Tesoros con variedad

El peso de la enorme criatura hizo retumbar la caverna cuando su cuerpo inerte golpeo el suelo. El combate había sido duro, y por fin llegaba la dulce hora de repartirse el merecido y valioso botín, pero delante de ellos no había oro, ni gemas, ni joyas, tan solo libros, cuadros y tapices, que recreaban y hablaban de antiguas historias del reino, de heroes, de caballeros... ¿habían luchado por nada?

Aquellos que jugamos a rol, estamos acostumbrados a recibir recompensas cuando cierta parte de la aventura es superada. Esto es independiente de si jugamos a juegos de fantasía medieval, espada y brujería,  ciencia ficción, cyberpunk o cualquier otro. 
Encuentro bastante diferencia entre las recompensas que se dan en una clase de entornos y en otros. Si jugamos en un entorno futurista, incluso actual, no nos extrañará ser recompensados con información o tecnología en lugar de dinero, pero cuando jugamos en un entorno fantástico medieval rara vez nos encontraremos un tesoro que no contenga monedas, gemas, y objetos mágicos.



El desafío de la aventura no tiene por que terminar con el combate de un monstruo, o superar un desafío, los tesoros podrían ser tan intrigantes  y dar tantos problemas como el mas astuto de los oponentes, y el esfuerzo necesario para conseguir los frutos monetarios de la victoria debería estar a la altura de dicho triunfo.

Dicho esto, no todos los tesoros que encuentren los personajes se miden en monedas de oro o tesoros mágicos. También existen obras de arte, artículos funcionales, ingredientes de hechizos, y pistas que llevan a otras aventuras. De hecho, muchos tesoros podrían consistir en artículos que tienen un valor intrínseco reducido, pero en cambio, sean muy valorados por coleccionistas.

Desafiar a los jugadores con tesoros que se salgan de lo usual añade una nueva dimensión a las sesiones de juego. Una hermosa alfombra de 8m de largo por 3m de ancho  podría alcanzar un valor de cientos de monedas en el mercado adecuado, pero trasportar esa alfombra hasta un lugar civilizado donde venderla, es mucho mas incomodo que transportar esos cientos de monedas en una bolsa o cofre.
Transportar la alfombra hasta el lugar adecuado para venderla es el primer desafío al que se enfrentarían los personajes, pero una vez allí deberían tratar de conocer el valor del objeto hablando con mercaderes o estafadores, y conseguir un valor adecuado por ella.


Este enfoque abre un mundo de posibilidades a los personajes al entrar en contacto con objetos exóticos de gran valor, ya que los personajes, ademas de desarrollar su experiencia superando combates, magia, intrigas, y trampas, obtienen experiencia en la apreciación de asuntos cotidianos y prosaicos como el comercio y viajes.
La introducción de esta clase de articulos, como por ejemplo obras de arte, suministros y objetos de colección permite al narrador  estimular y desarrollar personajes equilibrados y completos.
Al introducir estos elementos en el juego, el narrador anima a los jugadores a visualizar mejor a sus personajes, y a mejorar (o al menos ampliar), la visión de su manera de jugar.


Los jugadores suelen mostrarse bastante creativos ante los encuentros y trampas, y más si estos son experimentados. Pero lo expuesto anteriormente, los enfrenta a un nuevo tipo de desafío que afecta a sus arcas y bolsillos.
Si no saben o aprenden a manejar la variedad de de tesoro con el que se van a enfrentar,  solo conseguirán los despojos del tesoro. Una fracción del valor real de los valiosos articulos adquiridos.


Muchas criaturas atacan caravanas de mercaderes, compuestas no solo por oro y joyas, si no por suministros, baratijas, materias primas... articulos que poseen un gran valor, pero que ocupan mucho espacio, o son frágiles.



- Tesoros que ocupan mucho espacio. Estos pueden consistir en alfombras, tapices, obras de arte, estatuas, materias primas (carbón, hierro, estaño, etc.), mobiliario, cuadros, y un largo etcétera. Aún es mas, estos objetos podrían formar parte de la guarida del monstruo, y podrían llegar a ser el marco de la entrada flaqueada por dos estatuas que representan esfinges, una pared donde se reproduce una pintura al fresco de la coronación de Carlo Magno, o la columna de del palacio del Rey Japhar, que esta coronada con capiteles de oro y plata, y ahora sostiene el techo de la cámara del tesoro de un poderoso liche.
Un tesoro de esta categoría podría incluir hasta un barco, el torreón del malvado señor feudal que han  derrotado, o un negocio que han conseguido como recompensa y que deben administrar...


- Tesoros frágiles. Otro asunto que los jugadores deberían tener en cuenta, es la resistencia del tesoro obtenido. Las alfombras se pueden quemar, los lienzos de los cuadros se pueden rajar... pero hay objetos incluso mas frágiles. Jarrones y copas de cristal de bohemia, estatuas de hielo, antiguos pergaminos de conocimientos olvidados que podían mojarse, o deshacerse en polvo solamente con tocarlos, o artilugios de complicada tecnología e igualmente frágil.

Para acabar esta entrada, hablaré de tesoros que podrían aparentar  que no lo son, por ejemplo, un mapa del reino de Balmofard podría esconder un mensaje secreto, la ruta de un tesoro, o formar parte de un objeto mágico cuya aura mágica ha sido ocultada. Un libro de historia (o ciencias naturales, heráldica, biología, etc.), podría contener pistas sobre la aventura que los personajes estan jugando actualmente.
Otros tesoros estan a la vista, pero los personajes (y puede que los jugadores), no sepan que lo son. En esta categoría, entrarían los órganos y partes de la criatura que mataron como por ejemplo, las escamas, sangre, huesos o colmillos de un dragón; las glándulas de animales con ataques venenosos o especiales (como una gorgona); los ojos de un contemplador, o de un demonio...


Las posibilidades de un narrador a la hora de ofrecer tesoro se ven de repente multiplicadas con la inclusión de nuevos tipos de objetos que pueden formar parte del mismo, y no solo eso, si no que las posibilidades de desafío y aventura, se ven igualmente multiplicadas con las dificultades de conseguir su valor completo, o identificar el valor de los artículos.

Entradas populares