala oscuro hacia Tulkas.

Tulkas siempre ríe, en la lucha o en el juego (se cuenta que se rió en la cara de Melkor durante las guerras de los Valar). Ama la lucha y los torneos de fuerza, y dicen que corre mas que cualquier otra criatura terrestre, nunca se cansaba y que por eso nunca montaba a caballo.
Su barba y cabellos son dorados  y su piel rojiza, siempre esta alegre y es de cólera lenta, pero nunca olvida una afrenta. Es el marido de Nessa la Bailarina, por lo que lo llaman Ender novio.

Tulkas es el mejor luchador de los Valar, y no emplea armas en el combate, por que sus manos son mas duras que cualquier acero. Ha vencido o hecho huir a Melkor en varias ocasiones y en la tercera batalla de los poderes, consiguió vencer a Melkor y encadenarlo con la cadena Angainor.
La devoción por los numeroneanos hacia Tulkas era fuerte, ya que ese pueblo siempre ha sentido predilección por la fuerza ante otras opciones. Este reflejo, se puede encontrar en la tercera edad del mundo en las sociedades numeroneanas existentes, como los corsarios, numeroneanos negros o Gondor, aunque quizás no tanto entre los exiliados de Arnor, cuyo reino se dedicó a fines mas políticos, artísticos, científicos y políticos.
No seria de extrañar pues, encontrar celebraciones, concursos, torneos y otras ocasiones donde este Vala fuera venerado, no solo entre los descendientes de Numenor, sino entre cualquier otra cultura, como los dunlendinos, ronhirrim, eradorianos... y su oraciones en batalla, o antes de la lucha, deberían ser comunes, así como quizás algún santuario o estatuas en fortalezas.


Vairë:
Vairë, también llamada “la Tejedora", es esposa de Námo y en Arda vive con él en las Estancias de Mandos, donde se dedica a tejer el transcurrir del tiempo. Sus tapices decoran las Estancias y a su esposo le sirven de ayuda para juzgar el destino de las almas.
Es una de la Valier menos importantes. Tolkien la describe en el Valaquenta, pero ya no vuelve a tomar parte en la historia.

“Vairë la Tejedora teje todas las cosas que han sido alguna vez en el Tiempo en tramas de historias, y las estancias de Mandos, más amplias a medida que transcurren las edades, se adornan con ellas.”
Los dones de Vairë son inciertos. El destino, es algo implícito en la obra de Tolkien y el destino es siempre termino, a pesar de ser aceptado, o tratador de oponerse a el, como hizo Turín Turambar. Por ello, no creo que exista ningún tipo de clero, ni siquiera devoción hacia a ella, a parte de ruegos para que el futuro sea propicio.


Vana:
Vána, también llamada la Siempre Joven, es esposa de Oromë el Cazador, y hermana menor de Yavanna. Vána es una palabra quenya que significa “Belleza”. En quenya antiguo o vanyarin su nombre era Wána; en sindarin antiguo, Bana; y en sindarin moderno Gwann. La palabra quenya Vána está relacionada con otras como vanya o vanima, que significan “bella”. No es de extrañar pues, que sea la Vala más hermosa de todas.
Vana vive en jardines llenos de flores doradas y va a menudo a los bosques de su esposo Oromë.
Melian la Maia fue sirvienta de Vana, antes de viajar hasta Endor y dar a luz a 
Lúthien, la más bella de todos los Hijos de Ilúvatar que han sido o que serán.
Otra de sus sirvientes fue Arien, la Maia encargada de guiar la Barca del Sol, y que en los días de los Arboles había cuidado de las flores de oro de los jardines de Vána, regándolas con el rocío de Laurelin.
También se cuenta que Oromë lanzó una cuerda hecha con los cabellos de Vána y bañada en la luz del caldero Kulullin, desde Taniquetil hasta Kalormë, creando el Arco Iris o Ilweran, el Puente del Cielo.
Esta es otra Vala, que por sus dones banales y poco útiles, quizás no debiera ser adorada, pero dejémonos de engaños, tanto a hombres, enanos, medianos o elfos, la  belleza es algo importante, y, aunque no exista un culto formal hacia Vána, seguro que las madres realizan ofrendas para que sus hijas sean hermosas, permanecer bella durante muchos años, o estar radiante el día de la boda.


Con estos seis espíritus, termino de hablar de los Valar. Como habéis podido observar, estos últimos son los menos importantes de todos ellos, y los menos conocidos, pero no por ello, no deban de ser adorados de alguna forma, sobre todo Tulkas o quizás Estë. Pero todos erllos, seguro recibirán algún tipo de ofrenda u oración en momentos destacados, aunque no generalmente como seria con los Aratar.

Entradas populares