Como usar dragones en las partidas

La semana pasada vi un ratico una charla por youtube que hablaba sobre dragones en los juegos de rol, en uno de esos canales roleros llamado Plumarol. No suelo verlos por que no tengo mucho tiempo para ello, pero aprovechando que esa era una de esas raras semanas que trabajo por la mañana, y que el enano se acostó relativamente pronto por que ha empezado la guardería, tuve algo de tiempo para intentar ver alguno de los directos de la red, y este me interesaba especialmente. Después de todo, los dragones son criaturas que pueden dar mucho juego.



Me sorprendió que Maese Verion Álendar fuera un experto en estas criaturas, mostrando un manual genial que hablaba sobre dragones: El draconomicon de tercera edición.
La verdad es que tanto el como el resto de contertulios comentaron cosas muy interesantes. Las distinciones entre las diferentes clases de dragón, las formas de cazarlos, las pistas que nos indican la posible presencia de uno en las cercanías, la importancia en las campañas de juego, etc.


Muchas, muchas cosas que resultaría imposible desarrollar en un solo artículo, pero de las que trataré de hablar sobre algunas, las que creo mas importantes para que un director de juego pueda usar en partida.

Pero ¿que es un dragón? podríamos usar la descripción de la RAE que dice no se qué de una criatura fabulosa con aspecto de reptil, con pies y alas... Podríamos usar una de las descripciones de Tolkien o de uno de los manuales de monstruos de los diversos juegos donde aparece tan colosal criatura, todas similares, criaturas reptilianas, de enorme talla, que escupen fuego u otro arma de aliento, que vuelan o se arrastran por el fuego, inteligentes... palabras, palabras, palabras... eso está muy bien para describir físicamente a una criatura, al igual que sus hábitat, sus costumbres, sus objetivos... pero un dragón es mucho mas. Un dragón es el terror en el cielo, un dragón es una de las criaturas vivas  mas astutas, un dragón es una poderosa criatura longeva que puede planear maquiavélicas artimañas con objetivos a largo plazo, un dragón es el señor de la tierra donde se encuentran sus dominios y todo lo que ve desde ellos, un dragón es una criatura avara y con sed de oro, poder, e influencia. 

Hay quien se queja de que en las campañas se juegan pocos dragones, y hay quien se queja que los dragones son criaturas que tan solo deberían ser usados como enemigo al final de una larga campaña de juego, y hay quien pasa de todo y los usa como si fueran orcos, mirando únicamente sus estadísticas. Nos guste mas o menos, la opción está ahí, y es opción de cada uno usar la que mas se acerque a nuestro estilo de juego.
Parece poco compatible basar una campaña con un dragón como enemigo final, y no sacar mas dragones (o muchos) en la campaña, pero nadie ha dicho que un gran dragón no pueda tener a varios dragones bajo su control que se puedan enfrentar a los personajes antes de llegar hasta él como "final boss".

Personalmente me gusta la idea de usar a un dragón más como una criatura astuta con un plan a medio plazo, que como una simple colección de estadísticas que enfrentar con los personajes. Pero eso no significa que puedan tener usos varios en una campaña.

Una de las partidas de una sesión que mas me gusta es para personajes de nivel bajo (creo que 3), y su protagonista es una dragona verde adulta que negocia con los personajes. Los PJ no tienen que combatir contra ella (o no necesariamente), pero el encuentro los fuerza a entrar la aventura. Una buena "entrada" del "actor principal" de esa aventura es esencial, provocando el miedo a los jugadores (si, a esos que interpretan personajes) que no saben si al DM se le ha ido la pinza y en verdad les va a enfrentar a semejante criatura, o es solo el gancho de la misma. La aventura en si, no tiene nada de relación con ese dragón pero, tras acabar la aventura, existe una posible negociación, y entonces si es posible que los PJ si se tengan que enfrentar a la dragona...

En realidad, nuestro concepto de uso de los dragones suele ser bastante limitado a simple vista. La imagen que se suele encontrar de ellos es un poco la descrita arriba, la de un poderoso enemigo, sea la nemesis de los personajes durante aventuras y aventuras, o quizás un poderoso aliado, patrón o sabio a consultar.
¿Ha alguien se le ha ocurrido usar a un dragón en una campaña politica? Y si a alguien se lo ha ocurrido, poco se ve esa idea representada en la red.


La idea me surgió un poco con el concepto de la campaña de Wizard of the Coast de Tiranny of Dragons. Aunque en apariencia esto no sea así, los dragones son usados de forma politica en esa campaña. Un ejercito de poderosos enemigos que amenazan a las mas grandes urbes, no solo como estadísticas si no usando el miedo, creando la sensación de impotencia en los jugadores y en los Personajes (PJ y PNJ), limitando el margen de maniobra, y obligándolos a negociar con sus enemigos, y con los enemigos de sus enemigos, tratando de buscar la victoria con cada resquicio, cada nimia oportunidad... como idea, creo que suena interesante como poco.



Muchos dragones, sobretodo algunos buenos (al menos en D&D), tienen poderes de cambiaformas con los que asumen la apariencia de humanos, elfos u otro tipo de criaturas. Aunque los dragones no tengan esos poderes, algunos de ellos son poderosos hechiceros o magos que podrían conocer algún conjuro que  les permitan transformarse en otro tipo de criaturas.
Bajo esa apariencia, un dragón, con sus conocimientos, poderes, y su astucia podrían conseguir el dominio de un reino o su destrucción, buscar algún objetivo, conseguir algún objeto mágico u artefacto, aliados, etc. Las posibilidades son muchas.
Se me ocurren diferentes ideas en las que un dragón intenta obtener poder en una corte, o involucra a los personajes para robar una joya, o los envía en diferentes misiones que podrían afectar a las relaciones entre dos reinos.


Los dragones son criaturas inteligentes, y como seres con conciencia, tienen personalidad propia. Los dragones suelen ser conocidos por su codicia, al menos aquellos que son algo mas que enormes criaturas de poder destructivo, pero su personalidad es mucho mas que eso. Pueden ser arrogantes, sensibles, amables, traidores, brutos, filántropos, justos, orgullosos, crueles... pero todos tienen algo en común. Con todos se puede negociar, todos tienen algo que los personajes pueden usar para seguir vivos antes de lanzarse al combate, o morir bajo sus fauces. Da igual que sean malvados o benignos, que sean caóticos o legales, que sean justos o arbitrarios, que sean crueles o compasivos... todos podrían caer bajo la tentación, como podría caer cualquier criatura mortal y con emociones "humanas".

Por otro lado ¿quien no ha intentado conseguir un dragón como montura? ¿y quien lo ha conseguido?. Esto puede parecer una idea genial, pero en realidad esta llena de complicaciones. Un dragón no es una montura, un dragón es una criatura que deja que otra criatura se monte sobre su lomo.
Un dragón criado desde pequeño, necesita ser educado que no entrenado. Como sabréis y he repetido varias veces, son criaturas inteligentes y tienen voluntad propia, no son un perro  al que se le pueden enseñar trucos (Samug ve a buscar el palito... si, ya...).
¿Y habéis pensado en el equipo necesario para poder montarlo? Estas cosas no suelen estar preparadas en cualquier tienda de monta de caballos. Aquellos personajes que quieran intentar montar un dragón, necesitaran pagar a alguien para que diseñe un arnés y una silla de montar que pueda sostenerlo, que pueda sujetar la lanza de combate, y luego pagar a alguien para que construya el modelo experimental. Una dineral vamos.
Y si no habíais caído en cuenta, los personajes que pretenden montar a un dragón, tambien deben aprender a sostenerse y maniobrar desde su lomo, entenderse con la criatura, y hacer que "obedezca" a sus ordenes cuando el jinete quiera. Nada fácil cuando tatas de convencer a un ser mas inteligente que tu, cuyas habilidades de vuelo son naturales y no como las del personaje...


Como habéis podido comprobar, he tratado del tipo de dragón con inteligencia. Ese tipo de dragón que es más que un poder destructivo desatado que puede vencer a los jugadores en combate, por que tirar dados y usar habilidades de una criatura todos sabemos hacerlo tras leernos las reglas de juego, y ojear las estadísticas de la criatura.
He hablado del tipo de dragón que puede combatir a los personajes desde otros campos de batalla, en el político, en el social, en el económico, y todo ello sin que los jugadores o los personajes sepan a quien o que se han enfrentado.

Entradas populares