Zaragoza Rolea 2016. El día despues

Hace cuatro meses comenzamos a preparar las Zaragoza Rolea debido a las dificultades para realizar la sexta edición de la Noche de Juegos Insomne que lamentablemente hemos tenido que retrasar, durante un año en el que el invierno no parece invierno, sino una estación de juego de tronos en el que el verano no termina nunca.
Este sábado, como en cualquier fecha señalada en el calendario, el 27 de febrero llegó a su destino, el día de las Zaragoza Rolea, acompañado de un temporal no visto en este invierno no invierno que ha afectado a toda la península, bajando la temperatura varios grados repentinamente y cubriendo cielo, suelo, edificios y personas con un manto de humedad hasta que el día 28 vió la luz. A pesar de ello, a pesar de la lluvia y la baja temperatura, las zaragoza Rolea se celebraron con toda la ilusión que se puede realizar por primera vez un evento, como la llegada de ese amigo al que tantas ganas de ver tienes. Y han sido memorables.

Es la primera vez que junto a Tercios de Flandes organizo un evento en el que el rol es el rey, y en realidad su única actividad. Mi gente, la de Tercios y todos aquellos que me conocen, aparecieron temprano el día del evento a pesar del gris del día, con intención de disfrutar de la jornada, que seguramente habría tenido más afluencia con una climatología más favorable, pero que aún así nos satisface ya que todos sabemos que los roleros somos difíciles de mover de nuestras mesas de juego habituales, y más en días como estos en los que tan solo apetece una bebida caliente, mantica y película.
Pero dejando aparte el tema de la asistencia, que tiene una importancia relativa, he de decir que creo que han sido una buenas jornadas donde el buen rollo, el colegueo y los dados nos han acompañado durante toda la jornada.

La mañana fue tranquila y con menos  afluencia que por la tarde. Creo recordar que hubo la mitad de las partidas en la sesión de mañana que en la sesión de tarde, pero con juegos muy variados tanto de nombre como de editorial.
Para que os hagáis una idea de las partidas que hubo (y si no me equivoco) fueron las siguientes:
Pedro J. Ramos dirigió Blacksad y Plenilunio, al que debido a la confianza que tengo con él metí en ambas sesiones jugadores a mitad de sesión con todas las molestias que ello supone (donde hay confianza da asco, lo siento).
Dani, quien no se como me aguanta todavía tras esta semana tirando de él debido a mi ausencia de la ciudad, dirigió dos partidas de la llamada de Cthulhu 6ª edición (la de EDGE).
Miguel que vino un poco inseguro debido a que era la primera vez que dirigía en unas jornadas, montó una mesa de Cultos innombrables y se llevó a los jugadores en el bolsillo.
David (1) montó una mesa de vampiro, que es de esos juegos que no pueden faltar en unas jornadas a pesar de sus haters.
David (2) se hizo cargo de 3:16 masacre en la galaxia (cuando veía el nombre de "masacre" en la mesa reservada para el juego aparecia en mi cabeza la imagen de Deadpool... no se por qué...
Felix Alcantara, uno de esos buenos amigos que siempre están ahí cuando necesitas un narrador para unas jornadas, masteó D&D quinta.
Carlos (el hermano Koldraj) nos honró con su presencia y una partida de Espada negra, que tuvo que repetir dos veces pues hizo un TPK en el primer combate. A pesar de eso, los jugadores quedaron muy contentos.
Javier de Summum Creator hizo presencia en las jornadas dirigiendo Todos para uno y Expedición a la Tierra hueca.
Ainhoa, otra de esas amigas que siempre puedo contar con ella para las jornadas y a la que nunca le podré dar suficientemente las gracias, montó una mesa de Wraith que hizo aflorar los sentimientos de los más duros de sus jugadores (verídico).
Y el humilde servidor de vuesas mercedes masteó D&D quinta por la mañana y El Anillo Único por la tarde.
14 partidas en total (si no me olvido alguna), que si bien pueden parecer pocas, se disfrutaron mucho.

Como en muchos de estos eventos, lo mejor de estos días lo forma los asistentes que llenan las mesas de juego, las nuevas caras (que me sorprendió ver tantas y algunas muy jovencicas), a los amigos, y a los viejos conocidos de los que tan solo recuerdas sus caras pero después van surgiendo lugares y anécdotas hasta comprobar que si os conocéis, y encima con buenos ratos juntos. La gente de Summum Creator a la que no pudo sino mostrar mi más verdadero agradecimiento vinieron desde Alcalá de Henares para dirigir, y encima donaron un ejemplar de Expedición a la Tierra Hueca a nuestra ludoteca del que haremos buen uso.
A la hora de la comida, el verdadero corazón de unas jornadas junto con cafés y cervezas, me senté por casualidad con ellos y las anécdotas y experiencias roleras surgieron durante el ameno festín a base de ensalada y ternasco de Aragón, regado con buen Vino de cariñena. Creo que entre los tres raptamos la conversación de esa esquina de la mesa no se si para desesperación o agrado de nuestros "oyentes".
Al menos, espero que la paliza de un viaje tan largo y el esfuerzo de narrar les salga a cuenta, y por supuesto, espero volver a verlos, si no es aquí en Zaragoza, en Madrid o en otros lugares el día que pueda desplazarme a algunas grandes jornadas de otras ciudades.

El lugar donde comimos (voy ha hacer publicidad que para algo el dueño es mi tio), es una bareto de esos que sirven bocatas calientes de todo tipo en vía universitas (frente a la calle Daroca y junto al parque Delicias), llamado La Posada (con ese nombre, que mejor lugar para que asistan un nutrido grupo de aventureros hambrientos). Además de bocatas y platos combinados  sirven unas ofertas de platos para compartir como un kilo de Ternasco de Aragón bien tierno con una base de patatas fritas y pimientos rojos, una ensalada aragonesa, y las bebidas por 40€ con los que comen 4 personas tranquilamente, por lo que sale a 10€ por persona.  En serio, ya no es por ser mi tío, un lugar muy recomendable y acogedor. Doy fe.

Por mi parte, además del trato con la gente y salir satisfecho por la acogida de las jornadas pese al día, me gustó mucho las partidas que narré.
Por la mañana masteé D&D quinta con un grupo veteranos de D&D 3.5 que salieron encantados de la sencillez y virtudes del sistema, y a una novata, que a pesar de no ser ninguna niña nunca habia probado el rol, se dejó convencer por uno de los otros jugadores saliendo encantada del juego. Cosa que me alivia porque ya sabéis que opino que jugar con un novato conlleva mucha responsabilidad.
La partida ya la había masteado en el Desafío wargames, y era la primera parte de una de las aventuras de expeditions de la Campaña Rage of demons, que igual tengo que seguir masteando a parte del grupo que dirigí por petición suya. Otra cosa es encontrar tiempo.
Me sorprendió que, una aventura que preparada para 5 personajes de nivel 1 en la que hay dos combates en las que pueden morir tranquilamente, el grupo se separó y se enfrentaron cada uno a uno de los encuentros por separado. 3 personajes por un lado y dos por otro. A pesar de ello, en esta ocasión, lograron salir victoriosos a base de planificación y buenas tiradas y tan solo uno de los PJ cayó a 0 Pg. Estoy comenzando a sentir que el nivel 1 de esta edición es mucho nivel 1. Aunque sin la planificación que aplicaron en el juego poco hubieran podido hacer.

Por la tarde narré EAU. La aventura, con poco sabor a Tolkien debido a lo oscura de la trama (o al menos, poco habitual en sus historias casi siempre épicas de la Tierra Media) y una presentación de la narración en la que he tratado de romper la estructura de la historia (inicio, núcleo y desenlace) , contentó mucho a los jugadores, y consiguió satisfacerme más a mi por los buenos resultados que dio al tratar de conseguir ciertos objetivos que me había marcado.
ESpero poder terminar de escribirla, quizás testearla de nuevo, y despues subirla para disfrute de quien se atreva a jugarla.

Poco más puedo decir de estas pequeñas jornadas que se han celebrado en su primera edición.
Solo me queda dar las gracias a todos los asistentes que junto a todos aquellos que me han ayudado a organizar el evento, han sido los verdaderos responsables del éxito de las mismas.
Debo especial agradecimiento a todos aquellos que hicieron eco de la noticia del evento, a aquellos que acudieron a mi llamada a pesar del trabajo o responsabilidades, A los miembros de las editoriales y grupos creativos que vinieron por propia voluntad, a la gente de mi club, a los amigos y gente que vinieron casi especialmente a verme (Josell, un abrazo, hay que repetirlo. Diego, con el buen tiempo nos vemos si o sí), a Nosolorol por sus detallicos y a aquellos que quisieron venir pero al final no pudieron.  A todos, con sinceridad, muchas gracias.
Nos vemos en las próximas Zaragoza Rolea, si no es antes.


PD. Todavia no me han pasado fotografias del evento. En esta semana hago una selección y las compartó aquí.

Entradas populares