La profesionalización de las editoriales

Cuando pensamos en las editoriales, debería ser normal imaginarnos a un grupo de trabajadores que realizan sus funciones de manera profesional (profesional, esa palabra que levata tanto debate entre los roleros).
La profesionalidad abarca muchas cosas, no se trata únicamente de hacer cosas cobrando, aunque es evidente que una empresa se dedica a hacer dinero con los productos que pone a disposición de sus clientes.
La importancia que una empresa da a la finalización de un producto y el trato a los clientes no son los únicos puntos que alguien que se dedica profesionalmente a algo debe tener en cuenta.
Organización, visibilidad en redes sociales, publicidad, trato al cliente, etc. son algunas de las cosas que las editoriales deben ocuparse aunque no siempre sean visibles para el cliente.
Hay algunos detalles de algunas empresas que me han hecho darme cuenta el nivel de implicación que tienen con la comunidad. Pasos que han dado, formas de actuar y acciones que representan una visión de la afición de la que forman parte, no solo industrialmente, si no por el compromiso que muestran.


Como cliente me gusta cuando al hablar con gente involucrada en el mundo editorial explican la filosofía de empresa que tienen. Es por eso que siempre pongo como ejemplo a Ediciones sombra con su lema “juegos para jugar” y su revista gratuita "Desde el sótano". Con esto no pretendo desmerecer al resto de editoriales a las cuales veo que hacen grandes esfuerzos para publicar sus juegos y acercar a los clientes lo que demandan, como por ejemplo hace HT Publishers con sus encuestas y su revista "Crítico", el trato cercano que tiene la gente de Summun Creator siempre dispuestos a recorrer carretera para presentarse a unas jornadas o la atención que muestra Nosolorol a cualquier consulta o contacto con ellos. Me perdonaran el resto de editoriales que lean esto por no nombrarlas a todas. Cada una tiene sus virtudes en realidad, pero o bien no las conozco lo suficiente o no he tenido tiempo de descubrir sus virtudes.
Pero es que estas cosas son las típicas que creo que deberían hacer las editoriales. Es su “trabajo” vamos. Y ofrecer al cliente lo que quiere (siempre y cuando salga rentable) y tratarlo adecuadamente es aquello a lo que una empresa se dedica.

Como decía, hay algunas cosas me han llamado la atención. La ejecución de ciertas iniciativas por parte de una editorial en concreto. No extrañara a nadie que hable de Nosolorol, la empresa de rol española que más nos sorprende desde hace algún tiempo por la publicación continua de diferentes títulos y que muchos tienen como referente en cuanto a juegos de rol se refiere.

Tras las pasadas jornadas Tierras de Nadie y las Rolea Gygax del fin de semana pasado dejaron en la red varios vídeos en los que se habla de rol. No recuerdo todos los títulos de los vídeos pero hubo cuatro que me gustaron especialmente, Como hacer partidas de iniciaciónRol para abrir y jugarJugar con niños 1 y 2, El papel del rol en el mercado actual de juegos, El rol y el terror. De estos hay dos que me llaman mucho la atención, en el que se habla sobre los juegos de rol y los niños, y en el que explican como hacer partidas de iniciación. Es sobre todo en este último el que me hizo darme cuenta el compromiso y el gran trabajo que la editorial está realizando.


Evidentemente lo hacen porque pueden (no todas tienen sus recursos), pero para hacerlo tambien hay que querer hacerlo, y no sorprenderé a nadie diciendo que en España hay algunas editoriales que por poder pueden, pero no se mojan ni se interesan en estos menesteres (y en realidad en muchos otros de los citado anteriormente, y que considero básicos).

El trabajo que la NSR está realizando acercando el juego a los más pequeños se conoce por toda la red y en el boca a boca de los roleros de a pie. Apostar por esa oferta de juegos y realizar el esfuerzo que hacen por estudiar ese mercado es de elogiar al igual que su apuesta por Hora de aventuras, el juego de la licencia televisiva.
Pero no es en lo único que NSR dedica sus esfuerzos, pues el cómo establecer unos criterios y metodología para realizar partidas de rol a gente que nunca se ha acercado a esta afición, hasta el punto de lograr hacer demostraciones de una hora y que salgan contentos tiene un gran merito.

Puede que alguno lo crea, pero hacer una partida de rol en una hora con su principio, nudo y desenlace no es fácil. Establecer la metodología de crear y llevar a cabo la partida, implantar los criterios para acercarse y atraer al público potencial, establecer una mínima relación con ellos, que cojan confianza y que al final, tras ese tiempo haber realizado una labor para que queden contentos. No es minino, no.
Todo esto es lo que explica Pedro J. Ramos que hacen (y me dejo cosas en el tintero) cuando en jornadas no relacionadas directamente con el rol, como el Festival de literatura fantástica y ciencia ficción Celsius 232 de Avilés, hacen partidas de rol de demostración para los asistentes. Un lugar donde el rol no es uno de sus protagonistas principales, ni los asistentes del festival presumiblemente roleros en potencia. Cada asistente que le haya gustado el juego y comience a jugar asiduamente, es un jugador que no hubiera conocido la afición. Con esa iniciativa, se acerca el rol a lugares que no son los típicos eventos ni lugares donde el rol está presente de forma natural, como tiendas y jornadas.

Es posible que mucha gente no entienda por qué le doy tanta importancia a este dato. Para mi es como comparar a uno de los múltiples pequeños talleres y empresas metalúrgicas en las que he trabajado con el funcionamiento de las grandes empresas que tienen previstas paradas de maquinaria para que realizar labores de mantenimiento. En las empresas metalúrgicas donde he trabajado, se funciona desenfrenadamente con los paros mínimos en cada máquina, porque parar una máquina durante una hora es perder mucho dinero (o dejar de ganarlo, que es parecido). Mientras que en las grandes empresas (al menos algunas que he escuchado), detienen la maquinaria cada cierto tiempo para revisarlas a fondo y evitar averías, evitando que el funcionamiento de la empresa no sufra imprevistos causando las pérdidas de dinero que se producen como consecuencia. Es decir, mientras unas empresas piensan únicamente en el producto y la venta del mismo, hay otras que piensan en el funcionamiento de la empresa y como evitar imprevistos.
Es decir,  realizar acciones con previsiones de futuro. Esta afición necesita nuevos jugadores que a la definitiva son nuevos clientes.
Es trabajar para evitar esa falta de relevo generacional que tanto nombran algunos, de introducir nuevos jugadores de cualquier edad que puedan jugar hoy con un único juego o que compren más juegos en el futuro. Es contribuir a extender el rol.  Es lo que muchos jugadores de rol piden, que las editoriales realizaran acciones para evitar eso, ya que son las que ganan dinero.

Es su trabajo si. Es algo que hacen por que les interesa si. Pero no conozco a nadie más que lo haga. Es por ello que considero que su nivel de profesionalización les honra y que han puesto el listón muy alto entre las editoriales que venden rol de este país. Una labor profesional que espero que de muchos frutos inmediatos y futuros, una labor que espero que no se estanque en el futuro y que se desarrolle más y más sorprendiéndonos con nuevas iniciativas como las citas partidas de iniciación de una hora o productos para niños, una labor que sea copiada y mejorada por otras editoriales. Una labor que en definitiva, cree semilla y  podamos ver sus frutos en un futuro no muy lejano.

Entradas populares