Hoard of the Dragon Queen (sesión 4)

Esta sesión ha sido un poco libre, quizás poco productiva, pero llena de iniciativas e interacción con los pobladores de Greenest, que continua la historia jugada y descrita en esta entrada. 

Estas sesiones son las que veo que faltan en las aventuras oficiales de algunos juegos. Hoy apenas hemos jugado modulo, aunque todo lo que los jugadores ha hecho, estaba relacionado con lo que había sucedido o iba a suceder. Estas son las cosas que un director de juego creo que debe hacer, y con las que hace que una aventura publicada sea suya, y no de la compañía que la hace y la vende. En el caso de hoy:
- Los jugadores han podido hacer cosas que sus personajes quieren por las propias personalidades descritas de sus personajes, y han podido tomar la iniciativa de la aventura y las historias de sus personajes. 
- Yo he atado cabos, y he descrito y preparado escenas que dan coherencia a lo que ha sucedido, enlazándolas con lo que va a suceder a continuación. 

Por otro lado, quizás sean esas sesiones en las para los lectores parezcan mas sosas. Si os parece así, lo siento, trataré de ser lo mas ameno posible, y escribir.

La acción nuevamente ha llegado al final de la sesión, aunque realmente se ha ocupado aproximadamente la mitad de la sesión (unas dos horas) la parte de la aventura en si, solo que entre preparativos y otras consideraciones, el "barro" se ha jugado al final.

En esta sesión, he aplicado un poquito de old school al juego. Creo que cuando aparece un dungeon, merece aplicar ese estilo, o acercarme a el. Y los jugadores lo han sufrido en sus carnes... han salido vapuleados, y apenas acaban de entrar, aprendiendo una dura lección de golpe.
A su favor diré, que aunque jugadores veteranos, no tienen experiencia en este tipo de juego con dungeons y laberintos, por lo que no tienen ese instinto de juego y van a aprenderlo a golpes.
Dos de los jugadores que si han jugado a ese estilo, lo hicieron hace tanto tiempo que parece que se les ha olvidado. Será mejor que lo recuerden rápido, si no, igual alguno de los personajes no sale vivo de la cueva...


ATENCIÓN, LA DESCRIPCIÓN DE LAS SIGUIENTES ESCENAS, CONTIENEN ESPOILER DE LA AVENTURA, SI VAS A JUGAR COMO JUGADOR Y NO COMO DM, NO SIGAS LEYENDO.

Tras dejar a Leosin Erlanthar y al resto de prisioneros rescatados del culto en manos de los defensores de la fortaleza de Greenest, los aventureros realizaron un merecido descanso en cómodas camas que los permitió recuperarse del descanso del viaje y otras fatigas.

Al día siguiente, mas descansados todos, los aventureros comenzaron a planear sus siguientes pasos.
Malcer fue el mas madrugador, intentando hablar con Leosin, al que no pudo ver debido a que Kresten, el clérigo del grupo, había indicado que nadie visitara al monje hasta que é lo indicara para dejarlo descansar y recuperarse de sus heridas , que aunque no graves, si bastante importantes debido a las torturas sufridas.


El resto del grupo se fue despertando poco a poco y se reunieron todos en el salón de la fortaleza. ,
Allí, mientras debatían que hacer, si seguir investigando el asunto de los bandidos o si volver a Puerta de Baldur por si los bandidos volvían a atacar Greenest  en represalia por infiltrarse en el campamento del culto, y rescatar a los prisioneros.
En ese momento, apareció el Gobernador Tarbaw Highthill para agradecerles su ayuda, y darles una recompensa que había logrado reunir a pesar del saqueo de los bandidos. El grupo por su parte, cedió el 10% de la recompensa a los pobladores necesitados del pueblo para ayudar a recuperarse.
Después apareció Escobert el rojo, con un barrilete de 25 litros de buena cerveza enana para agradecerles su ayuda en la batalla, y la infiltración en el campamento para rescatar a los prisioneros. El enano realmente, intentaba emborrachar un poco a los personajes para que les contará todo lo sucedido en el interior del campamento, pero sobrestimó su constitución, y acabó borracho y llamando trucha a Malcer el hechicero (con sangre dracónida), al creer que las escamas se debían a tener sangre de pez en lugar de dragón.
Por ultimo, los pobladores del pueblo, llamaron a los personajes para agradecerles tambien su ayuda al rescatar a sus seres queridos, y acudieron con cestas de comida, tartas y embutidos que los personajes rechazaron muy amablemente, alegando que la gente del pueblo lo iba a necesitar mas que los aventureros. Aún así, Howard el "cabecilla del grupo de plebeyos, les ofreció un acama, alimento y cobijo si alguna vez pasaban por Greenest de nuevo, y necesitaban un lugar donde dormir.


En ese momento, sin que el resto del grupo se diera cuenta. La bardo Llamarada, se puso en contacto con Gustag, que se alejo con sigilo del grupo para hablar, indicándole, entre otras cosas, que se marchaba de Greenest, para ocuparse de asuntos personales.



Tras la comida, Leosin ya recuperado, llamó a los aventureros. Todavía convaleciente y acostado en la cama, explicó a los personajes que llevaba mucho tiempo investigando los ataques de los bandidos, y que supuso con acierto el ataque a Greenest.
Durante su cautiverio, logró averiguar algo mas de información, que junto con la que ya tenia, ha podido atacar cabos, aunque no ha podido averiguar cual es el objetivo final de los lideres de los bandidos.
Entre las cosas que ha averiguado, estan las siguientes:

- El líder de los bandidos parece una mujer dragón llamada Rezmir que vino no hace mucho, y dirige los ataques.
- El campamento está bajo la responsabilidad de Valon Mondath, junto con su mano derecha Languedrosa Cyanwayth, la mujer dragón que venció a Gustag en duelo.
- El culto está interesado en el saqueo, y no en la conquista.
- Los cultistas parecen adorar a Tiamat, cosa nada extraño debido a su relación con los dragones, aunque algunos parecen especialmente devotos, y se saludan entre ellos alzando el brazo extendiendo los cinco dedos de la mano frente a otros.
- No todos los bandidos pertenecen al culto ni adoran a Tiamat muchos son mercenarios sedientos de oro, y los kobold estan en el campamento por que son fáciles de manipular por su relación con los dragones. También hay un grupo de cazadores que se dedican a traer carne de antílope para la tropa.

- Los pesos eran obligados a realizar trabajos manuales. Muchos mueren por el agotamiento, pero unos pocos se convirtieron al culto, y ahora son miembro de pleno derecho. Si mueren, son entregados a los dracos que hay en el interior de la cueva.
- Las cuevas eran conocidas por los cultistas como "la guardería"
- El botín de los saqueos, se almacena en la cueva.
- Los bandidos tienen un objetivo que no ha podido descubrir.

Pese a toda esta información, Leosin necesita averiguar mas cosas, pero tras su cautiverio, no está en condiciones de seguir investigando, por lo que pide a los personajes, que se infiltren de nuevo en el campamento, y averigüen todo lo que puedan, especialmente, los propósitos del culto, el objetivo de reunir tanto tesoro, etc.

Los jugadores, un poco dubitativos, aceptaron, a pesar de la reticencia de Sandor, que seguía creyendo que los bandidos volverían a atacar Greenest tras rescatar a Leosin.

Cuando Leosin supo que los aventureros aceptaban su petición, les indicó que el partiría hasta Elturel en cuanto sus heridas se lo permitieran. Allí pretende reunirse con un viejo amigo suyo, un paladín de Torm llamado Ontharr Frume, el cual esta informado de los ataques de los bandidos, y tiene algunas sospechas que comparten ambos.
Les avisa que si cuando lleguen a Elturel, el no está, pueden hablar y contarle lo que han descubierto en el interior de las cuevas a Ontharr, ya que es de su plena confianza.

Decidios a realizar la petición de Leosin, el grupo inició de nuevo los preparativos para desplazarse hasta el campamento de los bandidos, incluyendo no pocos planes para infiltrarse de nuevo entre los bandidos, y deslizarse al interior de las cuevas.
De nuevo Gustag y Thorek se ocuparon de los viveres, ruta, etc. mientras que  el resto se dedicaba a sus quehaceres personales.

Malcer, dedicó parte de su tiempo y esfuerzo, en tratar de convencer al sacerdote de Khauntea para que enviara a una de las jovenes huérfanas a Candelero, donde seria acogida y educada, con un futuro mas seguro que el que una huérfana normal podría tener comúnmente. 

Inteligentemente, una de las cosas en las que aprovecharon el tiempo Sandor y Freckless fue en hablar con uno de los prisioneros rescatados del campamento de los bandidos. esos prisioneros, habían entrado en el interior de las cuevas, y les descubrieron detalles de su interior, como una breve descripción, y que criaturas se podían encontrar en el interior.








El viaje hasta el campamento fue tranquilo, mas incluso que la primera vez que partieron hasta ese lugar.
La tranquilidad de lugar les inquietaba, hasta el punto de observar que apenas observaban rastros de piezas de caza en los alrededores.

Al llegar a la zona volvieron a rodear el paso vigilado donde se apostaban los bandidos para vigilar el camino, y llegaron rápidamente hasta el campamento.
Antes de llevar a cabo el plan que habían concretado entre todos, Gustag exploró los alrededores de la zona, encontrado para su sorpresa que el campamento había sido atacado, o atacado... 

Cuando el grupo al completo se acercó, observaron como la mayoría de las tiendas donde se encontraban los kobold habían sido calcinadas, incluyendo la atalaya de esa zona. La parte donde se encontraban los mercenarios y otros miembros del culto había sido desmantelada, quedando pocas tiendas esparcidas aquí y allá, donde solo un pequeño grupo de hombres armados con lanzas y arcos de caza, permanecían curtiendo pieles, o despellejando antílopes.

Los aventureros se acercaron con cuidado, pero de forma abierta, hasta uno de esos hombres, que resultaron ser cazadores que trabajaban para los bandidos, consiguiendo carne de caza para alimentar a las tropas.
Los bandidos levantaron el campamento al conocer la fuga de Leosin, y tan solo permanecen unos pocos kobold, junto algunos cultistas y algunos de sus lideres, como Valon Mondath y esa mujer dragón que siempre lo acompaña.
Tras conversación con el osco cazador, se acercaron con algo mas de precaución al interior de la cueva...

Gustag abría la marcha por el centro de la cueva de mas de 5 metros de altura. Mientras por la derecha, caminaban pegados a la pared Thorek y Malcer, y por la izquierda, tambien pegados a la pared, Freckless y Sandor.
Por último, el sacerdote enano Kresten cerraba la marcha por el medio de la cueva, pero unos metros por detrás.

La cueva era larga y oscura. En su interior se podían escuchar los ecos del goteo de la humedad, y notaban una fresca brisa que se agradecía tras soportar el calor del exterior.
Procurando avanzar sin hacer mucho ruido, apenas notaron como una sombra surgía de detrás de una estalagmita atacando repetidamente con el filo de una afilada hoja a Gustag, e inmediatamente otra mas avanzaba rápidamente hasta el explorador derramando tambien su roja sangre.
Cuando los personajes se hubieron enterado de lo que sucedía y se organizaron para combatir, Gustag yacía en el suelo sobre un charco formado por su propia sangre.
Tras este primer asalto de sorpresa el combate duró poco. En apenas uno o dos asaltos de combate, ambos atacantes yacían junto a Gustag en el suelo, y este era sanado por los conjuros curativos de Kresten.

Tras la primera sorpresa inicial, decidieron continuar la exploración del lugar. Gracias a la conversación con uno de los prisioneros rescatados, sabían que el tesoro saqueado se encontraba próxima a la salida de la cueva y a la derecha.
Con esas indicaciones, decidieron seguir la pared de la derecha hasta descubrir que la pared no continuaba (parecía lo contrario debido a la oscuridad), si no que formaba un túnel que continuaba en una dirección distinta a la cueva principal que seguía mas o menos recta.
De ese túnel, repentinamente, aparecieron varias figuras vestidas con túnicas y armaduras, que enseguida hicieron frente a los aventureros.
Al contrario que la chusma combatida en Greenest, este grupo estaba bien organizado, con un frente de 5 guerreros formando una linea defensiva, y dos lanzadores de conjuros detrás, lanzando bendiciones y curaciones.
El combate fue breve gracias a los conjuros de Sandor y Malcer, que rompieron la linea defensiva de los defensores, y permitieron a los guerreros del grupo acabar con ellos rápidamente.


Tras el combate, y sin excesivas heridas, los personajes se detuvieron un momento. ¿Por donde continuarían? seguirían el estrecho túnel de la derecha o continuarían por la cueva principal... se lo contamos en la próxima entrada.

Entradas populares