Lugares de Reinos Olvidados: Lejanas colinas (Lejínas)

"Escucha muchacho, Lejanas colinas, la Ciudad de Comercio, es un gran lugar para hacer su camino, siempre y cuando no seas un elfo o un enano ... ... o un mediano o bien casi cualquier cosa, pero humano. Pero si eres humano, no hay mejor oportunidad! "

-Isthana Ro, Maestre de la cofradía de ladrones.

Colinas lejanas es conocida por su gran puerto comercial, y su xenofobia contra los no-humanos. ¿Cual será el precio de tu personaje en la Ciudad de Comercio?

EL ESTADO DE LEJANAS COLINAS

La ciudad estado amurallada de Lejanas colinas está en la costa sur del Mar de la Luna, justo al norte del Bosque de Cormanzhor donde se encuentran tres carreteras principales.
Lo que comenzó como una cómoda escala comercial bajo el control de la Corte élfica, se ha convertido en una de las principales potencias del Mar de la Luna, un poder basado en el libre comercio y brutal racismo.


Los grupos de aventureros, a menudo cosmopolitas según su punto de vista, aceptan diferentes razas, suelen tener dificultades para permanecer dentro de los límites de la ciudad, y la mayoría la evitan completamente a favor de la cercana Elventree o La Parada.




PASADO RECIENTE

Colinas lejanas comenzó a conocerse tal y como es hoy en día  a partir de 1354 CV cuando el mago Méilzhair (en según que traducciones se usa su nombre original en ingles Maalthiir), uno de los concejales de la ciudad, fue elevado como su Primer Señor. Durante los siguientes tres años, Méilzhair disolvió el consejo de la ciudad, consolidó su poder mediante la fusión de varias compañías de mercenarios en Los penachos rojos, y comenzó una campaña en contra de los no humanos como chivos expiatorios de todos los problemas de la ciudad. 
En aquellos días, Méilzhair también promulgó las Dos Grandes Leyes que definen Lejanas colinas:

- La Gran Ley de Comercio: no interferir en ningún comercio legítimo.
- La Gran Ley de la Humanidad: Sólo los humanos tienen permitida la estancia en el interior de la ciudad Colinas lejanas.

Colinas lejanas floreció bajo la Gran Ley de Comercio, creciendo enormemente durante dos décadas hasta el año 1372 CV cuando Enclave Sombrio reapareció y los netherinos comenzaron una serie de ataques que llevaron a gran parte de Faerûn a la guerra.
Aliándose con Alcázar Zhentil y la casa élfica Dlardrageth de Cormanzhor para luchar en los Valles, Colinas lejanas alzó un ejército, y una guarnición en las aldeas circundantes vasallas. Dos años más tarde, Lejanas colinas renegó de su alianza con Casa Dlardrageth. Los elfos solares respondieron atacando al ejército de Lejanas colinas acampados en Standing Stone, aplastando a los Penachos rojos, movilizandose hasta Colinas lejanas para asaltar la Torre del Primer Señor, y obligando 
Méilzhair a huir a la clandestinidad.
Aprovechando la debilidad de Lejanas colinas, Alcazar Zhentil traicionó a su vez a la ciudad, y aplastó a la guarnición de disputada Yulash, e invadió los territorios occidentales de Colinas lejanas.
En cuestión de meses, los zhentarim estaban a las puertas de Lejanas colinas, y Fzoul Chembryl emitió los términos de la rendición por la cual Alcazar Zhentil ganaba el control del Paso del Mar de la Luna.


La supremacía de Alcázar Zhentil  tuvo corta duración. En el año 1383 CV, los netherinos invadieron a los zhents, y arrasaron Alcázar Zhentil  y la Ciudadela del Cuervo. Las tropas de ocupación Zhent en territorio Lejanas colinas perdieron el apoyo de su patria y abandonaron sus puestos. La ciudad cayó en el caos durante tres años, hasta el año 1386 VC, cuando Méilzhair reapareció con una nueva fuerza de Penachos Rojos. Marchando sobre Lejanas colinas, se reinstaló a sí mismo como Primer Señor. Culpó de la caída de la ciudad a los Fey´ri de Casa Dlardageth, una estirpe de elfos solares demoníacos, así como sobre las libertades que los zhents había ofrecido a los no-humanos en sus filas. La retórica xenofoba de Méilzhair penetró profundamente entre la población general, que había sufrido en la ausencia de orden. Todos los no humanos dentro de la ciudad fueron expulsados, incluyendo a los medio-humanos como medio-elfos y semiorcos, y todos aquellos que se resistieron, fueron enviados a la Arena para una gran celebración de un mes de duración.

En esa época, gracias a la Ley del comercio, tambien se abrió comercio con las tierras de Thay, permitiendo un enclave de los Magos rojos en la ciudad.

En el año 1394 CV, Méilzhair declaró que los elfos de Myth Drannor eran una amenaza muy real para Lejanas colinas sin alianzas exteriores. Para apaciguar a la Corte Élfica en Myth Drannor, se relajó como se aplicaban las políticas relacionadas con la gran ley de la Humanidad en los territorios periféricos con la ciudad, y formó un consejo formado por los humanos, semielfos, y elfos dispuestos a hacer negocios con los vecinos de Lejanas colinas en nombre del Primer Señor. Este consejo títere era poco más que una farsa, pero fue suficiente para animar a reactivar el comercio, y un pacto de neutralidad entre Mith Drannor y Lejanas colinas, a pesar de las políticas racistas imperantes en la ciudad.

LEJANAS COLINAS HOY

En el año 1460 CV, Méilzhair murió al fracasar sus intenciones de convertirse en un liche. En su lugar, un consejo ineficaz de comerciantes y maestros de gremio asumieron el control de Lejanas colinas. Varios miembros del Consejo y los Penachos rojos se disputaron el puesto de Primer señor de la ciudad, lo que originó una lucha  entre sus partidarios en las calles. 
Torin Nomerthal, un comandante de los Penachos Rojos, formó una alianza que se convirtió en la Guardia de la Torre; la alianza estaba formada por los Penachos rojos, el Gremio de Magos de la ciudad, varias compañías de mercenarios, y los soldados nezherinos cuya lealtad se pudo comprar. En el año 1487 CV, la ciudadela volante netherina de Thultanthar  atacó Mith Drannor, destruyendo ambas ciudades. El primer señor Torin Nomerthal, que había cambiado el nombre de la Guardia Torre a los Penachos rojos, ejecutó a las fuerzas restantes de  Shadovar, y por temor a las represalias no élfica, comenzó la segunda purga de los no humanos en Lejanas colinas. También reafirmó firmemente las grandes leyes dentro de los muros de la ciudad, desarrollando una xenofobia maníaca entre los ciudadanos humanos. Aunque los no humanos se les permite vivir y trabajar fuera de la ciudad, Torin ha implementado punitivas leyes y duros impuestos, que han hecho que todos los no humanos sean poco mejor que siervos.
Una vez más, los únicos no-humanos dentro de la ciudad se encuentran en la arena, esperando la muerte o la gloria, al capricho de los gritos de las multitudes de Lejanas colinas.

LA RELIGIÓN EN COLINAS LEJANAS

La religión no es una fuerza impulsora en Lejanas colinas como en otras ciudades del Mar de la Luna. Debido a su historia tumultuosa con el Zhentarim,  una tiene una cantidad apreciable de seguidores de Bane. En cambio, debido a la amplia industria cervecera de la ciudad, la adoración de tanto Laira como de Khauntea son muy populares.

La Casa de la felicidad parece una sala de fiestas animada donde cintas y flores decoran las paredes, y la cerveza y el aguamiel son servidos por alegres danzarines de Laira. Todo el mundo es bienvenido en el salón de Laira. Los músicos y bailarines representan a los embriagados adoradores que se evaden de sus problemas al atravesar sus puertas.

El templo de Khauntea es un edificio modesto llamado "El ultimo hogar", que es frecuentado por los agricultores. En el Ultimo hogar se solicita aguamiel en grandes cantidades, los seguidores de la Madre Tierra realizan un activo comercio de alimentos y bebidas, y colaboran con un bullicioso orfanato; recientemente ampliado para dar cabida a la creciente inundación de  bebés no deseados en Lejanas colinas.

Los seguidores de Tempus se congregan en la Bóveda de Espadas. Mientras atienden regularmente que los participantes de los juegos en la arena, no es ningún secreto que los Guardianes de la batalla no apoyan la esclavitud de los no humanos que se ven obligados a luchar hasta la muerte sin nada más que el delito de haber nacido. Las palabras de la Letania Tempurana que dice " No menosprecies a ningún enemigo y respeta todos" está tallada encima de las puertas del templo; una protesta en silencio por los daños causados en la ciudad.

Pequeños santuarios sin personal de Úmberli, Malar, y Torm también se pueden encontrar en la ciudad.

LA GRAN LEY DE LA HUMANIDAD

La vida en Lejanas colinas es dura para los no humanos. Sólo hay dos maneras de entrar en la ciudad, a través de los muelles y la única puerta de la ciudad. El Penachos Rojos entrevistan a todos los que tratan de entrar, en busca de los no humanos disfrazados con medios mundanos o mágicamente. Aquellos capturados en la puerta, en barco, o son encontrados dentro de la ciudad son inmediatamente condenados a la arena hasta que mueren. Sus vidas no suelen ser largas. Los cuerpos de los no humanos que mueren en la arena son bendecidos por los clérigos de Tempus, y luego transformados en fertilizante para las granjas de los alrededores.

POBLACIONES CERCANAS A LEJANAS COLINAS


Dado que los no humanos no pueden entrar legalmente en Lejanas colinas con epna de ser condenados a muerte en la arena, muchos se encuentran fuera de la ciudad. Hay numerosas granjas allí, propiedad de humanos, y no humanos, aunque no humanos deben pagar onerosos impuestos si quieren mantener sus hogares.

El pueblo de Elventree es idílico, tranquilo y amigable para los no humanos que buscan auxilio en Lejanas colinas, en particular los elfos, semielfos, y los miembros de los Arpistas. Esta situado al este de Lejanas colinas, dentro del linde del bosque Cormanzhor desde 702 CV. Es un lugar de consuelo para muchos que escapan de la opresión de Lejanas colinas. Los habitantes de Elventree construyen sus casas entre los árboles marchitos del antiguo bosque, y la construcción se funde bien con el entorno natural, siendo lo mas común encontrar casas en los árboles conectados por puentes de cuerda.
Mientras que el pueblo sí produce una selección de productos y elfos artesanía natural, no hay Salones de comercio, ni se detienen caravanas, y los comerciantes rara vez son llamados. Los visitantes más frecuentes son los que se han alejado de las puertas de Lejanas colinas porque su grupo incluye no humanos. Estas raras visitas a menudo se convierten en momentos de fiesta y celebración. Los habitantes de Elventree veneran a muchos dioses s de alineamiento bueno o la naturaleza . El Salón del Unicornio, dedicado a Mielikki, es el único templo lleno y se agrega a la apelación de la aldea. 

Elventree también alberga varios santuarios: un santuario bien atendido a Mystra llamado La señal de los Misterios, cuyo sumo sacerdote es conocido por el título Los Centinela; un santuario a Sêlune conocido como La cueva de la sombra plateada; un santuario a Eilistraee fuera de la aldea llamada la Piedra del Baile; y santuarios menores a Khauntea, Silvanus, Eldat, Corelon Larethian y Rillifane Rallthil.
Los servicios de lanzamiento de conjuros pueden conseguirse en el Salón de Mielikki, el La cueva de la sombra plateada, la Piedra del baile, y La señal de los Misterios. 

Durante casi un siglo, el Heraldo Platalunar de Elventree ha sido el famoso bardo élfico Elanil Elassidil. Su fuerte canción es el corazón y el alma del pueblo, especialmente porque el anciano Señores semielfo de Elventree, Dessaer, no permanece mucho tiempo en este mundo.
Varios refugiados de Phlan han encontrado su camino a Elventree en busca de aliados, y  los Arpistas, que se han acantonado en la Casa de la arpa de Elventree durante generaciones. Las otras facciones han sido recientemente invitadas a establecer campamentos que rodean el pueblo, y sus agentes acaban de llegar. A medida que crece la atención sobre las facciones, Elventree está a punto de convertirse en el centro de la intriga en un futuro próximo. 


Justo al norte de Elventree, la localidad de Lighthouse ha surgido recientemente en torno a un antiguo faro abandonado, conocido como el faro de Elua, a millas de la costa debido a cambios en la profundidad del Mar de la Luna. El asentamiento está poblado por los no-humanos que vivían anteriormente en Lejanas colinas, y habitualmente sigue el ejemplo de Elventree.

Un antiguo pueblo que comerciaba con Lejanas colinas, Yulash, está ahora abandonado en gran medida. Los túneles subterráneos debajo de la aldea se rumorea que han sido invadidas por criaturas de la Infraoscuridad. Pocos están dispuestos a visitar el lugar.

La Parada es una estación a medio camino entre de paso de caravanas Lejanas colinas y Yulash, que ha crecido hasta convertirse en una aldea dedicada al servicio de caravanas, y las muchas granjas de los alrededores. Debido a las frecuentes caravanas,  La parada es bastante cosmopolita en las tierras cercanas a Lejanas colinas. Muchos de los refugiados de Phlan se han trasladado aquí tras la devastación elemental que ha llevado a la escasez de alimentos en Mulamo (Mulmaster), con la esperanza de encontrar suministros para ayudar a sus familias que siguen en la Ciudad de Peligro. Todavía cerca de Lejanas colinas, pero con pocos Penachos rojos vigilando, La parada es un lugar frecuente para espías, ladrones y buenos para nada que quieren ejercer sus oficios. Después de Elventree, La parada es el lugar más común donde se encuentran los aventureros.

La mayoria de la información detallada en la entrada, es la ofrecida oficialmente por Wizards of the Coast como anuncio para la nueva aventura del juego organizado de Dungeons & Dragons.
Podéis encontrar mas información en la pagina oficial.


Entradas populares