Pueblos de la Tierra Media: Los Ainur III (Maiar)

Con esta entrada, terminaré el ciclo del que hablo de los Ainur, con el que me he extendido ya bastante.

Estos poderosos espíritus al servicio de los Valar, los ayudan y sirven para sus fines. No suelen recibir adoración, exceptuando a Sauron y algunos de estos espíritus que tienen mas importancia que otros, y puede que por equivocación, y a alguno de los poderoso espíritus que se hayan quedado en la Tierra Media en lugar de vivir en Aman, al confundirlo los lugareños con apariciones de los Valar o algo similar. Este ultimo caso, es lo que me dice la lógica y es invención totalmente mía.


Pero, ¿quienes eran estos poderosos espíritus, quien son y que es lo que hacen?


Cuando Eru Iluvatar creó el mundo, los Ainur salieron de los Palacios intemporales y entraron en el nuevo mundo, Arda. En los Palacios intemporales, los Ainur no tenían forma, pero dentro de las esferas del mundo adoptaron diferentes y variadas apariencias. Estos eran los poderes de Arda, y los mas importantes de ellos fueron los Valar. Los Ainur menores, eran una multitud que recibía el nombre de Maiar, y eran los servidores de los Valar.
Aunque eran muchos los Maiar dentro de las Tierras Imperecederas, pocos son nombrados en las historias de los hombres, por que los asuntos de estos espíritus, siempre estuvieron relacionados con los Valar.

El mas poderoso de los Maiar es Eönwë, el Heraldo de Manwe.
La fuerza de Eönwë en el combate puede compararse incluso con la de los Valar, y el sonido de sus trompetas llena de terror a todos sus enemigos, por que tras su sonido se acerca el ejercito de los Valar.

Ilmarë, quien lanza jabalinas de luz desde el cielo nocturno, es la principal doncella entre los Maiar, y tambien la Dama de Varda, la Reina de las estrellas.

Arien, el espíritu de fuego, es la mas adorada por los hombres. Es ella la que guía la trayectoria del Sol. Y tal como viaja por el día Arien, por la noche lo hace Tilion, el cazador del arco de plata, quien transporta el recipiente de la Luna, que fue la ultima flor que dio Telperion, el árbol plateado de Valinor.

Los Maiar Ossë y Uinen, son siervos de Ulmo, el Señor de los Océanos, y son conocidos por todos aquellos que navegan los mares.
Ossë es el Señor de las olas de Belegaer, el Mar Occidental y el arte de la construcción de barcos.

Todos los marinos lo temían, al contrario que a su esposa Uinen, la Señora de las Calmas, y solo ella podía calmar sus furias coléricas y su caracter salvaje.


De todas las historias de los Maiar, quizá sea la de Melian la mas extraña, pues sirvió a Vana y a Estë en Valinor, pero en las Edades de las Estrellas, viajó a la Tierra Media. Allí en los bosques  de Beleriand conoció al Señor Elwë Singollo, y se casó con el.
Esta es la única unión entre un elfo y un Ainur, y durante cuatro largas edades de las Estrellas y una del Sol, Melian fue reina de los elfos grises y esposa de Elwë, quien fue llamado Thingol Mantogris. Pero de manera trágica, Thingol fue asesinado y Melian se envolvió en su pena y regresó a Valinor.
La importancia de Melian es mas de la que parece, ya que de esta unión, nació Luthien, quien se enamoró de un humano, Beren, y sus proezas se cuentan en el Silmarillión, robando un Silmaril de la corona del propio Morgoth... 

Fueron muchos los espíritus fuertes y bondadosos que habitaron la Tierra Media. Es posible que sean Maiar como Melian, pero no puede saberse con certeza.
El principal fue aquel a quien los elfos llaman Iarwain Benadar, los enanos lo llaman Forn, para los hombres Oraldo y los hobbits, lo conocen como Tom Bombadil.

Tenia apariencia de un hombre bajo y robusto, con ojos azules, colorados, y barba castaña. Siempre esta cantando y habla en rimas y era el señor absoluto del Bosque viejo.
En el Bosque viejo tambien habitan otros espíritus que podrían haber sido siervos del Vala Ulmo. Uno de ellos es la mujer del río Tornasauce, y otra es su hija, Baya de Oro, quien es la esposa de Tom Bombadil, y se describe con cabellos dorados y tan hermosa como una reina de los elfos, sus vestidos son verdes y plateados y sus zapatos como de escamas de peces. Su canto era igual al de los pájaros.


Al final del primer milenio de la Tercera Edad, llegaron a la Tierra Media cinco Maiar con el aspecto de hombres ancianos, con barbas blancas y largas, capas de viajero, un sombrero puntiagudo y un bastón. Estos eran los Istari, a quien los hombres llamaron Magos.
Estos espíritus, tenían una misión muy concreta, encomendada por los Valar, ayudar a los hombres a vencer a Sauron por siempre jamas, pero no todos ellos tuvieron éxito.
No de todos ellos se puede encontrar información, al menos mucha, y ademas, son personajes tan interesantes y con tanta historia, que hablaré de ellos mas adelante, quizás con una entrada para cada uno. Pero si diré sus nombres, ya que la mayoría son ampliamente conocidos y aparecen en la historia de El señor de los Anillos, estos son Saruman el blanco, el líder del concilio blanco y de los Istari por sus conocimientos y sabiduría; Radagast el Pardo, quien es un experto en la flora y fauna de Endor; Allatar y Pallando, mas conocidos como los Magos azules; y Gandalf, quien tuvo muchos nombres y fue el único, que permaneció fiel a la misión.

Pero, por mucha o poca importancia y conocidos sean, todos han marcado la Tierra Media de algún modo, y se dice que los Magos azules, fueron fuente de cultos secretos seguidos y adorados por los hombres en el este de Endor.

No todos los Maiar son espíritus buenos. Muchos conocemos la corrupción de Saruman, pero muchos otros fueron corrompidos en los albores del tiempo por Melkor. Entre ellos destacaban los Balrogs, que en otro tiempo, habían sido brillantes espíritus igneos, pero que se deformaron mostruosamente hasta tener un aspecto demoniaco a causa del odio y la ira.
Uno de esos espíritus, tomó la forma de una gigantesca araña y terrible, llamada Ungoliat. Este abominable ser, devoraba la luz y vomitaba oscuridad y tejia una tela negra de no luz, que nada podía penetrar.



Los vampiros y licantropos, tambien pudieron ser espíritus Maiar en sus inicios. Aunque es poco conocido, Sauron, fue su líder durante mucho tiempo, y era capaz de transformarse en vampiro o lobo a voluntad.
De los Vampiros, solo se nombra a Thuringwethil, la Dama de las Sombras, y de la gran hueste de licantropos, solo destaca Draugluin, que se nombra como padre y señor de toda la prole.


Por supuesto, Sauron, el aborrecido, es el mas conocido de los Maiar que siguieron a Melkor, y que después, ocupó su lugar como Señor de la Sombra, que en un principio, había sido un siervo de Aulë, el herrero.
Sauron sobrevivió a la derrota de su señor en la Primera edad, y reapareció en la Segunda Edad con aspecto hermoso y utilizando el hombre de Annatar, el dador de os dones. Al final, cuando se convirtió en el Señor de los Anillos, su espíritu maligno se reveló.
Su cuerpo, fue destruido tras la caída de Númenor, y a partir de ese momento, solo fue capaz de tomar la apariencia de un ser terrible, la de un guerrero con una oscura armadura. Pero incluso esta forma, fue destruida al finalizar la Segundad Edad, en la Batalla de la Ultima Alianza.
Sin embargo, su poder era tan grande, que sobrevivió como un poderoso espíritu que tomo la forma de un ojo sin parpado, gracias a que parte de su poder, se encontraba en el Anillo Único, y por ello fue finalmente vencido, cuando el anillo fue destruido.

Como se puede ver, solo se conocen a unos pocos de los servidores de los Valar, aquellos que aparecen en las historias, o han realizado o participación en algún hecho importante.
Su adoración es mucho menor que la de los valar, pero no son desconocidos, y en ocasiones, se podría encontrar similitudes como con los arcángeles del Dios del antiguo Testamento, o con Hermes de la mitología griega, como en la figura de Eönwë .

Sauron evidentemente, podríamos compararlos con las figuras demoníacas, por su facilidad de palabra, mentira, engaño y confrontación con los poderes divinos.
Y por ultimo, tendríamos a figuras con Baya de Oro y Tom Bombadil, que se podrían relacionar con el paganismo, y que quizás, pudieran ser adorados de formas similares.

Entradas populares