Hoard of the Dragon Queen (Sesión 5)

Continuamos con el tercer capitulo de Hoard of the Dragon Queen.

En la anterior sesión, los aventureros (y jugadores), inexpertos en las lides de explorar dungeons, terminaron la sensación de que esto era mucho mas duro que lo que habían pensado, y solo acababan de entrar…

En los días que ha habido entre sesión y sesión, han tenido tiempo para recapacitar y hablar entre ellos para coordinarse mejor.

A pesar de todo, este dungeon, aunque no excesivamente grande, es bastante peligroso. Tiene un par de encuentros o tres que si no se actúa con cabeza, el grupo puede perder miembros del grupo fácilmente.
Curiosamente, en la sesión que jugué con mi grupo de los domingos, nosotros hicimos el recorrido del dungeons completamente al revés, y la forma de explorar cambió totalmente.
Los encuentros mas duros, los realizamos al final y no al principio, y así pudimos recorrer todo el Dungeon más o menos con calma. Por el contrario, mis jugadores se enfrentaron primero con los jefes, con lo que desgastaron mucho sus recursos (que después del duro golpe inicial no estaban recuperados del todo), de modo que cuando tuvieron que continuar explorando el dungeons, los encuentros menores resultaban mas peligrosos.

Verdaderamente, lo que hemos notado es la peligrosidad de las criaturas de valor de desafío bajo, que a pesar de sus pocos puntos de vida, golpean con bastante mas bonificación que en otras ediciones y sobretodo, causan mucho mas daño.

Por último decir, que esta vez no aumenté los Pg de dificultad de las criaturas como en las anteriores sesiones, tan solo a Languedrosa por guardar coherencia con el anterior encuentro, y a Valon Mondath, para que un jefe con otro no resultara demasiado fácil y tambien guardaran coherencia el uno con el otro.

ATENCIÓN, LA DESCRIPCIÓN DE LAS SIGUIENTES ESCENAS, CONTIENEN ESPOILER DE LA AVENTURA, SI VAS A JUGAR COMO JUGADOR Y NO COMO DM, NO SIGAS LEYENDO.

Tras el encuentro con los Garradragón apostados que les tendieron la emboscada nada mas entrar, y los refuerzos que vinieron después apoyados por dos acólitos, el grupo quedó muy dañado, y comenzaron a actuar mas detenimiento.

Mientras parte del grupo era sanado, Freckless se adelantó por la izquierda para explorar la parte principal de la caverna, y Sandorpor la derecha hacia lo mismo.
Sandor encontró varios túneles pequeños, que conducían a cámaras de mayor tamaño, construidas por la mano del hombre y bien preparadas. Pero no se adentró y volvió junto al grupo.
Por su parte Freckless, vio como la caverna continuaba por unas escaleras hacia una zona mas oscura y llena de hongos, a unos tres metros por debajo de donde se encontraban sus compañeros.
Tras avisar a estos, decidieron explorar un poco mas por esa parte que había descubierto la mediana, pero nada mas comenzar a bajar por las escaleras, esta se transformó en una rampa y Freckless se encontró de repente en medio de gran cantidad de hongos grises y purpuras que soltaron millones de esporas envenenándola.
Ninguno del resto de personajes se atrevía a bajar por miedo al veneno, y la pobre mediana, tuvo que ser alzada agarrada a una cuerda.


Tras ser curada, decidieron que era preferible enfrentarse a algo que podía sangrar que a las trampas, y cambiaron de dirección para avanzar por los estrechos túneles de la derecha.

En la primera cámara, vieron un lugar vacío a excepción de muchas monedas de poco valor en el suelo, y a uno de los cultistas borracho, del que no lograron mucha información y ataron para decidir que hacer con el después.

La siguiente cámara se trataba de unos barracones, pero no había nadie en su interior.

Y en la tercera cámara, al final del túnel, vieron como los restantes defensores del lugar, se habían apostado allí, al parecer detrás de un escritorio al fondo de la sala.
Decididos y de uno en uno, los aventureros marcharon hacia Valon y otro de sus compinches cuando de repente, varios guardias aparecieron cerrando la entrada a la cámara.
Apostados a los lados de la cámara aparecieron cuatro guardias, que evitaban la entrada a los personajes, y atacaban en superioridad de dos a uno a quien quisiera entrar.
Cuando uno de los guardias caía, uno de los de atrás cerraba la brecha y seguían luchando. Ademas, Valon y el compinche que lo acompañaba, curaban a distancia a sus compañeros, haciendo largo y duro el combate.

Tras varios asaltos de combate, Thorek el enano, quien marchaba en primer lugar y se enfrentaba a los guardias del culto, logró embestir a uno abriendo suficiente hueco para que sus compañeros entraran poco a poco, y en ese momento tanto Valon como el acólito tambien entraron en combate cuerpo a cuerpo.
La idea inicial del grupo, era atrapar con vida a Valon, pero tras el duro combate, Sandor decidió lanzar un proyectil mágico que acabó con el líder del campamento, dejándolo sin vida.

Registrando el lugar, encontraron las pertenencias de Valon y el resto de guardias, algunas monedas, junto a unas pocas gemas de poco valor y algunas pócimas de contenido sin identificar.
Junto a esas pertenencias, tambien encontraron el diario de Valon, de especial interés para Freckless al que consideraba un traidor por la relación con parte de su vida pasada, pero aunque las palabras escritas aclaraban algunas de sus preguntas, aun tenía más…
Buscando en la habitación, tambien encontraron un hueco entre las alfombras que adornaban el suelo, que parecían ascender.

Tras recuperarse unos instantes y terminar de registrar la habitación, Thorek ascendió sorprendentemente sigiloso por el túnel, y vio una gran capilla dedicada a Tiamat donde se encontraban Langedrosa Cyanwaith y tres guerreros norteños con grandes hachas de batalla.
Tras bajar de nuevo, el grupo planeo una estratagema y decidió realizar un ataque por sorpresa. Su principal objetivo era acabar con la mujer dragón, y antes que Langedrosa y sus guardaespaldas hubieron tenido la oportunidad, los principales conjuros mágicos de los lanzadores de conjuros del grupo, las primeras saetas disparadas, y las primeras embestidas cuerpo a cuerpo, terminaron dejando el cuerpo sin vida de Langedrosa sobre el frío suelo de la capilla dedicada a su señora.
El resto del combate contra los berserker fue largo pero sin problemas para el grupo, que acabo con los bárbaros sin apenas sufrir daños.

Al registrar la capilla, encontraron un cofre lleno de joyas y otros objetos que contenía una trampa que sospechaban llenaba la estancia de gas venenoso al mover el baúl. Pero se arriesgaron a abrirlo con una llave que encontraron en la cámara de Valon Mondath.
Para no arriesgarse a activar la trampa, ataron una cuerda alrededor del cofre, y siguieron explorando el Dungeon.

Desde la capilla, se accedía a dos lugares. El primero era una cámara oscura al norte que sospechaban podría haber algo interesante.
El segundo, era un pequeño túnel al oeste de la capilla que conducía a otra cámara y a unas escaleras de bajada.

El grupo decidió seguir por el túnel al oeste, descubriendo  en la cámara a un numeroso grupo compuesto de media docena de kobold, y otra media docena de otra clase de kobold alados, y de nuevo, con sigilo, sorprendieron a las criaturas, acabando con todas ellas menos una (que huyó) en breves asaltos de combate.
El registro de la cochambrosa habitación que servía de barracones a las draconidas criaturas, dio como resultado el descubrimiento de un buen montón de monedas en divisa de escaso valor, y algunas pócimas más sin identificar.


Tras  la exploración de la cámara de los kobolds, siguieron bajando, pero cuando lo hacían, el techo se derrumbó, dejando a tres personajes a cada lado del túnel, y separados por los escombros.
Mientras Kresten, Malcer y Freckless, los tres personajes de la parte superior, trataban de quitar piedras para llegar hasta a sus compañeros, Gustag, Sandor y Thorek desde el otro lado siguieron explorando fueron atacados por
 cinco kobolds mas, incluyendo a uno de esos kobold alados, cuando trataban de reponerse de la caída de las rocas. 
Tras acabar con ellos exploraron la caverna encontrando varios aperos para domesticar animales grandes, y una escaleras de bajada con una puerta enrejada.
Ignorando la puerta, los aventureros de la parte baja continuaron por el único lugar por donde podían continuar.
El cuidadoso avance, les permitió encontrar una tosca trampa de pozo y lanzas. Mas adelante alcanzaron otra caverna cuyo techo era mucho mas alto que el resto, y cuya roca, estaba totalmente cubierta por cientos de murciélagos. Ante tal imagen, volvieron a la anterior caverna, y allí, ayudando a sus compañeros fueron atacados de nuevo por varios kobold y un draco guardián errantes.
El combate fue breve pero intenso, cayendo en el mismo Gustag el explorador debido a los tremendos mordiscos y coletazos que el draco le asestó (tres críticos seguidos no los aguanta todo el mundo), pero fue salvado a tiempo por sus compañeros que estabilizaron sus heridas.

Tras este combate, y retirar las piedras caídas, decidieron abandonar el lugar, y descansar hasta el día siguiente en el exterior de las cavernas.

Al día siguiente ya recuperados de sus heridas volvieron a entrar. El avance por las cámaras y grutas fue mas rápido que en el día anterior. Los kobold y las pocas criaturas que quedaban en el interior, se hicieron fuertes en la caverna contigua a la capilla, donde tras acabar con ellos, descubrieron tres grandes huevos pertenecientes a alguna clase de dragón.

Terminaron de explorar el resto del dungeon que no habían visto, tratando de evitar las posibles trampas, ya que no quedaban mas tropas en el interior.
Una vez explorado totalmente el dungeon, marcharon en dirección a Greenest de nuevo, cargando con los tres enormes huevos, y decidir que hacer con ellos mas adelante.


Entradas populares