Viajar por tierra en los juegos de temática medieval

Nuestra visión como ciudadanos del primer mundo en el siglo XXI, nos deforma muchas consideraciones a tener en cuenta en nuestras partidas. La facilidad de comunicación, y las opciones de transporte que podemos usar en estos privilegiados días (hasta que no llegue la tercera guerra mundial y el post-apocalipsis que lo seguirá), nos hacen olvidar las limitaciones y escasos medios que había por ejemplo, hace 150 años (recordad los western por ejemplo), o que incluso nuestros abuelos en los pueblos estaban limitados a usar.
Nuestra forma de vida, nuestra mentalidad simplista e inmediata hace que nos limitemos a querer saber el tiempo que tardan nuestros personajes de A a B, y que sea rápido por favor,
que en coche son 3 horas... pues no... creo que esa forma de pensar hay que corregirla y ampliar la mentalidad a la hora de tratar estos temas.

Los pobladores del mundo durante lo que fue la edad media europea no viajaban, al menos la mayor parte de ellos.
Eso de que no viajaban es un concepto que quizás haya que explicar a los mas jovenes. En esas comunidades la gente no se desplazaba mas allá del pueblo grande mas próximo o a la villa de al lado. Un día de viaje, dos a los sumo. Imaginad la corta visión y conocimiento de territorio que poseía esa gente. Ahora podéis haceros una idea de por que cuando un viajero llegaba a un lugar, la gente estaba deseando hablar con él y conocer las noticias de otros lugares, por qué la gente se creía las historias de monstruos e historias fantásticas que se supone que habitaban en regiones distantes, por qué tenían miedo y se sorprendían de cualquier cosa que les contaban...

Esta gran parte de la población de la que hablo son los campesinos, por supuesto, clase social a la que pertenecía el 80% de la población. El porcentaje me lo he inventado, pero vamos, que eran mayoría. Por supuesto existían otras gentes que si viajaban o al menos podían viajar a distancias mayores que los simples campesinos. Caballeros, nobles, mercaderes, comerciantes, marineros, soldados pertenecientes a un ejercito y otros habitantes de esa época solían desplazarse a otros lugares, mas o menos lejanos.



Teniendo en cuenta lo anterior, imaginad la visión superior del mundo que tenían estas gentes en comparación del campesinado... los comerciantes solitarios con sus carretas recorrían diversas poblaciones comprando y vendiendo artículos. Estas gentes junto con los sacerdotes itinerantes, viajeros ocasionales, y los soldados de las patrullas solían ser los mas frecuentes portadores de noticias.
Imaginad como podían tener en consideración los habitantes de una villa, a uno de sus habitantes que sea un veterano de la guerra, que hubiera viajado desde un recóndito valle de la península ibérica hasta la península itálica, Alemania, los Países bajos o Grecia junto a un ejercito... los sitios que ha visto ese veterano, las experiencias vividas, el tiempo fuera de su hogar, etc. seguramente la gente considerará su opinión por encima de otras, quizás incluso haya reunido un pequeño botín con el que ha comprado algunas tierras y lo consideren un prospero terrateniente...


La red de calzadas y carreteras que existía en esa época no ayudaba a los desplazamientos. Esto según los conocimientos que tenemos de la historia europea, cuyas mejores carreteras eran aquellas que habían construido los romanos, y en algunas ocasiones se seguía un mantenimiento un mínimo esos caminos.
Una buena red de carreteras facilita y agiliza el transporte, amplia la visión que tienen los habitantes de un lugar, mejora el comercio y aumenta la rapidez de transporte de los ejércitos.
Este es un punto importante a tener en cuenta cuando creemos mundos, reinos y regiones. Un reino que se preocupa de su red de comunicaciones implica muchas cosas. Implica que se preocupa de ello, posiblemente por intereses económicos o por presiones de comerciantes y mercaderes. Implica destinar una parte importante del presupuesto del reino para su construcción y para su mantenimiento... e Implica la posibilidad de que esa carretera se considere carretera real, lo que conlleva que cualquier delito cometido en ella se considere un delito contra el rey...


Los medios de transporte usados en esa época eran escasos. Los caballos eran privilegio de unos pocos ricos y poderosos. Los animales destinados al transporte mas cotidianos eran bueyes, mulas y burros. Las mulas eran de hecho, bestias muy bien consideradas por su fuerza, resistencia y su personalidad mansa.

Al contrario de lo que podemos pensar, el transporte de mercancías se realizaba directamente sobre estas bestias o sobre las espaldas de los transportistas, y no sobre carros o carretas cuyo precio era elevado. Los arrieros y otros comerciantes viajaban con uno o varios de estos animales con aparejos, y sillas preparadas para el transporte de mercancías, sobre las que sujetaban sacos y las mercancías a transportar. Esto era debido al desgaste de las carreteras romanas que impedían el uso adecuado de otros medios de transporte.

Cuando se podía, se usaban carros de cuatro ruedas y carretas de dos que podían llevar una cubierta de tela o cuero sostenida por un armazón de madera. El empleo de carros y carretas fue de nuevo generalizado a partir del siglo XIII debido al auge del comercio. Esta forma de transporte supuso un adelanto (mas bien una recuperación de su empleo durante la época romana), de la que se beneficiaron tanto las urbes, como los comerciantes, comos los reyes.

Entradas populares