¿Para que sirve un manual de rol?

Para que usa cada persona una propiedad es algo personal, pero el concepto que tiene de a que debe estar dirigido ese uso es de debate público.
En este blog hablo de rol y al rol y sus manuales me voy a remitir ¿Para que sirve un libro de un juego de rol?
La respuesta parece obvia. Si es un juego de rol, ese libro sirve para jugar. Podríamos quedarnos aquí y todo debate y este artículo terminaría rápidamente. Pero esto no acaba aquí, como podéis imaginar.

Como libro, todo manual de un juego de rol sirve para leerlo. Es su uso, aunque más tarde, su contenido nos sirva para emplearlo en otros usos. Es decir, para jugar. ¿Con que jugamos pues, con el libro o con el contenido del libro?
Cuando nos sentamos a la mesa de juego utilizamos el contenido de ese manual como guía para jugar a rol. El propio libro, puede servir como referencia o consulta durante el juego. Hasta ahí creo que la mayoría estaremos de acuerdo. Pero ¿Qué ocurre si leemos un libro y no usamos su contenido para jugar? Es decir, si leemos un manual de juego y más tarde, lo dejamos en la estantería sin preparar partida (o participar en ninguna partida) que use ese reglamento de juego.
Puede que no nos haya gustado ese juego, pero no me refiero a esas situaciones. En mi opinión, el contenido de un manual de juego es valido (o puede serlo) aunque no se juegue con ese reglamento.
Por ejemplo, actualmente me estoy leyendo Dungeon World y mientras lo leo, me doy cuenta que hay cosas que se puede aplicar a la hora de narrar en cualquier reglamento de juego, ya que muchas de las cosas que mencionan, sistema de reglas aparte, son mecánicas dirigidas a conseguir un fin durante la narración. De hecho, creo que un montón de esas cosas ya las aplico en juego desde hace mucho tiempo. Otras no claro.
Como DW tengo muchos suplementos (y puede que tambien algún libro básico) que, aunque no he usado directamente para jugar partida, si los he usado para inspirarme o como información. Incluso con otros reglamentos que no son el del suplemento.


He plasmado en varias ocasiones en este blog y otros lugares, mi opinión de que muchas reglas, mecánicas y ambientaciones pueden separarse y usarse en juegos en los que no estaban pensados. Es por eso que en mi opinión, un manual de juego puede servir para mucho más que para jugar. Es por ello que cuando leemos un libro de rol y no lo jugamos, puede sernos útil de igual manera. Podemos sacar ideas, aprender de sus mecánicas, explorar nuevas formas de juego… aunque después, a la definitiva, juguemos a nuestros juegos habituales.
Leer, como hablar con otras personas, nos abre la mente y desarrolla nuestro conocimiento, que después podemos darle uso o no, pero el conocimiento siempre es útil.
Es por ello que un manual de juego puede servir perfectamente como lectura sin otro propósito que el conocer que hay en su interior. ¿Qué nos hemos gastado 50€ en ese libro para no jugar? Es posible, pero, como producto de una sociedad capitalista, estamos en nuestro derecho de hacerlo. Creo que pocas editoriales o ninguna, indican claramente que sus juegos están impresos únicamente con la intención de ser jugados. Si que recuerdo que editoriales como ed. Sombra, con ese espíritu tan cercano a los jugadores de rol indican que ellos hacen “juegos para ser jugados”, pero poco más.

Esto de los “juegos para ser jugados” nos lleva a otro punto distinto aunque relacionado. La fabricación del libro. El formato de venta vamos. Que si tapas blandas o duras, que si muchas imágenes o pocas, que si edición de lujo o sencilla… la verdad es que el debate en cuanto a este punto me parece innecesario. Vuelvo a repetir. Como sociedad capitalista en la que vivimos, que cada uno gaste su dinero en los productos que quiera. Si se hacen 200 ejemplares de un Aquelarre 25 aniversario a 200€ y se venden es por que hay interés en este tipo de productos. El que quiera que los compre y el que no, no. Hay muchas opciones de compra de diversos juegos como para no poder jugar a rol por que ese Aquelarre tenga ese valor. Nos compramos un Dungeon World por 28€ y tenemos juego para rato. Y sino, creo que todos sabemos que hay productos gratuitos por internet, incluida la nueva edición del juego más vendido de todos los tiempos, OSR y mucho más.

Una vez que el libro está en nuestras manos, lo que hagamos con el es cuestión de su comprador. Yo soy de la opinión de que los juegos de rol y sus componentes (incluidos manuales de juego) están hechos para ser usados, no para estar en la estantería. Pero no se me ocurrirá decirle a nadie, como tiene que usar su edición de lujo de Aquelarre o la edición de lujo de vampiro 20º aniversario.
Cuando leo algunos comentarios de gente explicando como tiene, guarda y conserva sus libros de rol pienso que si vieran mi colección me tacharían de hereje y comenzarían a tirarme piedras como si hubiera dicho Yavhe. La mayoría de los libros de rol que poseo tienen los cantos tocados. Quizás no todos, pero la mayoría. Mis libros han sido transportados en la mochila para poder leerlos donde me place, llevados a la mesa de juego, prestados… y este uso hace que se desgasten. Lo que no voy a hacer es coger un hacha y partirlo por la mitad. Que somos mayorcitos y sabemos como se cuidan las cosas. Pero  de la misma manera que el coche se desgasta con el uso, los manuales de rol tambien.

He de decir, que debido a que doy este uso a mis manuales, cada vez me gusta más ese formato A5 que se está haciendo tan común. Es práctico de leer, transportar y manejar en la mesa de juego. Si cuando alguien se refiere a que los manuales de rol deben estar hechos para jugar se refiere a esto, a que sean cómodos de usar, pues mira, estoy de acuerdo. Pero, me temo que la cosa no se trata de ser practico o no. En un libro y su venta, participan muchos más factores que esa comodidad. Ilustración, tamaño de la letra, cantidad de contenido… y por cierto, a mi me gusta la tapa dura. Debido al uso que les doy a mis libros. Indudablemente duran más. Mi EXO3464 no tiene tanto trote como otros de mi colección y su tapa blanda lo sufre.


Pero esto, no es más que una opinión en un mar de ellas. Y los libros, como libros, tambien pueden servir únicamente para disfrutar de su lectura…

Entradas populares