La ciudad olvidada (aventura para Dungeons & Dragons quinta edición)

Me pilló un poco de causalidad el enterarme de eso del día del rol gratis, En realidad, me hubiera enterado sí o sí con el tiempo, por que todo el mundo habla de ello en las redes sociales, pero si hubiera sabido lo de este "evento" rolero un poco más tarde, no me hubiera dado tiempo a hacer algo. Y la verdad, me hacia ilusión compartir algo con la comunidad, así que me puse al tajo.

La Ciudad Olvidada es una aventura cortica que puede ser jugada con las reglas de Dungeons & Dragons quinta edición con personajes de nivel 2.  Esta escrita para que el Dungeon Master pueda narrarla en cualquier mundo genérico con pocos o ningún cambio, aunque en realidad, forma parte de una idea que llevo rumiando y trabajando desde hace algún tiempo, un proyecto al que llamo Tres veces tres, y que pretendo ir publicando con el tiempo en PXMagazine.  


Las aventuras de Tres veces tres se desarrollan en el pequeño reino de Valdarlan en una isla llamada Exoristeí, en un mundo donde los dioses han abandonado el mundo tras una guerra entre las divinidades que casi destruye el planeta. De hecho, los dioses no son dioses, sino seres muy poderosos con una avanzada tecnología cuyos efectos son confundidos por la población de ese planeta con magia. A pesar de ello, los habitantes de Exoristeí y el resto del mundo desconocen la verdadera identidad de sus dioses y los siguen adorando.
Anteriormente al "abandono", los dioses vivían con los humanos en sus ciudades. Desde su marcha, apenas se muestran ante sus adoradores, aunque en raras ocasiones de gran importancia  han mostrado su apariencia a personas muy concretas.


Como todo "creador de mundos" (aprendiz más bien) comencé a escribir mucho, a dibujar mapas y mapas, crear clases de personaje, dotes y a extenderme en contenido sinsentido que es inviable presentarlo ante la comunidad. Es por ello que en lugar de construir y presentar un mundo "de fuera a dentro" , decidí hacerlo a la inversa, "de dentro a fuera", es decir, mostrando pequeñas partes de un lugar muy concreto y desarrollarlo hasta dar forma regiones, reinos y otros lugares del mundo más grandes.


La ciudad olvidada no pertenece a la serie de aventuras que tengo pensadas para Tres veces tres, pero, aporta elementos al mundo. Ya sabéis, un grano no hace granero pero ayuda al compañero.
En Exoristeí no hay razas no humanas, de hecho, en todo el planeta existen razas distintas a la humana, aunque no hay ningún impedimento para que la partida se juegue con elfos, enanos, medianos, etc. En su lugar hay diferentes culturas humanas: Los Ivires, que es la cultura natal de la isla; los éllines, una avanzada cultura del otro lado del mar; los séltiki, restos de una rico pueblo que permaneció en la isla; y los termanoí, un pueblo brutal y bárbaro que se divide en decenas de tribus y belicosos clanes.


La creación de personajes usa la regla opcional de dotes, por lo que cada personaje tiene dos +1 a las características, una dote y competencia en una habilidad adicional.
La tecnología es alto medieval, de modo que restrinjo ciertas opciones de equipamiento como las armaduras de placas.


A continuación describo la ciudad de Puerto rojo, que si bien apenas aparece en esta aventura, es el lugar que todas las aventuras iniciales tendrán en común. Con el tiempo haré un mapa de la ciudad y tal, con más detalles, pero la siguiente información es suficiente para que si alguien quiere seguir jugando aventuras alrededor de esa ciudad pueda hacerlo.
La información que se presenta a continuación puede que sufra cambios en un futuro, pero 



El mapa pertenece al juego de Wii The Last Story, que me ha inspirado para la creación de esta ciudad
Puerto rojo
Puerto más importante de Valdarlan

Quien gobierna: conde Alexander Quiroi

Quién gobierna realmente: un grupo de mercaderes que presiona al conde de la urbe para obtener más beneficios.

Población: 2000 habitantes aprox.

Productos principales: pescado, pieles curtidas, productos manufacturados en cuero, telas.

Fuerzas armadas: 25 caballeros (con señoríos fuera de la ciudad) han jurado vasallaje al conde Alexander  que junto a sus mesnadas personales reúnen una tropa de cientos de hombres, además Puerto rojo cuenta con una milicia bien equipada de 100 hombres que hacen las labores de guardianes del orden y guarnición. Si fueran necesarias más tropas, el Conde tienen autoridad para crear levas o pedir un diezmo entre la población.
El puerto del pueblo contiene 10 barcos de guerra que pertenecientes a la armada real, con una capacidad de 800 hombres. Debido al coste de mantener esa cantidad de tropas, tan solo la mitad de las galeras están preparadas para usarse de inmediato y no con la tripulación completa. Si se necesitara la totalidad de la flota, en pocas semanas se reuniría la tripulación y aparejos necesarios.

Mágicos notables:
- Julian el arrogante. Un hombre viejo y de fuerte carácter conocido, que colabora estrechamente con el conde Alexander. Vive en una alta torre de cuatro pisos de altura y planta hexagonal junto con sus dos aprendices, donde tienen una tienda de productos mágicos.

- Madame Ubetcha. Una mujer de mediana edad con una belleza destacable y exquisitos modales. Tiene buenas relaciones con el consorcio de mercaderes. Vive en una mansión a las afueras de Puerto rojo con todo el lujo de la nobleza.

Templos notables: Existe un pequeño templo de fuertes muros dedicado a Melkr el dios agrícola, del campo, la vegetación, la fecundidad y la primavera, que incluye algunas capillas a otros dioses del panteón como Asbart (diosa de la guerra y la fertilidad), Ebane (diosa de los caballos como guías del alma al otro mundo),de la fertilidad y de la naturaleza, asociada con el agua, la curación y la muerte, y Mobh (dios de la muerte).

Eutropio el devoto es el sumo sacerdote del templo, un hombre autoritario y grande con una gran sed de poder, pero un gran sentido del deber por sus responsabilidades espirituales.

Romidia Crinblanca es una sacerdotisa de Asbart, encargada de proteger el tempo y a sus feligreses. Su sobrenombre se debe a que Romidia es albina, y su cabello casi blanco. Tiene fama de ser letal con la lanza, y sus proezas acaballo son conocidas fuera del reino.

Cofradías de ladrones importantes: Ninguna importante o que pueda considerarse una cofradía como tal, pero el aumento de la actividad comercial en los últimos años que ha acompañado al crecimiento de la población en la localidad y con ello han surgido dos bandas menores de delincuentes que intentan aprovecharse de la situación.

- Los Merodeadores son un grupo que actúa en la zona de los muelles. Han sobornado a algunos milicianos y trafican con artículos de contrabando y objetos robados.

- La banda de Berenguer, un grupo de ladrones que se dedican a realizar robos menores de forma organizada. Solo es cuestión de tiempo que sus fechorías sean más importantes.

Tiendas para equipo: Puerto rojo es un pueblo grande que con el tiempo en camino de convertirse en una ciudad rápidamente, por ello muchos artesanos se han trasladado a lugar tratando que sus productos tengan mayor salida al mercado. Los productos más destacables del pueblo son aquellos relacionados con las materias primas locales, como el cuero o la tela. Los puntos de venta que ofrezcan de este tipo suelen entregar productos de gran calidad a precios asequibles.

- Taller de guarnición de Leocracia, es el puesto de venta y fabricación más importante de la urbe, que fabrica cualquier artículo relacionado con el cuero, desde armaduras hasta, sillas de montar, correas, y zapatos. Sus artículos tienen fama de gran calidad y son muy cotizados dentro y fuera del reino (calidad buena; precio moderado).

- La forja de Elacio Faure es un taller pequeño pero que abastece con suficiencia las necesidades de la ciudad. Es el único puesto de producción de armas de Puerto rojo y no fabrica artículos exóticos ni armaduras (calidad moderada; precio moderado).

Alojamiento para visitantesDebido a su puerto y enclave militar la localidad contiene más tabernas y posadas de lo frecuente en una urbe de este tamaño. La mayoría de los viajeros y comerciantes se hospedan en casas de huéspedes pero también se pueden alojar en dos grandes posadas, y saciar su sed y hambre en las diversas tabernas que hay, sobretodo en la zona del puerto.

- La sirena varada es una gran posada de tres plantas cercana al puerto (calidad pobre; precio moderado). La limpieza deja bastante que desear, las habitaciones son pequeñas, las camas sencillas, pero hay espacio para más de medio centenar de inquilinos, y tienen enormes reservas de cerveza y vino para sus clientes. Una  gran chimenea calienta el salón principal en invierno, y también las habitaciones construidas alrededor de la subida del tiro de humo que se agradece en invierno, pero molesta bastante en verano.
La posada está regentada por Desiderio el verrugón , un hombre flaco con varias vistosas verrugas en el rostro. Desiderio trabajó durante muchos años como marinero (las malas lenguas dicen que también como contrabandista), y muchos antiguos compañeros de oficio suelen pasarse por la posada frecuentemente.
La Sirena varada, es un buen lugar para encontrar información, chismorreos, trabajos poco lícitos, y pelea.
Los merodeadores frecuentan mucho el local.

- La casa de Don Gavino es un lujoso lugar donde alojarse (calidad buena; precio muy caro). Esta posada tiene dos plantas y una veintena de habitaciones. El servicio es excelente, la comida exquisita, las habitaciones están limpias, y sus clientes suelen ser educados y respetuosos. Comerciantes, nobles y gentes importantes suelen frecuentar el lugar.
Gavino es un hombre robusto y viejo, que se dedicó al comercio durante muchos años lo que le ha permitido conocer a muchos contactos. Ello le permite conseguir productos exóticos que ofrecer a sus clientes (a precios elevados).
La posada está permanentemente vigilada por competentes mercenarios uniformados de confianza.

- El barril siempre lleno es una taberna portuaria dirigida por Fadrique de Cantarolleno (calidad moderada; precio caro). La taberna no es grande, pero se mantiene limpia y sus bebidas no están aguadas. A mediodía se ofrecen raciones de potaje a precios moderados que abundantes marineros se acercan a degustar. Es un lugar frecuentado por capitanes de barco y comerciantes extranjeros por ser más limpia que las demás que se pueden encontrar en el puerto. En ella se suelen cerrar contratos y negocios con los patrones y capitanes de barco. Dos enormes matones mantienen la paz que los borrachos y macarras suelen alterar.

- El consorcio de comerciantes. Este local es una pequeña taberna donde solo los pertenecientes al gremio de comerciantes pueden entrar. La construcción del edificio fue exquisita. Se han usado maderas nobles, cristal en las ventanas exteriores, el interior muestra tallas y relieves de viajes en barcos y caravanas por lugares exóticos, etc. Todo lo que se puede consumir en el interior del local tiene la calidad más alta, el mejor vino, la mejor cerveza, nada de bebidas de la plebe como hidromiel o sidra, sólo productos refinados.
El consorcio de comerciantes funciona como sede social para aquellos pertenecientes al gremio (comerciantes y capitanes de barco), y como taberna (calidad buena; precio muy caro), y es habitual que los socios se reúnan allí para hablar de negocios, reunirse, hablar de asuntos del pueblo, o simplemente pasar un rato sin mezclarse con la gente común.
El mantenimiento del lugar es costeado por los socios del consorcio y miembros del gremio de comerciantes, no solo con las bebidas consumidas. La actual cabeza visible de este elitista grupo es Dativa Eutimiez, dueña y capitana de dos barcos mercantes que pretende explotar que la flota del Rey se ha ubicado en el lugar para prosperar y hacerse más rica. Es una mujer ambiciosa, y pariente del Conde que aprovecha sus lazos familiares para persuadirlo.
La manutención y atención de la taberna está al cargo de Teotiste la paniquesa, una viuda de unos 30 años de muy buen ver, con tres hijos de menos de 10 años que le ayudan en lo que pueden.


Lugares importantes de la ciudad:

- El salón del conde Alexander. Este lugar sirve como residencia y salón de actos al conde y su familia. El edificio consiste en una torre cuadrada de muros con 2m de espesor y cuatro plantas de altura con almenas en la parte superior.
La planta baja alberga las cocinas, despensa y el salón del Conde, donde se celebran banquetes o hace justicia desde su trono.
La segunda y tercera planta, incluyen los aposentos del Conde y su familia, un despacho, un almacén y una pequeña biblioteca.
La cuarta planta alberga barracones y armería para la guarnición del castillo.
El salón se levanta sobre una pequeña colina artificial amurallada desde la que se puede ver el mar, el puerto y la mayor parte del pueblo.

- El enclave portuario. Este edificio es una torre defensiva cuadrada de tres pisos con almenas en la parte superior y rodeada de una muralla.
Las puertas de la muralla se mantienen siempre abiertas ya que la planta baja del edificio, sirve como oficina portuaria, donde se tienen que registrar todas las mercancías descargadas en el puerto.
El resto de la fortaleza sirve de barracones, alberga unas cocinas, despensa y un salón donde la guarnición puede comer el rancho. Los caballeros al cargo de la guarnición tienen habitaciones individuales.
Al mando de la tropa, el funcionamiento de la oficina portuaria y la defensa del pueblo está Don Marcial de Exodí, un veterano caballero de porte robusto y toscos modales, pero famoso por sus habilidades en batalla y con la lanza.

- La torre hexagonal  (Julián el arrogante). Esta torre de cuatro plantas y diseño poco habitual en Exoristeí es propiedad del conocido mago Julián el arrogante. El edificio tiene un aspecto poco resistente debido a que sus muros no son tan gruesos como los de las fortalezas del Conde y el enclave portuario, lo que hace que su diseño sea más esbelto. Sus muros están construidos con piedra blanca traída de lejanos lugares, y la última planta termina en un tejado azulado en forma cónica. Todas sus ventanas tienen cristal y poca gente sabe, que el edificio es tan alto como profundo, ya que tiene cuatro sótanos bajo el suelo, donde Julián realiza sus experimentos, y almacena componentes esotéricos peligrosos para la gente poco habituada a lo arcano.
Las cuatro plantas visibles albergan los dormitorios del mago, sus aprendices y el servicio, el salón, cocinas, una gran biblioteca y otras habitaciones necesarias para la comodidad del mago y sus visitantes. La torre alberga habitaciones subterráneas solamente conocidas por los amigos de confianza de Julián.

- La aldea de pescadores. Curiosamente, la localización original de la urbe, esas casas de pescadores que mantienen su ubicación a pesar del paso de los años, han quedado fuera de los límites de Puerto Rojo.
Algunos pescadores se han trasladado a vivir dentro de los límites de la ciudad buscando otras alternativas de vida como embarcarse en alguno de los grandes barcos mercantes. Pero la mayoría siguen viviendo en sus casas familiares, junto a sus aperos de pesca y sus embarcaciones.
Esta comunidad apenas supera las 200 personas. Aunque oficialmente forman parte de Puerto rojo, viven casi independientemente, y liderados por una asamblea que representa al colectivo.

Una de las personas más conocidas dentro y fuera de la comunidad de pescadores es Sisebusa "la bruja", una vieja viuda de aspecto poco agradable debido a sus verrugas y arrugas que vive en una solitaria cabaña apartada del resto de casas de pescadores en un lugar aislado de la playa.
La anciana forma parte de la asamblea por su sabiduría, y posee conocimientos de herboristería. Es frecuente que tanto pescadores como habitantes del pueblo se acerquen a su cabaña de la playa a pedir consejo, o pócimas y ungüentos.

Historia local: Puerto rojo era una aldea de pescadores cuando comenzó la guerra de los dioses. Por aquella época era un lugar insignificante a los ojos de la nobleza y los comerciantes, hasta que la casa Quiroi estableció una pequeña fortaleza en el lugar varios lustros después del cataclismo formado a partir de las batallas entre los dioses.
Los antepasados del Conde  establecieron una pequeña guarnición y un puerto en el lugar donde hoy se encuentra el Enclave portuario. A partir de esa antigua fortaleza, la comunidad de pescadores comenzó a crecer y a atraer artesanos y comerciantes hasta convertirse en lo que es hoy en día.
El conde Alexander ordenó construir su fortaleza hace más de dos décadas cuyas obras acabaron hace un lustro. A partir de entonces el Conde gobierna sus territorios desde Puerto rojo, convirtiéndola en algo similar a su capital.

Puerto rojo es un enclave importante para el reino. Es su puerto más importante y donde se encuentra parte de la flota del rey.
Tanto el Rey como otros nobles tienen intereses en el puerto, así como muchos comerciantes que tratan de aprovechar el auge del lugar, cada vez más grande e importante.
La importancia militar y la permanencia de la flota del rey en el lugar, implica la permanencia de muchos soldados en el lugar, que hace aparentar a la ciudad como un emplazamiento militar. Es frecuente que los soldados, mercenarios, y marineros que no están trabajando, se emborrachen y comentan pequeñas fechorías y algarabías que la milicia tienen que sofocar.


La bahía donde se encuentra Puerto rojo tiene otra comunidad de habitantes con la que se han mantenido escasas relaciones. Se trata de una comunidad de sirenidos de varios centenares de miembros que no suelen interferir en los asuntos de los humanos, mientras los humanos no interfieran en sus asuntos.
En ocasiones, ambas comunidades han trabajado juntas con amenazas comunes, como estragos en la bahía a causa de las tormentas y las riadas, enfrentamientos contra bestias marinas, sirenios, piratas u otras amenazas provenientes del mar. En otras ocasiones (algunas recientemente), los sirenidos han creado problemas a las embarcaciones comerciales y militares, sobretodo a aquellas más grandes. Por ahora estos desencuentros no han llegado a nada serio.

Los sirenidos no suelen dejar verse por los humanos, y menos desde que la comunidad humana ha crecido tanto. Son esquivos y prefieren mantener las distancias, pero el crecimiento del puerto y la cantidad de barcos cada vez mayor que accede al lugar, comienza a crear malestar entre la población submarina que ve su existencia peligrar ante la ambición humana.

 Descarga de la aventura La Ciudad Olvidada
 Descarga del plano de Exoristeí




Entradas populares