Lugares de Reinos Olvidados: Aguas Profundas

Desde el inicio de las publicaciones de material de Reinos Olvidados, Aguasprofundas es una de las mas impresionantes ciudades, uno de los núcleos de poder y civilización mas grandes de todo Toril.
En esta ciudad han ocurrido grandes hechos y aventuras, así como las mas perversas traiciones y catástrofes, una referencia a la mas grande las las ciudades, donde los nobles y mercaderes comercian constantemente, donde se pueden encontrar los mas grandes lujos, donde todo lo que se quiera vender o comprar, encontrará su comprador o vendedor si se acuerda un precio. Su arquitectura, sus habitantes (algunos de ellos muy famosos, o parte de la leyenda), y las maravillas que se pueden encontrar en esta ciudad, la han hecho merecedora del sobrenombre "La ciudad de las maravillas".


Aguasprofundas, se puede comparar con la Roma Imperial con sus casi tres millones de habitantes, o la Córdoba medieval con su mas de medio millón de habitantes. Lugares donde ademas de riquezas, se podía encontrar todo tipo de gente, religiones, cultura, diversión, música, libros, eruditos...



Pocos conocen la verdadera historia de esta gran ciudad, cuyo origen se remonta más de un milenio, cuando el Norte hacía verdadero honor al nombre que por entonces le daban despectivamente los pueblos del Sur: el “Salvaje Norte”. Hace unos 1.000 años, aparecieron granjas permanentes en la zona. En los inicios de su creación, en los orígenes mas primitivos y humildes de tan grandiosa ciudad,  Aguas Profundas era utilizada como lugar para actividades comerciales entre las tribus del norte y los mercaderes del sur hace más de dos milenios. 

LOS SEÑORES DE LA GUERRA

La primera mención que se hace de Aguas Profundas  se remonta a hace sólo 400 años. A lo largo de los años, debido a la tala de árboles, la zona de bosque fue retrocediendo paulatinamente tierra adentro y las tribus comenzaron a quedarse allí la mayor parte del año, cultivando la zona desarbolada. Las tribus más astutas reclamaron sus derechos y adquirieron el control de parte de la madera con el fin de comerciar para obtener más armas y herramientas. Tales reclamaciones enfurecieron a muchos que veían cómo estos intrusos se enriquecían gracias a sus frecuentes relaciones comerciales, lo que provocó una serie de ataques por mar y tierra por parte de tribus más guerreras que degollaron a los colonos más sedentarios que se habían asentado allí. De entre estas tribus, destacaba la acaudillada por Nimoar, déspota que ordenaba a su gente apropiarse de granjas, embarcaderos, barracones comerciales y graneros construidos alrededor de la bahía. Se asentaron allí y edificaron una empalizada de madera rodeada de un foso de tierra para proteger sus botines. Tras una serie de frustradas incursiones tribales y piratas, la gente de Nimoar prosperó en su nuevo asentamiento conocido como el “pueblo de Aguas Profundas”.
En esa época las tribus de orcos se extendieron por la superficie de la tierra, dirigiéndose hacia el sur y descendiendo de las montañas, lanzando sus aparentemente interminables ejércitos contra todo aquello que se interponía en su camino. Algún que otro enclave de elfos se resistió, pero este desplazamiento hacia el sur obligó a muchos habitantes del norte a trasladarse, incluyendo a los “sempiternos” (trols) que descendieron a las tierras recientemente desarboladas situadas al noreste del Fuerte de Nimoar, hoy en día conocidas como el Páramo de los Trols.
Durante una década, se produjeron numerosas batallas sangrientas entre hombres y trolls, hasta que la magia de un joven del norte llamado Ahghairon cambió el curso de la guerra en contra de los trols, quedando los “sempiternos” destruidos o esparcidos. Ahghairon adquirió paulatinamente a lo largo de los años más habilidades y poder, hasta que llegó a convertirse en un gran mago. Descubrió una serie de pociones para la longevidad, y así siguió viviendo década tras década en plena forma física.   

Temiendo más ataques, los hombres de Aguas Profundas erigieron una pequeña torre en las colinas del Monte Aguas Profundas, situado por encima de sus granjas, desde donde podían lanzar flechas de fuego para defenderse de los ataques de los trols. Muchas tribus remotas, que habían venido al asentamiento para protegerse de los trols, se quedaron y ampliaron los muros en varias ocasiones con nuevas granjas. Los Señores de la Guerra gobernaban la Ciudad Libre de Aguas Profundas, manteniéndola independiente y cada vez más próspera con el paso del tiempo.

LOS SEÑORES DE AGUASPROFUNDAS

La ciudad se fundó como una empresa próspera allá por el 1032 CV, año en que Ahghairon se convirtió en primer Señor de Aguas Profundas.
Cuando ya había cumplido 112 inviernos, Ahghairon tuvo grandes desavenencias con Ráurlor, en aquel entonces Señor de la Guerra de Aguas Profundas. Ráurlor pretendía aprovecharse de la riqueza adquirida por la ciudad y de su potente fuerza armada para crear un imperio en el norte del que Aguas Profundas sería la capital y él mismo su gobernante. Con este propósito, Ráurlor reunió a sus ejércitos. Ahghairon lo desafió ante todo el pueblo y Raurlor ordenó que encadenaran al mago. Pero Ahghairon combatió contra Raurlor envenenándolo al convertir la propia espada del Señor de la guerra en una vivora que mordió a su dueño. Tras el combate, Ahghairon ocupó el asiento, se autoproclamó como primer Señor de Aguas Profundas y dijo que a partir de aquel momento la sabiduría y no la fuerza armada reinaría en la ciudad. Nombraría a algunos ciudadanos Señores para que gobernasen junto a él en secreto, de tal forma que cuando apareciesen ante los demás ciudadanos nadie conociese su identidad. Gozarían de la misma autoridad que él y no estarían sometidos a ningún tipo de coacción, ni siquiera de su parte. Estos Señores procederían de todos los estratos sociales de la ciudad y podrían ejercer el cargo el tiempo que deseasen.   
Los ciudadanos estuvieron conformes y durante dos siglos Ahghairon reinó en Aguas Profundas junto a los Señores desconocidos. A lo largo de los años, los Señores enmascarados constituían un grupo de cinco, seis o siete miembros que apenas hacían acto de presencia ni declaración alguna. Se murmuraba que eran los sirvientes de Ahghairon o que incluso eran autómatas mágicos bajo las órdenes del Viejo Mago. A pesar de todo, la justicia de Ahghairon era rápida y ecuánime, sus leyes eficientes y su escolta amable e igualmente dispuesta tanto para prestar ayuda como para asegurar el cumplimiento de las leyes. Así pues, todos los ciudadanos estaban satisfechos. Fueron años de paz y prosperidad. 
La ciudad creció tanto, que en el 1248 CV se habían formado la Ciudad de los Muertos y los gremios.   




Los caminos construidos bajo el mandato de Ahghairon sirvieron para comunicar toda la región, desde las ruinas del “Reino Caído”, que habían sido destruidas por los ataques de diversas razas de trasgos antes de que la presencia de los humanos llegara a ser numerosa en el norte, hasta las ciudades que más tarde se convertirían en Amn. Aguas Profundas se multiplicó por cinco tanto en tamaño como en riqueza. Atraídas por el dinero, las gentes de otros reinos empezaron a venir a la “Corona del Norte” y entre ellos muchos ladrones, estafadores y rufianes. De pequeños hurtos se pasó a grandes estafas realizadas por impostores que se hacían pasar por artesanos. Cuando estas noticias llegaron a oídos de Ahghairon, éste convocó una reunión de todos los mercaderes más antiguos, llamados “los Nobles”, y les propuso que formaran gremios tal como se hacía en el lejano sur para vigilar a los posibles impostores de cada profesión.
Inmediatamente se crearon los gremios y Aguas Profundas siguió creciendo y prosperando. Las murallas de la ciudad se duplicaron en extensión. Los mercaderes viajaban por todo el mundo y traían consigo bienes exóticos de tierras lejanas a la vez que iban extendiendo la fama de la riqueza de la ciudad por aquellos confines. En el sur, muchos aguardaban el momento de conquistar, o al menos saquear, estas tierras, pero en esos tiempos de conflicto generalizado, las espadas escaseaban y no aparecieron invasores.   


Con el tiempo, la salud de Ahghairon empeoró y murió. Fue enterrado con gran fastuosidad en su torre, protegida contra locos y ladrones. Aquéllos que conocían el secreto de las artes del Viejo Mago protegieron su casa y su última morada utilizando la magia más poderosa conocida hasta el momento.  

EL SANGRIENTO REINADO DE LOS LIDERES DE LOS GREMIOS
Cuando los Jefes de los Gremios se enzarzaron en discusiones sobre quién debía gobernar la Ciudad, se produjo un gran alboroto y más de uno de los mercaderes más poderosos murió asesinado. En las calles aparecieron grupos de esbirros uniformados y ostensiblemente armados que escoltaban a sus maestros. Entre altercados, negociaciones y algún duelo ocasional en plena calle transcurrieron dos meses muy conflictivos. Por fin, decidieron que todos los Jefes debían gobernar Aguas Profundas de forma conjunta a través de un consejo. Los nobles de menor rango y muchos ciudadanos protestaron, argumentando que los Señores habían gobernado por derecho propio y por el consentimiento del pueblo, pero ante esto, los Jefes de los Gremios contestaron que los Señores no habían sido vistos desde la muerte de Ahghairon y que, seguramente, siempre habían sido gólems o zombis bajo las órdenes del propio Ahghairon a fin de ocultar su dominio totalitario. De hecho, los Señores permanecían ocultos y en silencio, y así continuaban.  
En realidad, los Señores eran hombres y mujeres de carne y hueso cuyas identidades habían quedado comprometidas a lo largo de los años por culpa de ciertos extraños Jefes de los Gremios que habían ordenado su ejecución a los propios sirvientes de los Señores tras la muerte de Ahghairon. Los únicos Señores que habían logrado sobrevivir fueron Beron, un carpintero, y Shilarn, una aprendiz de mago, que se mantenían ocultos y a la espera. Los Jefes de los Gremios pensaron que todos los Señores de la Ciudad habían sido eliminados y tomaron el poder con mano firme en Aguas Profundas.  
Los Jefes de los Gremios gobernaron en Aguas Profundas sólo durante seis años, hasta que las disputas provocadas por su codicia desembocaron en un derramamiento de sangre. Las reyertas y algunos asesinatos dieron paso rápidamente a una serie de refriegas callejeras y ataques a medianoche, breves pero virulentos. Este conflicto, con frecuencia referido por los sabios como “Guerras Gremiales”, provocó la muerte de todos los Jefes de los Gremios a excepción de dos, así como la inactividad de los mejores pensadores de la ciudad, el despilfarro o saqueo de gran parte del oro de la ciudad y la confusión de los gremios.   
Lhorar Gildeggh, Jefe de los Navieros, y Ehlemm Zoar, Jefe de los Engastadores, fueron los únicos Jefes de los Gremios que sobrevivieron.
Se establecieron dos tronos en el Castillo de Aguas Profundas, pero ambos siguieron sosteniendo feroces discusiones sobre cualquier asunto y la Ciudad se convirtió en un lugar de tensión y miedo. Todos los asuntos, incluso el reconocimiento de los nuevos Jefes de los Gremios para gobernar a los gremios que carecían de cabeza representativa, tenían que presentarse ante los dos Señores Consejeros, como se llamaba a Lhorar y Ehlemm. Pocas cuestiones fueron resueltas en este período.  


EL RETORNO DE LOS SEÑORES

Un día se presentaron en las Cortes de los Señores Consejeros dos personas enmascaradas y vestidas como los Señores de Aguas Profundas de antaño. Nadie sabía a ciencia cierta de dónde procedían, pero aparecieron en la Gran Sala del castillo donde estaban las Cortes y ordenaron a los Señores Consejeros que abandonaran la ciudad en ese mismo instante. Riendo, los Señores Consejeros se negaron y el más bajo de los intrusos enmascarados (la dama Shilarn, aprendiza de Ahghairon y heredera no declarada al cargo de primer Señor de la Ciudad) los atacó con rayos y fuego, que derribaron y destruyeron sus tronos.  
El más alto de los dos intrusos (Beron) exigió la presencia de los representantes de las estirpes nobles para antes del anochecer o, de lo contrario, deberían abandonar la ciudad de inmediato. Todos los presentes en las Cortes escucharon y la voz se corrió como la pólvora por las calles de la ciudad.   
Los nobles supervivientes se presentaron de mala gana y escoltados en previsión de que este llamamiento fuera una trampa. Beron se dirigió a ellos y a la multitud de ciudadanos curiosos que también había acudido y les dijo: “Este incidente no debe volver a repetirse”. Asimismo, les advirtió de que si querían que Aguas Profundas volviera a ser un lugar seguro, deberían apoyar sus planes, tal como habían hecho en el pasado con Ahghairon. Ambos nombrarían a unos Señores y gobernarían en secreto, al igual que antes, a excepción de él mismo. Y acto seguido, se quitó la máscara y dijo: “Yo soy Beron. Seré vuestro Señor como lo fue Ahghairon. De nuevo, estaré seguro en mi ciudad”. Y los ciudadanos de Aguas Profundas allí reunidos mostraron su conformidad. Shilarn, aún enmascarada, ordenó que se declararan proscritas las estirpes de los dos Señores Consejeros. La multitud protestó y ella alzó las manos que antes habían destruido los tronos acallando a la multitud. Las estirpes de Gildeggh y Zoar fueron proscritas.
La paz volvió a la ciudad y los habitantes de Aguas Profundas a sus labores. Con el fin de evitar el posible descubrimiento de la identidad de los Señores, Beron eligió a una serie de hombres con carácter de su confianza y los nombró Consejeros bajo el mandato de los Señores, para juzgar y aplicar las leyes de Aguas Profundas en los asuntos cotidianos. Asignó a los Consejeros un sueldo elevado para alejarlos de la tentación y ofreció asilo a aquéllos que temían por su seguridad viviendo entre el pueblo. Explicó a los ciudadanos que el hecho de ejercer un alto cargo constituía una gran responsabilidad y no un arrogante abuso de autoridad y que aquéllos que no desearan seguir desempeñando su cargo no debían ser objeto de denigración por ello, sino tratados con el debido respeto. Por encima de los Consejeros, los Señores ocupaban su puesto en la Corte. Su función era la de corregir o anular los juicios pronunciados por los Consejeros. Beron dijo a los ciudadanos que nadie debería criticar o despreciar ninguno de los juicios emitidos por los Consejeros que los Señores hubiesen estimado oportunos alterar o revocar. Si alguien tenía una mala opinión de los cargos como tales o de aquéllos que los desempeñaban, podían volver a los tiempos en que cada uno se tomaba la justicia por su mano y perecer como lo habían hecho sus antecesores. Beron incitó a los ciudadanos a que hicieran uso de su derecho a expresarse libremente ante la Corte de los Señores en el plazo previsto por la ley, sin temor a ser castigados o censurados por ello con tal de que hablasen abiertamente y respondiesen a las preguntas formuladas o planteasen sus puntos de vista. Así pues, declaró que allí sólo se atenderían las reclamaciones del pueblo, por insignificante que fuera la naturaleza del asunto o la extracción social del reclamante. Y así fue. Transcurrió mucho tiempo hasta que los ciudadanos llegaron a apreciar el valor de la justicia y el sistema judicial se consolidara, pero éste perduró más allá de los tiempos de Beeron y Shilarn e incluso más allá de los tiempos de su hija Lhestyn “La Dama Enmascarada”, esposa de Zelphar Arunsun de Noyvern y madre de Khelben “Vara Negra” Arunsun, uno de los Señores de Aguas Profundas que conocía los secretos de la longevidad al igual que Ahghairon. Con el paso del tiempo, Aguas Profundas ha crecido en tamaño y diversidad, con un gran florecimiento gracias al buen comercio bajo la tolerancia y protección de un gobierno eficiente y un sistema de defensa fuerte. Los años transcurrieron sin problemas, desde la Guerra de los Dioses, hasta episodios tan insólitos como el de un dragón verde atacando el Campo del Triunfo. Pero aún así, la ciudad y sus habitantes lograron sobrevivir y vencer todas las adversidades.
La Alianza de los Señores, cuyo centro es Aguas Profundas, asegura una protección constante a todos los asentamientos situados al norte de la Costa de la Espada y en el interior. Aunque equiparable a otros lugares por su tamaño y actividad comercial, ninguna otra ciudad de los Reinos se puede comparar a la más absoluta diversidad de vida y experiencias encontradas en la bella Aguas Profundas, Corona del Norte, Ciudad de Esplendores


Los dungeons de Bajomontaña ubicados debajo de la ciudad son un objetivo popular para los aventureros, que disfrutan las inmediaciones de los principales templos y tabernas de la ciudad donde la ayuda podría ser comprada a través de donaciones.

La plaga de conjuros afectó a la ciudad menos que a otras, y su poder e influencia continuó casi intacto. Los efectos fueron menores, pero no significa que no hubiera. La ciudad resultó salpicada por zonas de plaga de conjuros, se levantaron motas flotantes, la caballería de hipogrifos que patrullaba la ciudad fue destruida...

Después de la Plaga de Conjuros perdió su título de la más importante e influyente de la ciudad de Faerûn a favor de Puerta de Baldur, que ha crecido hasta igualar la población de Aguas Profundas, y duplicar su tamaño.

Durante The sundering, la ciudad ha vuelto a un estado similar a el tiempo anterior de la plaga de conjuros. Todavía quedan resquicios de poder de la plaga, pero son menores.
Los señores gobiernan la ciudad a pesar que Khondar Naomal intentó sustituir
 a los señores de Aguasprofundas, creando un grupo de señores formado por magos.

Durante Tiranía de dragones, la ciudad fue el lugar elegido para que el cónclave de señores que luchaban contra el Culto de Dragón se reunieran. Durante el tiempo que duró el conflicto, asistieron eminentes señores y representantes como Ulder Ravengard, Comandante del Puño Llameante y representante de Puerta de Baldur (y sospecho que uno de los cuatro grandes Duques); Lord Arthagast Ulbrinter, cuya villa en el interior de la ciudad, fue asaltada durante los meses que duró  la crisis por el Culto del Dragón, y su paradero actual es desconocido; Lord Dagult Neverember, el señor público de la ciudad; Lady Laeral Manoargentea, El embajador Connerad Brawnanvil del Salón de Mithril; El Rey Melandrach del Bosque de la niebla; Taern "Thunderspell" hoja de cuerno, de la Marca Argentea; Sir Isteval, un caballero del Dragón Purpura de Cormyr; y representantes de los Arpistas, los Señores de la alianza, la Orden del guantelete, el Enclave esmeralda y los Zhentarim.

GOBIERNO
Aguas Profundas esta gobernada por un consejo cuyos miembros, en su mayoría, tienen una identidad secreta. Estos Señores de Aguas Profundas mantienen ocultas sus identidades tras máscaras mágicas, de modo que la verdadera identidad de (la mayoría) de ellos no es conocida. El tema de la identidad de los señores se convirtió en un tema de conversación frecuente entre los círculos nobiliarios, y algunos consideran un juego descubrir la identidad de los Señores.
El actual Señor público (descubierto) de la ciudad es Lady Laeral Manoargentea, después que Lord Dagult Neverember renunciara en el año 1489 CV  a esa posición (durante el evento Tyranny of the Dragons), para dedicarse por completo a gobernar la ciudad de Neverwinter como Lord protector, de la que llevaba mucho tiempo invirtiendo parte de su fortuna para restaurar la ciudad.

COMERCIO
A partir aproximadamente del 1370 CV , se importó piedra de Mirabar través de Luskan para su uso en la construcción. Que tras haber sido transportada mágicamente, este es un proceso costoso.
Alrededor del 1374 CV, durante el final de otoño, los carros y carretas  de los mercados como proveedores extranjeros con mercancías acumuladas,  intentan vender tanto como sea posible antes de volver a casa para el invierno. Esta era una práctica ignorado por la Guardia y los gremios.

Desde Aguas Profundas comienzan varias rutas comerciales:

El largo camino, la ruta comercial hacia el interior hacia el norte.
La carretera alta, las rutas comerciales costeras del norte.
El Camino del Comercio, la ruta comercial hacia el sur.




DEFENSA Y JUSTICIA
Aguas Profundas mantiene dos fuerzas armadas separadas, la Guardia y los Vigilantes. La Guardia de la Ciudad sirve como el ejercito de Aguas Profundas como miembros de las  guarniciones, patrullas los caminos, guardaespaldas y custodios de las puertas.
Los Vigilantes sirven como fuerza policial, capturando a criminales y manteniendo el orden.


Aguas Profundas tiene fuertes muros que protegen ataques desde tierra, y está protegida en parte por el monte Aguas Profundas en el lado mar. El Monte Aguas Profundas tiene torres de vigilancia y las posiciones defensivas, y esta patrullada por unidades especiales de guardia que vuelan en hipogrifos, llamada la La caballería de los hipogrifos. Esta unidad de la Guardia, fue desmantelada durante la época de la Plaga de conjuros, pero, las ultimas referencia encontradas, me hacen pensar que durante The Sundering, ha vuelto a formarse. De modo que sus caballeros montados sobre hipogrifos, vuelven a sobrevolar la ciudad buscando amenazas que quieran destruir la ciudad.
 Aparte de esto, Aguas Profundas se beneficia de una gran población nativa de las clases de aventureros, que suelen estar más que dispuestos a hacer frente a cualquier malhechor que amenaza su ciudad natal. A menudo, la defensa mas poderosa de la Ciudad de los Esplendores, proviene de esos aventureros.


Por ultimo, otra sección de la Guardia llamada La Guardia marina(o naval), se encarga de la protección de la ciudad por mar.

La justicia de Aguas Profundas está dirigida por los Magistrados (según creo 20), quien dirigen los tribunales comunes de la ciudad. Estos Túnicas negras, como se les llama a menudo, estan facultados para dictar sentencias. Están siempre acompañados por seis miembros de la Guardia. Las personas declaradas culpables podrían apelar a la Corte del Señor,  donde los casos mas graves se escuchan en público. Las personas que intentan llevar hasta la Corte del Señor casos frívolos, pueden enfrentarse a multas más severas que si aceptan la decisión de un magistrado.

OTRAS FACCIONES


Se dice que los señores de Aguas Profundas, gobiernan la ciudad, pero esto no es exactamente cierto. En la practica, hay una serie de  facciones que componen Aguas Profundas. La más notable es la de los Gremios. Poderosas organizaciones mercantiles y artesanales que controlan gran parte de la sangre vital de la ciudad.  Pero nadie quiere que esos días regresen.

La segunda facción de Aguas Profundas más importante es la nobleza local, que consta de 76 familias con diferentes grados de poder. La mayoría podrían rastrear sus líneas familiares hasta antes de la fundación de la propia Aguas Profundas. Muchos nombres poderosos salieron de Aguas Profundas, incluyendo el Amcathras, los Cassalanters, ricos prestamistas ricos, así como los Wands, una familia de poderosos magos poderosos y nobles.

En tercer lugar, una clase mercantil ascendente existió separada de los Gremios. Estos fueron los caravaneros y barcos mercantes, y utilizaron Aguas Profundas como destino de sus bienes en las caravanas. Más tiendas ofrecen una variedad de diferentes bienes debido a este creciente grupo. El más notable de estos nuevos comerciantes es la hechicera retirada Aurora, que estableció una organización mágica al por menor para suministrar  a un amplio número de clientes en todo el Norte con artículos especializados.

Una gran cantidad de aventureros "invadió" la ciudad en un momento dado. Algunos se establecieron como ciudadanos de buena posición, y se quedaron de forma permanente, mientras que otros se alejaron hacia otros climas, o acabaron en reyertas de callejón. Con la excepción de las Manos grises, las sociedades secretas como los Arpistas, y los Bandas rojas componen lo más parecido a organizaciones procedentes de este grupo.

Los habitantes de Aguas Profundas abrazan una gran variedad de religiones, y las probabilidades de que una deidad adorada en algún lugar de Faerûn, tenga al menos un seguidor (o un sacerdote errante o dos, y tal vez un santuario) en la Ciudad de los Esplendores, es alta. Sin embargo, sólo hay siete grandes templos en la ciudad. Estos estan dedicados a Gond, Lathander, Mystra, Selune, Sune, Tempus, y Tymora.

Ademas de los grandes templos, hay santuarios a Silvanus, Mielikki, Khauntea, Laira, Sharess y Siamorfhe (los dos últimos son divinidades locales). Además, hay templos y santuarios ocultos para la mayoría de los dioses oscuros secretos, a menudo escondidos debajo de las calles de la ciudad. Estas iglesias incluyen a  Cyric, Talona, Úmberli, Shar, Auril, y una amplia variedad de los Cultos a la Bestia, incluyendo el Culto del Dragón. En los años inmediatamente posteriores a la era de los Trastornos, Aguas Profundas tenía un culto activa de Ao; Sin embargo, mas tarde disminuyó casi hasta la extinción.

La última cofradía de ladrones oficial de "en Aguas Profundas fue destruida en 1300 CV, y aunque ha habido muchos pretendientes a la posición y el título en los últimos años, no ha habido grupos de poder suficiente para desafiar a los Señores de Aguas Profundas. Desde que los Señores mantienen identidades secretas, ningún delincuente sabe si un socio de confianza esta realmente de su lado o no.

Esto no quiere decir que no haya ladrones, o el criminales en las calles de Aguas Profundas. Más bien, el crimen aquí es aleatorio y disperso, sin un líder u organización para organizar el crimen de la ciudad. El intento más reciente fue realizado por un señor del crimen llamado Xanathar, un Contemplador con una red de informadores bien desarrollada en su servicio secreto. Esta red fue atacada salvajemente y Xanathar derrotó las audaces acciones de los aventureros al mando del Señor Piergeiron. Si un nuevo señor del crimen se hace con parte del poder de la ciudad, esta todavia por ver.



DISTRITOS DE AGUASPROFUNDAS

Desde el año 1035 CV, Aguas Profundas se divide a grandes distritos. Originalmente los distritos estaban divididos por muros a la manera de Procampur y otras ciudades antiguas, pero el progreso y la modernidad los derribó. Sólo las murallas y Guardias alrededor de la Ciudad de los Muertos se mantienen todavia. Los distritos de Aguas Profundas son:

El distrito del castillo
Este distrito central abarca el  Monte Aguas Profundas, y gran parte de la administración de la ciudad. Aquí se ubica el castillo de Aguas Profundas, los edificios gubernamentales, así como el Palacio de Aguas Profundas (también conocido como el Palacio del Piergeiron), la residencia privada del Señor Piergeiron, y la torre de Báculo Oscuro, la residencia del archimago de Aguas Profundas. Este distrito fue tambien un lugar común para que los aventureros retirados construyeran sus hogares, como Mirt el prestamista.

La Ciudad de los Muertos
Esta zona similar a un parque fue rodeado por altos muros. A menudo es visitada durante el día por vagabundos, y extravagantes excursionistas. Por la noche, las puertas de la Ciudad de los Muertos se cierran, pues es el cementerio de Aguas Profundas. Los mas importantes (y adinerados) personajes, tienen sus propios mausoleos familiares o santuarios, mientras que otros se limitan a las criptas más grandes. La razón por la que la Guardia patrulle esta zona, no es para proteger las tumbas, sino más bien para proteger a la ciudad, de los ocasionales muertos vivientes  que no parecen apreciar sus alojamientos.

El distrito del muelle
Como es de suponer, el distrito del muelle esta situado junto al Gran Puerto de Aguas Profundas, y contiene los muelles, astilleros y almacenes para el comercio marítimo. 
El puerto estaba habitada por tritones que mantuvieron la paz dentro de su propia ciudad acuática.

Mistshore
No es estrictamente un distrito, Mistshore es el antiguo puerto naval abandonado. La zona es el hogar de los marginados y delincuentes, que vivían a lo largo de la costa, o en barcos naufragados medio hundidos en el puerto.

El distrito norte
Escondido en la parte noreste de la ciudad, el distrito norte es el hogar de la nobleza y sus villas residenciales. Las clases adineradas construyen sus casas aquí, para alejarse del ajetreo, y el bullicio de las clases más bajas de los muelles y el distrito sur.

El distrito del mar
El más rico de los distritos, el distrito del mar, contiene muchos de los templos de Aguas Profundas, junto con muchas de las residencias de las familias nobles más nuevas, y aventureros jubilados que podían permitirse construirse una vivienda o dos. El Campo del Triunfo, la arena de Aguas Profundas, se encuentra aquí.

El distrito Sur
Oficialmente conocido como el distrito Sur, pero solo se refieren como tal los no nativos, es un lugar para las caravanas y mercaderes, ya que se encuentra cerca de la puerta sur, al Camino del comercio.

El distrito comercial

Sección comercial de Aguas Profundas.


FERIAS Y DÍAS FESTIVOS

Adicionales a los indicados festividades comunes del Calendario de Harptos hay varios días festivos y fesrias de celebración local en Aguasprofundas.

Día de Ahghairon
Una fiesta que se celebra en el primer día de Eleasias, que conmemora el cumpleaños de Ahghairon. Consiste en pequeños detalles, como el brindis de los Señores, dejar violetas en la base de la torre de Ahghairon o encima del altar de la Casa de las Maravillas, y que los bardos canten canciones en honor del Viejo Mago. El Señor descubierto de Aguasprofundas visita tabernas y posadas por toda la ciudad, para desearle sus buenos el bien a los vecinos.

La bendición llegada de Auril
Se celebra el día de la primera helada del invierno, todo el mundo de la ciudad viste con ropa blanca, no se sirven o comen comidas calientes, y un desfile de hombres y mujeres desnudos que llevan sólo llevan capas blancas, van del Acantilado de los Vigilantes en el Barrio Norte, a través de la ciudad hasta las playas. Allí, los participantes se zambulleron en las aguas heladas, sacrificando su calidez a la Doncella de Hielo.

El despertar de la flota
Una festividad en honor al mar, el comercio marítimo y a los dioses del mar. Abarca los últimos diez días de Ches, e incluye regatas, visita del armador a los astilleros, y galas de alianza patrocinada por la sala de fiestas en la Copa del Cobre. El festival se concentra en el distrito del muelle, y "La Garrafa de fuego" en el distrito del mar.

La noche de Leira
Una celebración nocturna, en honor a la Señora de la Alegría, con danzas y bailes, que se celebra el 7 de Flamarûl. Aunque la celebración se extiende por muchas salas de fiesta de la ciudad, el punto culminante de la noche es el Salón de Cynosure,  patrocinado por los Señores, el clero local de Leira, y varias familias nobles.

Entradas populares