Jornadas que mueren de exito

Este año voy bastante tarde con el artículo sobre la Noche Insomne que todos los años dedico en este blog y además he cambiado la forma en la que tenia pensada realizar el texto.

Mi idea original era la de describir mis vivencias como organizador y mostraros un poco desde mi punto de vista como se vivieron las jornadas, pero tras algunas reuniones, charlas y comentarios he decidido hablar sobre las jornadas desde un punto de vista que me está preocupando y que creo que no es a las únicas jornadas a las que podría sucederles. Quizás sea un punto de vista soberbio y pretencioso, no lo niego, de hecho lo creo.

La Noche Insomne es un evento que se ha vuelto grande. De hecho, es un evento que ha crecido mucho en muy poco tiempo.
Hace apenas 2 años reuníamos algo más de 500 asistentes y actualmente, sin conocer todavía datos exactos, brincan de los 3500 según el conteo de la puerta...

Organizar un evento para unos centenares de personas y organizarlo para unos pocos de miles no se hace de la misma manera. No sigue los mismos pasos, no tiene los mismos requisitos, no necesita la misma atención (es mucha más, lógicamente), necesita diferente cantidad de gente que "vista la camiseta" de organizador, el número de actividades a conseguir es diferente, la publicidad, espacio en la red, visibilidad... la mayoría de las cosas que rodean a la organización cambian, por no decir todo.

Da la sensación que la gente que seguimos ciertas aficiones (wargames, rol, juegos de mesa, etc.) cada vez solicitamos más eventos de estas características. Ya no solo eventos de rol y similares sino que tengan cierto número de asistencia. Queremos formar parte de algo "más grande" o esa es la sensación que me da. Es posible que fuera lo mismo que sentía yo hace poco tiempo cuando La Noche Insomne no había alcanzado este tamaño.

Este tamaño alcanzado tiene muchos peligros. Cuando durante varios años la asistencia alcanza estas cotas, incluso aumenta, deja de ser preocupante. El evento se consolida, pero comienzan otras preocupaciones. Preocupaciones relacionadas con lo que yo denomino "no morir de éxito".

Cuando el evento no tiene la asistencia deseada se puede trabajar para alcanzarla. Cuando el evento supera la asistencia que se puede controlar hay que trabajar para mantenerla y para que el nivel de calidad del mismo se mantenga. Si la asistencia aumenta moderadamente año tras año, la forma de trabajo evoluciona al ritmo dela asistencia, pero cuando la asistencia aumenta de golpe....te dejas muchas cosas por el camino que aprender. Cosas que necesitas saber.

El evento comienza a requerir ciertas necesidades. Necesita una metodología superior a la amateur. Y no, no me refiero ha cobrar dinero (aunque es posible que presupuesto sea más elevado), sino ha hacer las cosas mejor de lo que se bien, dentro del contexto de profesionalidad de saber hacer las cosas. 

El tema del dinero es curioso. Muchos de los eventos de este tipo que conozco son gratuitos. De hecho creo que solo he asistido a los EDGE Days pagando y no se si una vez al salón del Cómic de Zaragoza. 
En una sociedad capitalista como la nuestra, en la que exigimos que se integren tantas cosas relacionadas con el socialismo en nuestra forma de vida (que yo abogo), que la gente pida que se comience a cobrar dinero en estos tipos de evento me parece de risa.
Es despreciablemente elitista. Lo siento si alguien se siente ofendido por ello, pero es lo que pienso.
Lo que conseguimos cobrando 1 ó 2€ la entrada es alejar aun montón de asistentes que se acercan a nuestra afición. Una afición minoritaria. Igual es algo que mucha gente olvida... Aquello que se pretende conseguir con esa entrada es pagar por tener mayor calidad personal. Calidad que se va a exigir a la organización al pagar y que no se va a poder ofrecer, pues hay muchos handicap que no permiten ofrecer lo que la gente desea. Olvidaos de conseguir menos ruido de fondo para jugar a rol si no es en una sala individual. Si se juega en habitaciones separadas, toda esa sensación de formar parte de algo más grande se pierde en gran medida. O eso creo. Ahí están las Tierras de nadie para darme un "Zas en toda la boca".




Hay algo que veo que a la gente le molesta especialmente. La asistencia de los niños y las familias con niños en las jornadas. Los niños son el futuro, no solo del mundo sino de esta afición. Se escuchan comentarios sobre que no hay relevo generacional y que qué se puede hacer para atraer a los niños a jugar a rol y juegos de mesa en lugar de a videojuegos, y cuando existen eventos capaces de incluirlos y hacer que conozcan la afición y sean participes los queremos fuera por qué molestan.
Es posible que alguno crea que a mi no me molestan porque tengo hijos, pero los que me conocen, saben que desde hace ya muchos años trato de incluir actividades para más jovenes y era una de las  cosas en las que quería trabajar. La integración y participación de niños y jovenes en las jornadas.

La Noche Insomne del 2017 fue bien. Estoy satisfecho, orgulloso, agradecido... y preocupado.
A pesar de tener que absorber una asistencia que casi ha duplicado a la del año pasado, a pesar de la gran falta de mesas de juego que hubo, a pesar de los fallos que la organización vimos... el evento fue muy bien. Excesivamente bien para lo que podría haber sucedido. La organización supo y pudo atender las necesidades de los asistentes, resolver los problemas surgidos y llevar a buen puerto 
Preocupado porque siento que crece muy deprisa y no se si voy a saber hacer lo que tengo quehacer. Este año ya pasé unas semanas muy chungo por la presión. Es una carrera de fondo y aunque me mola estar ahí y me siento orgulloso de los resultados, se va haciendo duro.

Este año ha habido una cosa más que ha cambiado mi perspectiva del evento. La presencia de más representantes de editoriales. Si el año pasado ya tuvimos el apoyo de Nosolorol, Espada negra, Summun Creator y HT Publishers con la presencia de algunos de sus miembros o allegados, este año hemos vuelto a ver a algunas caras conocidas como los miembros de Espada negra y Colectivo 9, y han venido directores de juego y miembros de las editoriales Other Selves, Ediciones T&T, Wild Buch Publishing, Smartplay y Ojo al dado (creo no olvidar a nadie), tambien se acercaron gente de otras comunidades como Moises desde Valencia o Juan Tilmöst desde Malaga (pechá de viaje quillo), incluso autores como Jordi Martín y Sergio S. Moran sin contar a Pedro J. Ramos que es miembro dela casa desde hace tiempo.
Me consta que algunas de las editoriales que no han regresado ha sido a causa de la coincidencia con la fechas de las Ludo Ergo Sum que lamentamos enormemente.
La presencia editorial indica que el evento se va conociendo, que aumenta en importancia y que se puede conseguir más apoyo futuro para actividades, siempre necesarias. 

Sin saber encauzar y contentar a los miles de asistentes que cruzan las puertas de estas jornadas, existe la posibilidad de que crear descontento y con ello mala fama. La asistencia seguirá siendo enorme, no lo dudo, pero a mi personalmente, me quedará la sensación de no hacer las cosas bien, de fracasar, de fallar a toda esa gente que espera la fecha señalada. Una muestra de ellos es ver a la gente jugando en el suelo... mala previsión, muchos espacio y aforo, pocas mesas en comparación...



Termino este artículo con dos cosas, que ya va quedando largo y no quiero aburrir.

Lo primero, compartir la emoción de haber podido conocer a tanta buena gente de Google+ en tierras mañas a los que les estoy muy agradecido por venir. Destaco el tiempo que estuve con la gente del Colectivo 9 y Juan Tilmöst con los que tuve la oportunidad de comer y hablar con ellos de forma relajada, y tambien el tiempo de espera en la estación con José Masaga y de nuevo Juan Tilmöst que nos permitieron hablar largo y tendido, a pesar de mi afonía. No pretendo desmerecer a nadie con esta puntualización, pero no es lo mismo compartir tiempo y charradas durante el evento con todo lo que conlleva que fuera del mismo con más relax y horas de "convivencia".

Por ultimo, dar las gracias a todos aquellos que vinisteis y ayudasteis, en especial a todos aquellos que me arroparon e hicieron posible la organización del evento, estos son: la gente de Casas de Juventud y PIEEs de Zaragoza y la gente de mi club, un grupo de gente muy grande y que sin ellos nada de lo que visteis el día 9 hubiera sido posible. De verdad, sois muy grandes, espero que siempre esteis ahí, a mi lado.

Quiero destacar la ayuda que los asistentes del evento nos ofrecieron al final del mismo, cuando agotados y deseando regresar al hogar, muchos de ellos recogieron sillas y mesas haciendo posible marchar en poca más de una hora después del termino de las jornadas. Muchas, muchas gracias. Os merecéis lo mejor.

Entradas populares