Adquiriendo ideas de la programación infantil

Hace ya muchos años que escucho a la gente comentar (más bien criticar) sobre las series de dibujos para niños. La programación infantil.
Muchos, la mayoría, critican las series de dibujos actuales, a favor de aquellas que veíamos cuando nosotros éramos pequeños. Series como David el Gnomo, Erase una vez la vida, o barrio sésamo por ejemplo, marcaron nuestra infancia, dándonos cuenta una vez ya adultos, que aparte de entretener, nos enseñaban. Es decir, aprender de forma divertida.

Con la llegada de los hijos, es inevitable que la programación que aparece en la caja tonta vuelva al contenido infantil. Y, aunque no es bueno que los niños vean televisión (o no mucha al menos), en ocasiones es inevitable el encender el Canal Disney para que te dejen 15 minutos de tranquilidad y poder escribir cosas como esta.
No es escusa, lo se, es egoísmo puro, pero la carne es débil y todos necesitamos un descanso tras atender toda la tarde y mañana a nuestros pequeños monstruitos con las pilas duracel recargadas continuamente.

El caso es que como digo, la programación infantil vuelve a la pantalla del televisor (mi televisor, tu televisor, no el de casa de nuestros padres, aunque en ocasiones tambien), y mientras vas acostumbrándote a los nuevos y extraños nombres de las series actuales para niños, tambien te vas enterando en que consisten.
El mayor de mis hijos no llega a los dos años y medio actualmente, y los programas que le dejo ver son muy determinados y por un periodo breve (yo no suelo ver la televisión excepto alguna serie suelta, y no quiero que mis hijos se acostumbren a quedarse tontos delante de la pantalla), de modo que grabo los programas que me interesan y los veo junto al niño en el momento que quiero.
Hay un Canal Disney especial para niños muy pequeños, y lejos de acercarme a teletavis y cosas por el estilo, suelo poner al siempre popular Mickey Mouse cuyo programa me recuerda a barrio sésamo, con esa invitación a los niños a contar, y participar con lo que los personajes hacen en la pantalla. Pero hay otras series que me han sorprendido, y que como no, siempre que las veo encuentro cosas que usar para mis sesiones de juego, hasta el punto que llego a poner esas series para mi en lugar del niño…


Una de esas series son Los Octonautas. Esta serie esta realizada en 3D con animación CGI y basada en una serie de libros para niños “Los octonautas” de Vicki Wong y Michael Murphy mara Meomi Desing.inc
La serie  está protagonizada por ocho intrépidos exploradores (seguro que nunca lo hubierais adivinado por el nombre), cuya misión es explorar, rescatar y proteger el mundo marino y sus habitantes. En una flota de naves acuáticas exploran el mundo bajo el agua, y ayudan a sus habitantes al mas puro estilo Sea quest, pero en animación 3D.
El grupo de los octonautas esta compuesto por una serie de animales de diferentes especies (un pulpo, una nutria, una conejita…), pero cuyos principales protagonistas son un oso polar (El capitán Polar), un gato pirata (Kwazii), y un pingüino enfermero (Pepe en español).
La serie siempre presenta un problema con criaturas la mar de curiosas,  que en un principio parecen ficticias pero no…. Resulta que esas criaturas existen de verdad.  De esta forma he descubierto al pulpo vampiro, o a un cangrejo que emite un fuerte ruido con sus pinzas, estrellas de mar que emiten luz, calamares araña, o una medusa enorme con forma de balón… ¿no me digáis que no tienen posibilidades de aventura esas criaturas?
Las naves que usan lo octonautas tampoco tienen desperdicio, comenzando por el Octomodulo, una base gigante con varios brazos, y siguiendo con las distintas GUP (A, B, C, D, E, F, X), cada una con sus características diferentes, con diferentes formas de animal, y todas ellas submarinas, por supuesto.


Otra serie a la que se puede sacar partido es Miles del futuro. Esta serie pertenece al canal Disney Junior que trata sobre los viajes y misiones encomendadas a la familia Calisto, la cual vive en una nave espacial y trabaja para la Autoridad de transito.
El protagonista principal es Miles, el hijo menor que lleva siempre consigo una tabla de skate flotante y su mascota, un robot con forma de avestruz (si de avestruz).
Aunque los episodios son bastante chorras, la serie enseña valores familiares a los niños, cosa que esta bien. Importante por ello, que los padres vean esta serie con los niños, por que deben explicar lo que sucede (su mente seguramente solo verá los dibujos y las cosas chulas que ocurren).
Una serie basada en el espacio ya tiene muchos elementos que poder usar en aventuras de ciencia ficción tipo Exo, como los trajes espaciales, la tabla de skate capaz de propulsarse por el espacio, una especie de cuerda energética, etc. pero luego tiene detalles que aunque quizás no sean verídicos (ni idea), resultan al menos interesantes, como un planeta cuyos vegetales son naranjas por que la luz de su estrella es azul, un planeta destinado como centro de vacaciones administrado por robots, juegos o deportes que parecen basados en video juegos de plataformas, el sistema de “reducción de tamaño” para transportar paquetes de un lugar a otro (así el cartero o transportista le caben mas cosas en el almacén de carga), y otras muchas cosas que al menos a mi me resultan aplicables a juego.





La princesa Sofía es otras serie de Disney  donde la protagonista es la típica “princesa Disney”, a pesar que sus orígenes son humildes. Esta serie está muy enfocada a mostrar a las niñas que pueden hacer tantas o mas cosas que un niño (igualdad), y a la educación y comportamiento básico (no mentir, trabajar en equipo, ser humilde, tolerancia, etc.).
La serie nos presenta un mundo fantástico lleno de posibilidades. Un reino ideal, un mago malvado que intenta hacerse con el poder, una familia real con caracteres muy distintos, criaturas fantásticas, trazos de culturas y mitologías diferentes, etc.
La magia existe y es común. Además de hadas y magos, se les enseña magia incluso a los miembros de las familias reales con ciertas similitudes al colegio de Harry Potter, pero en la mayoría de las ocasiones, cualquier relación con la magia no tiene que ver con hechizos si no con poderes.
La descripción del castillo, la “aldea” (que de aldea tiene poco con lo grande que es), la gran cantidad de personajes, y la parte del reino que han mostrado podrían servir como inicio de aventura para cualquier juego de rol, adaptándolo a nuestra necesidades mas “adultas”, o dejándolo tal cual si pretendemos jugar con niños.
La posibilidad de jugar partidas de rol siguiendo la idea de enseñanza de valores morales que se muestra en la serie, abre una posibilidad equivalente a la labor educativa que tienen ya otros juegos como “Detectives de monstruos”.

En realidad, no son nada destacable como series, pero tienen cierto punto de interés que poder llevar a la mesa de juego.
Además me ha sorprendido que lejos de lo que yo creía, las actuales series enseñan cosicas a los niños como ya hacían en su día las series que nosotros veíamos, pero adaptadas a este tiempo, y no todo son caballeros del zodiaco,  goleadores y series por el estilo por mucho que molen.

Entradas populares