Deliberación sobre la influencia de películas y series sobre los libros.

La propaganda de la serie televisiva Juego de tronos llega a ser “spameante” en ocasiones, si no lo es siempre ultimamente. Mires lo que mires es probable que haya alguna noticia relacionada con la serie. Que si Jon nieve esto, que si Jon nieve lo otro, que si Sansa esto, que si Tyrion lo otro… de verdad, me cansa ya.
Y me cansa sobretodo (creo), por que no veo la serie, y lo que estoy esperando (sin muchas ganas la verdad sea dicha), es que sean publicados el sexto y séptimo libro y olvidar la serie de los coj… de una vez.

No me suele gustar las versiones cinematográficas o llevadas a la pequeña pantalla. Si, soy de esa gente rara que no entiende esas cosas que llaman “contar de diferente forma la misma historia”. Mejor dicho, si entiendo eso, pero no entiendo o comparto la forma de hacerlo. Y esta es una de las razones por las que no veo la serie de Juego de tronos, que para mas Inri, varios de los actores van soltando pullitas diciendo que ahora que la serie ha adelantado a los libros, los seguidores de la obra litería nos tenemos que chinchar por no saber lo que ocurre… como si no tuviera otra cosa que hacer. En fin, a los niños, cosas de niños.

Que no me suelan gustar estas adaptaciones, no quiere decir que no  les de una oportunidad ojo, ni que no valore que el llevar una obra literaria a la pantalla (pequeña o grande), provoque una publicidad enorme, con lo cual las ventas de los libros se disparan, y con ello la cantidad potencial de lectores de esas obras. Por que no todos los libros comprados no son leídos…
En mi opinión, que la obra se amas conocida, es decir, que un libro sea llevado a la gran o pequeña pantalla afecta más a los bolsillos de unos pocos más que a la obra en si. Otra de las razones por las que lleven ciertas obras literarias al cine o televisión me cabrea mas que emociona. No por que el autor de la obra gane mas dinero, que me parece perfecto, si no por que la obra no aumenta en calidad por esa propaganda y ese enriquecimiento, y muchas veces ocurre lo contrario, que pierde calidad, ya que la versión conocida por todo el mundo es la televisiva, que en el 99% de las ocasiones es peor que la literaria. Entonces ¿para que me sirve? Pues normalmente para poca cosa.




Toda esta parrafada sin sentido ha surgido de un pensamiento sobre la dichosa serie (Juego de tronos). Ya en la cuarta y quita temporada la historia mostrada en televisión adelantó o mostró cosas que no aparecían en el libro (no que lo hubieran cambiado, si no que no aparecían), y ahora que aparece la sexta… Si al presentar la obra en formato visual la venta de libros se disparó y se leyeron muchos mas ¿Qué ocurrirá ahora? ¿Qué ocurre cuando la historia de la serie de televisión adelanta a la obra original? El autor ya ha recibido la pasta y eso se la suda, pero ¿y  a quien vende los libros? Venderán más o menos. Y ahora, en lugar de pensar solo el canción de fuego y hielo, pensemos esto de forma más abierta, a otras series y sagas literarias (aunque creo que es la primera vez que curre).
Cabe la posibilidad que, aunque los amantes de la saga literaria sigamos comprando y leyendo los libros (si no devorando), aquellos que comenzaron a comprar y leer los libros por la serie televisiva dejen de hacerlo… con tal, la historia ya se la conocen, y esa expectación que puede provocar que el libro salga para conocer como continúe la historia, no se produzca con la salida de los libros siguientes. Tambien es posible que si se vendan (con tal, la gente compra muchas veces por comprar), pero no los use, es decir, no los lea…
Que sí, que G.G. R. Martin ya ha dicho que el libro no es igual que la serie, que se ha equivocado, y que muchas cosas de las que suceden en la serie se le han ido de la mano, pero… a la gente que compra los libros por la serie de televisión eso le da igual… a esa gente solo le interesa conocer una historia, no la calidad de la misma, ya que en TV todo suele ser mas fácil, más rápido, mas acorde con esta era y el ansia de la gente que quiere consumir todo lo que existe en el mundo mundial… no por necesidad, solo por ansia.

Tambien para aquellos que jugamos a rol plantea un problema (bueno, problema entre comillas). Al igual que cuando un manual de juego presenta lugares o posibilidades no descritos, o no descritos totalmente en una obra literaria, de repente surgen dos versiones “oficiales” de la misma historia. Como narradores y creadores de nuestro propio universo esta claro que tan solo debemos elegir lo que mas nos guste, o incluso saltarnos la historia y adaptarla a nuestro gusto.

La verdad es que como ya he dicho en otras ocasiones, soy bastante pureta en estas cosas, y si una historia cuenta algo, me gusta que ese algo sea así en mis partidas, por que de lo contrario no jugaría en esa ambientación, me invento una y ya está. De modo que los puretas como yo, tendremos un problema cuando la serie de televisión cuente una cosa, y los libros cuenten otra… ¿cual es la versión oficial? ¿la que diga el autor? ¿la que cuente la historia por primera vez? ¿la del libro?¿la que indique la editorial que publique el juego de rol? ¿las dos son oficiales? ¿la que escoja el master?...

La oficialidad según la mayoría de la gente la tengo clara. Una cosa es un grupo reducido de gente que suele gusta leer y suele molestarse en ello, como somos los roleros, y otra muy distinta, la gente común, los muggles (¡que palabra mas genial por dios!), que la única información que tienen es por las imágenes que surgen del TV, la cual suele diferir bastante con la obra literaria. Solo hace falta acordarse de lo sucedido con El señor de los anillos. Con el Hobbit creo que no tanto, por que como se han fumado tantas cosas, la diferencia es demasiado como para confundirlo.
Y esta es una de las cosas que mas me fastidia, que una historia se confunda por una versión light, insulsa, y descafeinada.

Entradas populares