Debatir de los juegos de rol con sus autores

Escribo esta entrada, sin intencionalidad alguna, ni resentimiento (faltaría mas), por cierto suceso en un comentario en Google+, cuando se trataba sobre la aplicación de los escudos y daño por flechas en el sistema Hitos.

En el hilo, diferentes jugadores planteábamos posibles formas de afrontar ese "dilema", unos aplicando modificadores (que el juego parece querer evitar), y otros con ideas de aplicación de aspectos. Pasado un tiempo apareció  Ivan Sanchez (uno de los autores del reglamento) con una interpretación propia (y yo creo que mas fiel a la mecánica del juego, y a la idea que los autores tienen del mismo), y aportando su propia propuesta de aplicar los escudos. Propuesta que a mi no me resultó lógica, y la rebatí aportando explicaciones.
Ante mi respuesta, Dani Yimbo (Del canal El Solitario) hizo una apreciación a mi "bizarria", al estar rebatiendo el reglamento con uno de los creadores del juego (que no es la primera vez que lo hago).

En primer lugar, quiero dejar claro, que la entrada la hago no por el debate, si no por que mi respuesta a Ivan pareció algo inusual (que no digo que lo sea), es decir, decirle a un autor que se esta equivocando, o en este caso, que la aplicación de lo que propone (en mi opinión), no era correcta.
En ningún momento hubo flame, malos rollos, discusiones ni nada por el estilo, y espero que nadie se tomara mal mis exposiciones (del mismo modo que espero que quedase claro, que yo tampoco me sentí molesto en ningún momento ¿por que iba a estarlo?).


Imagen prestada de el Mundo Roleplay
El caso es, que muchas veces se ha comentado, que Internet (y google+ en particular), es una gran oportunidad para que jugadores de rol, editores y autores se acerquen, y se abra debate, pero en la conversación me pareció entender, que eso de rebatirle las reglas a un autor, no era frecuente... (y básicamente, después de dar todo este rodeo, es el tema que quiero tratar y no nada relacionada con la aplicación de reglas).

Es evidente, que nadie mejor que un autor va ha saber guiarnos, en la aplicación de las reglas del juego que el mismo ha creado. El autor, tiene en su cabeza una aplicación del sistema, el por qué de las mecánicas de juego empleadas, la forma de dirigir y redirigir reglas y mecánicas, etc. Pero, como personas humanas (todos lo somos), podemos equivocarnos, o simplemente tener visiones diferentes de la aplicación de reglas y conceptos de juego (vamos, que como siempre se ha dicho, las reglas son una guía y no las tablas de la ley), y es posible que alguien que no pertenezca al grupo de creadores de ese juego, pueda aportar ideas para mejorarlo (buenas o malas).
Esto en si, es algo que ocurre constantemente. Jugadores de todos los juegos publicados o no publicados, hemos creado reglas caseras para adaptarlo a nuestros gustos o necesidades. Yo mismo he hecho algunas modificaciones para el combate de EAU e incluso Hitos (y bueno adD&D, pero esas no las he subido a la red, y andan perdidas en viejos cuadernos polvorientos dentro de un armario), y mis aportaciones, son irrisorias con los cientos de miles de documentos que se pueden encontrar hoy en día en la red (algunos con una calidad increíble).


Pero lo que en este caso parece que sorprende, es que rebata de forma pública la forma de aplicar esa "necesidad de juego" (que es el uso del escudo), al autor. Es decir, alabamos la grandeza de la red por poder acercarnos a los autores y editores, pero sorprende que alguien no esté de acuerdo con el autor cuando surge una duda, y le rebata de forma pública su visión de la aplicación de esa necesidad en concreto.
Las redes sociales y las comunidades de internet, no deben estar ahí para tener como contacto a fulanito o menganito, y poder fardar de "¡¡Que guay ha aceptado Ricard Ibañez mi solicitud de amistad!!", si no para poder acercarnos unos a otros, para poder parlamentar e intercambiar opiniones. 

Normalmente, los autores, van a exponer sus puntos de vista según la visión que tienen de su juego (cosa evidente), y van a ser los que mejor nos pueden ayudar  a la hora de las dudas, o situaciones no aclaradas en los manuales.
Esto no quiere decir, que podamos no estar de acuerdo con ellos, su visión, y exponerlo abiertamente (con respeto, civismo y educación, por supuesto). Aunque si ellos dicen algo, es mas que probable que sea por un motivo, y no por que si... y ya, si no por un motivo que se supone podrán aclarar.



Pero no hay que tener miedo a expresar lo que opinamos. La red está para eso, no solo para trolear. Hablar, debatir, comentar, y poner puntos de vista en común o no tan en común.
Que no haya miedo, que las palabras surjan, y los oídos escuchen, recapacitemos, leamos, entendamos, y expongamos para mejorar.


Además, pensad lo siguiente. Cada vez mas y más, se realizan mesas redondas donde se invita a autores y editoriales, para hablar de diversos contenidos sobre rol. ¿Son estos los únicos momentos para poder hablar de tu a tu con un autor? ¿por que debería ser así teniendo una herramienta como son las redes sociales e internet en general? ¿o es que se busca que estos momentos, sean los únicos para poder acercarnos unos y otros?

Un autor no es Dios, y los jugadores no somos trols sedientos de crear flames (al menos no siempre ^^). Un juego de rol, no es algo rígido que no deba ni pueda cambiarse, si no que como el lenguaje, es algo vivo, que cambia y varia dependiendo de quien lo use y como.
Hay una verdad no escrita, y es que cuando un manual de rol cae en manos de su propietario, ese juego es suyo y deja de pertenecer un poco al autor. Y aunque es cierto que es natural que pidamos su ayuda y opinión (pues ellos son los padres de la criatura), no debemos tener miedo a pensar por nosotros mismos, y hacerla crecer y crecer hasta amoldarla a nuestro gusto. Muchos juegos de rol, son más grandes y mejores debido a las creaciones de los jugadores, mas que las de sus propios creadores.

Entradas populares