Un lienzo en blanco

Encadenados por un contrato aprobado de buen gusto nos presentamos a la cita con entusiasmo. Al llegar nos encontramos con un lienzo en blanco pues un mundo de posibilidades se abre ante nosotros.

¡Todo tiene cabida! Ese lienzo en blanco representa todo y nada, representa el vacío y representa la falta de espacio, representa el color y la transparencia, representa las ideas y representa los hechos por suceder.
Blanco y no negro, pues el negro es la representación de todo lo que ya existe, todo lo que ya ha pasado, no hay espacio para nada más, es el fin, el Todo convertido en nada por la falta de espacio. El blanco representa la pureza y representa el caos, representa la libertad de aprender, de enseñar, de mostrar y de imaginar ante la vil oscuridad que curiosamente tambien tiene cabida en ese blanco lienzo que se nos muestra ante nosotros. Un blanco lleno de intrigas, lleno de esperanzas, lleno de luz, pero en el que sabemos que tambien hay oscuridad y que tras terminar la cita, ese lienzo puro y vacío terminará siendo gris, si no negro…


Vomitando ideas e imágenes descritas únicamente con la voz, el lienzo comienza a tomar forma. Se ven los rojos y se ven los grises, se ve la luz y se ve el movimiento en un cuadro formado por anagramas, por caracteres de color negro sobre el blanco inmaculado.

El caos surge cuando los asistentes llegan a la cita, cada uno mostrando su propio vómito y desparramándolo en el lienzo.
Después, entre todos damos forma al caos formado por los despojos que de nosotros surgen tomando una forma reconocida. Vemos los desafíos que se nos presentan, nos reconocemos insignificantes como un punto en un gran mantel, vemos la música y las palabras y como estas forman una historia.
Transformamos el caos en algo tangible que poder tocar con nuestras mentes, pero no con nuestras manos. Ordenamos los elementos surgidos de la nada y formamos el equilibrio, el yin y el yang o abrimos un abismo donde el negro surge sin control, llenando el blanco virginal a causa de la perversión de nuestras mentes.


Y mientras esto sucede surgen las emociones. Llenas de colores, llenas de luz, llenas de miedo y de alegría, llenas de valor y heroísmo o tal vez crueldad y egoísmo. Nos mostramos desnudos ante otros, tratando de que no nos reconozcan en el lienzo, ocultándonos detrás de nosotros mismos sin ser nosotros.  Y a través de nuestros ojos, se puede leer entre líneas quienes somos y qué queremos, en un mundo virtual hecho de palabras que formará parte de nosotros durante el resto de nuestra vida sin haber existido nunca.

Ya no seremos nosotros mismos nunca más. Hemos muerto y hemos vivido cientos de veces y hemos llenado miles de lienzos, dejando basura en forma de grises y negros amontonados en una estantería imaginaria a la que regresamos cuando nos sentimos nostálgicos.

La realidad no es más que otra clase de lienzo cuyo blanco no se nos permitió ver o quizá no supimos verlo. Ahora se muestra ante nosotros gris y no muy atractivo en ocasiones, pero todavía existen huecos blancos que rellenar, y ávidos de ser nosotros mismos en forma de quien no somos en realidad, nos reunimos para dar color a ese blanco entre grises, pervirtiendo ese lienzo que nos acompaña y el de quien se reúne con nosotros.

Esto es el rol. Esto son las aventuras. Un lienzo blanco donde crear y pintar que es lo que sucede, qué es lo que hacemos y qué es lo que creamos. Es como aprender a pintar miniaturas de plomo destrozando su metálica piel en el proceso. Superponiendo los lienzos blancos ante nuestro lienzo gris… y tal vez por eso lo hacemos. Es la forma en la que mostramos quien somos sin serlo, de crear sin que se haga tangible, de dar forma al caos y alimentar a las hadas que nos acompañan y que en nuestros desvelos nocturnos nos dan un sensual beso para animarnos a seguir creando un mundo para ellas, pues no tienen lugar propio donde vivir.

Creamos vida con nuestra voz, coloreamos canciones, sentimos palabras y describimos lo que no podemos tocar.
¿Qué es jugar a rol? Es pintar un lienzo blanco con la voz.

¿Quieres jugar a rol? ¡Coge tu propio lienzo!

Entradas populares