La leyenda negra de D&D

Una vez escribí sobre que el nombre de D&D tenia un gran hándicap entre cierto sector de jugadores de rol, debido a que ciertas ediciones y fama sobre la forma de juego, lo definen un juego orientado a explorar mazmorras y combatir.
Siempre he defendido que, a pesar que las reglas de un juego contengan mecánicas que favorezcan un estilo de juego determinado o aventuras de cierta clase, con ciertos arreglos o empleando mecánicas de juego distintas podemos convertir la experiencia de ese juego en otra totalmente diferente.
Pero D&D además, es muchas veces atacado por que no se rolea en sus aventuras orientadas al combate, obtener tesoro y subir de nivel. Que sus reglas están orientadas al combate táctico es algo que potenciaron a partir de las reglas de 3.5 y con los múltiples accesorios a la venta para el juego. Miniaturas, tableros de juego, etc. pero la fama ya era anterior a adD&D debido supongo que a muchas cosas, la forma de juego con la que se inició el juego inicialmente, los manuales de monstruos, los citados accesorios, las entrevistas y artículos de Gary Gygax, etc.

Esto choca frontalmente con parte del contenido que podemos encontrar en la edición llamada “Advanced”, que en manos de TSR se publicaron cientos de suplementos.
Ya en el manual del jugador y en la guía del Dungeon Master encontramos grandes ayudas para la interpretación más allá de las estadísticas, dándole forma ese trasfondo necesario de los personajes, aportaciones para crear nuestros propios mundos con claves básicas de donde empezar, el trato y uso de los personajes no jugadores, de los monstruos, de aplicación de coherencia, etc.


Recuerdo que cuando jugaba a adD&D nuestra forma de juego era bastante munchkin, y hoy, al releer material de juego que he ido consiguiendo con el tiempo por coleccionismo, me doy cuenta de cuanto desaprovechamos esos manuales y el contenido de su interior.
Los suplementos de “El manual del buen…” son un ejemplo perfecto. Recuerdo que nada más adquirir uno de estos lo primero que ojeábamos eran las opciones de equipo y los kits de personaje, tratando de buscar cualquier mejora en las estadísticas, de la misma forma que más tarde esperábamos los suplementos de personaje de D&D3.5  como el Tomo y sangre para lanzadores de conjuros arcanos donde rápidamente ojeábamos las clases de prestigio que podían hacer mas poderosos a nuestros personajes. Lo demás, era secundario…

Hoy en día disfruto de cosas diferentes a eso y quizás sea por ello que ojeando estos antiguos suplementos he encontrado información que ni siquiera recordaba que estuviera ahí. Ayudas para la interpretación, opciones de personalidades, guías de tipos de personajes, diferentes puntos de vista, como ven los demás a estas clases, patrones, tipos de aventura más indicadas, partidas orientadas a uno u otros personajes, como sacar provecho de las habilidades, etc.
Estos manuales no solo estaban orientados a los personajes si no que una gran parte de los mismos, eran útiles para el DM con guías y ayudas sobre construcción de mundos, de aventuras, planteamiento de la creación de la historia mítica y los dioses que pueblan los mundos, la creación de campañas urbanas, hermandades…

Viendo esta información y sin saber que este juego es D&D, no diría que su contenido está orientado a la exploración de mazmorras y combate. Hay partes que sí, pero una gran cantidad de información no.
Ya no me extraña que grupos de veteranos se resistan a las nuevas ediciones del juego a favor de estos grandes manuales, donde podemos encontrar información para estilos de juego abiertos, con grandes posibilidades de diferentes tipos de partida, aventura, misterio, urbana y tambien, como no, exploración de mazmorras.


Por supuesto, me creo que a nivel mundial la clase de juego que los jugadores de D&D experimentan sea el que los introduce en laberintos profundos en busca de un dragón que matar, y por supuesto, tambien el de muchos jugadores de habla hispana, pero como he dicho en muchas ocasiones, el jugador es el que rolea no el manual y con las posibilidades y contenido que se nos propone en las paginas de este juego se pueden jugar muchas y diferentes aventuras para todos los gustos sin encasillarlo en un juego de mazmorras y combate.

Entradas populares