¿Ayudan las partidas online a escoger los juegos que queremos comprar?

Hace ya mucho tiempo que por unos motivos u otros se ha puesto de moda jugar a rol a través de una de las múltiples herramientas que podemos encontrar en internet.
No sé cual fue la primera herramienta utilizada pero jugar a rol online ha pasado por jugar vía mail, por foro, Messenger, etc. hasta las actuales formas de jugar más directas y cada vez más parecidas a jugar en mesa como a través de hangout o Roll20 entre otras.

La verdad es que no lo he probado. Tengo curiosidad pero por falta de tiempo no he conseguido apuntarme a una partida ni siquiera durante las Net.com con la gran cantidad de oferta que existía, pero si que estoy atento a los comentarios de la gente que juega a través de esas plataformas.
Se escuchan y leen gran cantidad de comentarios de todo tipo. A favor, en contra, ni fu ni fa…
La mayoría coinciden en que la experiencia no se puede comparar con juntarte con los colegas en una mesa y poder compartir la experiencia de forma más cercana. A mi me da la sensación de que es algo frio… pero mucha gente parece que lo usa como si se tratara de un sucedáneo ante la falta de posibilidades de jugar de forma tradicional. Ya sabéis, con tus colegas delante y una mesa en medio repleta de fichas, dados, libros, refrescos y aperitivos varios.
Pero una de las cosas que más me sorprende son los comentarios de la gente que usa las partidas grabadas online para decidir si comprar o no los juegos.


Puede que esto me sorprenda por qué soy de la viaja escuela. No, no quiero decir que juegue al estilo old school, si no que llevo muchos años jugando y estoy chapado a la antigua. Supongo que como el que más y el que menos tengo mis rituales, mis manías y preferencias, y aunque en ocasiones he escuchado algún trozo largo de una partida de rol grabada (creo que la última fue esa de Rolero con jugadores novatos), hacer esto me hace perder demasiado tiempo de modo que no suelo visionar este tipo de contenidos. Es más, cuando lo he hecho, no ha sido tanto para conocer el sistema en el cual no suelo enterarme mucho de que va, sino por curiosidad o ver como dirige o narra tal Director de juego o cual Jugador. Pero claro, parece que yo soy de una generación anticuada y es posible que las nuevas generaciones y aquellos que empezaron al mismo tiempo que yo pero que se han subido al carro de este tipo de experiencias encuentren algo que yo no logro disfrutar.



Supongo que es factible enterarte de si un juego te interesa visionando uno de estos videos. En verdad, yo prefiero leerme algunas criticas en blog de gente que lo ha probado, leer el libro con antelación si tengo la posibilidad, o jugar una partida yo mismo. Aunque hay ocasiones que lo que hago es leer el libro y probarlo en mesa.
Soy una persona que aprende cometiendo fallos. Una de esas personas que parecen no entender ciertas cosas, y cuya experiencia con las mismas le facilita aprender ciertos conceptos. Que se le va ha hacer, aprendo error tras error, si. Es por ello que para mi no es una opción visionar uno de estos videos para decidir si un juego se adapta a mi estilo o no.
Cuando he visualizado una de estas partidas, o cuando he estado presente en una partida donde jugaban los colegas pero yo no participaba, me fijo más en como lo hacen los jugadores o como lo hace el DJ que en el sistema. Quizá sea falta de atención, quizá tenga unas preferencias distintas de atención, pero es así. Además, un juego puede variar mucho depende de los jugadores y del DJ que lo jueguen.
Es como todo, cuestión de estilos. Hay quien juega a Vampiro en plan patada a la puerta, gasto sangre y me cepillo lo que haya por delante, y hay quien plantea partida dramáticas, políticas, narrativas, con mucha interacción… un juego en realidad no es aquello que se ve en una partida, es mucho más, y para comprender sus reglas y mecánicas hace falta leer un poco. Conocer el por qué de esa forma de tirada, de esa ejecución de reglas, del motor de adquisición de puntos “H”, de agilizar el combate o por lo contrario usarlo para conseguir una experiencia espectacular.
En mi opinión, cuando se visualiza un apartida no se conoce el juego, se conoce como ese grupo de jugadores juega a ese juego. Por ello, si el juego más cojonudo está dirigido por un DJ que usa las mecánicas del juego de forma poco afortunada el espectador adquirirá un mal entendimiento de las mismas, si el tipo de partida que ha presentado el Narrador no se adapta a su forma de o gustos de juego el juego no le gustará, si el grupo de juego usa de forma torpe las reglas creerá que es complicado y puede echarle para atrás a la hora de comprarlo.

Es algo similar a lo que ocurre con las reseñas en los blogs. Si al articulista no le ha gustado el juego es posible que lo ponga a parir, y si le ha gustado que lo ensalce creando una ilusión que puede engañar al lector.
Para ello, y siempre en mi opinión, lo mejor es comparar varias reseñas de distintos blogs. Si lo que te gusta es visualizar videos de partidas grabadas, ver distintas partida, pero, aconsejaría que fueran de distintas aventuras, distinto grupo y distinto DJ, pues como digo, hay que varias de punto de vista para hacerse una idea de si algo te gusta o no. Si siempre ves algo que ya sabes que te va a gustar, en realidad te estas creando tu mismo una ilusión que no te va a servir de nada.

A la definitiva, si crees que visualizar este tipo de partidas pueden ayudarte a decidir a comparar el juego o no, hazlo. Pero no te quedes con una sola experiencia, no te quedes con la primera partida visualizada del juego, y compara las experiencias.
Claro que para ello puedes pasar mucho tiempo delante del monitor visualizando partidas de rol… es otro de los motivos por los que prefiero leer reseñas escritas.
Quizás la mejor opción, sea una combinación de ambas cosas. Leer alguna reseña para hacerte una idea de lo que te vas a encontrar, y visualizar algunas sesiones online para contratar lo que has leído.


Por opciones actuales no será.

Entradas populares