La herencia de las antiguas formas de jugar

Nada surge de repente y nada de lo heredado es mejor de aquello que hemos creado a partir de los conocimientos que hemos obtenido, tampoco lo recién creado tiene por qué ser mejor que lo heredado. Conocimientos adquiridos de nuestra experiencia y la de otros.

Los humanos construimos sobre las ruinas de culturas y civilizaciones anteriores. Rara vez surge de la nada una idea innovadora. Cuando algo así aparece, suelen ocurrir dos cosas: O bien esa idea gusta tanto que el que la muestra al mundo triunfa, o bien esa idea pasa inadvertida hasta muchos años después cuando alguien adapta esa idea para sus trabajos actuales. En mi opinión, sucede más veces lo segundo que lo primero. El mundo está lleno de adelantados a su época…

En varias ocasiones, en alguno de los artículos de este blog, he dicho que tal o cual idea, o mecánica de juego que aparece en cierto juego ya se usaba antes. Es cierto, pero es una verdad con matices.

Las ideas, formas de jugar o mecánicas de juego a las que me refiero no aparecen tal cual en los juegos modernos como si hubieran hecho un “copiar-pegar”.
Es posible que mi mala forma de expresarme de lugar a interpretaciones de ideas que no quiero trasmitir. Lamento si es lo que ocurre.

Cuando digo que algo de lo que leo en un juego ya se hacia antes, lo que en verdad quiero decir es que la semilla de lo que estoy leyendo se encuentra en cosas que hacíamos en las mesas de juego o se encontraban en viejos manuales.
De esa semilla, de esa idea de esos hábitos o reglas hasta lo que hoy leemos puede haber mucha diferencia.
Desde esa semilla, hasta el resultado final actual (en el futuro, veremos donde acaba esa semilla), hay mucho trabajo, mucho darle al coco, mucha experimentación, meditación…

Normalmente estas cosas no surgen cual ángel San Gabriel. Normalmente.

Imagen obtenida de pixabay
Para llegar hasta ahí, hace falta jugar mucho, modificar muchas reglas y entenderlas. Saber que pasa cuando modificas esto o lo otro, porque podría resultar un despropósito.

En realidad, los creadores de juegos son gente como nosotros, con la diferencia que parte del juego se convierte en estudio, practica y experimentación. No es solo jugar, es jugar y saber que has hecho bien o mal.
Es algo que cualquier podemos hacer, pero que no todos hacemos. Yo no lo hago. No sabría ni siquiera como comenzar a darme cuenta que hay que hacer para darse cuenta de eso. Pero si he preguntado a mis jugadores y normalmente, lo que dicen es que me deje de chorradas que se divierten como lo hago, así que, que siga como lo estoy haciendo.
Es por eso, en parte, por lo que me hace gracia cuando alguien va anunciando la muerte del rol y los derechos de los autores de juegos cuando alguien modifica reglas. Sea por lo que sea.
Si experimentación, sin modificaciones, seguramente seguiríamos jugando a D&D, pero no… la diversidad actual es alucinante y eso que no conozco la mitad de la mitad de la mitad de la mitad… de los juegos que hay en el extranjero. Ni de los nacionales. Bueno, de esos alguno si. No todos.

Así que ya perdonarán ustedes si la forma de expresarme no es la adecuada, y a riesgo de parecer osado, les pediría que traten de entender que es lo que digo y no leer el texto en su literalidad.
Raramente pongo sobre la mesa el blanco y el negro. A menudo trato de ir sobre los grises ya que nada suele brillar cual astro dorado o ser invisible entre las sombras.
Si alguna vez no entienden lo que quiero decir, siempre pueden preguntarme, suelo ser accesible, aunque escaso de tiempo.
También es posible que nuestras posturas sean irreconciliables y directamente no veamos las cosas de igual manera. No sería la primera vez que ocurre. Pero mientras se hable de forma civilizada es genial. Con el tiempo he llegado a entender cosas que me tratan de hacer comprender meses atrás. Soy maño, que le voy a hacer, y un poco zorrocotroco, que no zarrapastroso.

Yo por mi parte, procuraré tratar de expresarme mejor a partir de ahora, pero si para alguien no es suficiente, digo lo mismo que Conan a su dios Crom cuando reza en la película Conan el Barbaro 
_Y si no me escuchas ¡vete al infierno!_

Entradas populares