Manual de Damas y Caballeros

El Manual de Damas y Caballeros es el segundo suplemento que Nosolorol ha publicado para la línea Pendragón.

Es un libro (creo que) esperado, al menos para los jugadores veteranos de este fantástico juego, ya que complementa de manera muy útil (y necesaria) a las reglas de creación de personaje del manual básico.

He de comentar que al ojear por primera vez sus páginas me decepcionó un poco… sé que Carlos de la Cruz dijo varias veces que este suplemento no era un Caballeros aventureros (un suplemento publicado por JOC para la tercera edición de Pendragón en España), pero yo me empeñé en tener como referencia al antiguo suplemento de la tercera edición y claro… al abrir sus páginas y ver tablas, tablas y más tablas no pude sino sufrir un sentimiento de rechazo, sentimiento que cambió cuando comencé a leer sus páginas. Para bien.

El Manual de Damas y Caballeros consta de 124 páginas en blanco y negro, con grandes láminas a color al iniciar los capítulos. Las ilustraciones y portada son obra del fantástico Jaime García Mendoza, que ya nos tiene mal acostumbrados con sus geniales ilustraciones y la traducción ha estado al cargo de la conocida Ana M. Navalón.
La encuadernación está realizada en cartoné, que junto a sus algo más de 100 páginas da una sensación de robustez.
Su precio 25€. Si vais a jugar con frecuencia a este juego, no estarán mal invertidos. Al menos si se le da tanto uso como nosotros le dimos al Caballeros aventureros de tercera edición, pues el principal uso de aquel viejo suplemento era la creación de personajes avanzada, que es de lo que trata el actual.


El contenido de este suplemento se divide en cuatro partes:

El contenido de este suplemento se divide en cuatro partes:

Al inicio tenemos la presentación e introducción del contenido que vamos a encontrar en las páginas sucesivas, junto con las fichas de personajes adaptadas para emplear el suplemento.
Las fichas no solo han sido adaptadas para el empleo de la generación de personajes avanzada, sino que también encontramos cambios en la parte posterior de la ficha. Muy útil, casi imprescindible si jugamos campañas.

El primer capítulo trata sobre la generación de personajes “convencionales”, es decir, aquellos personajes cuyas culturas podemos encontrar en el conjunto de islas británicas, incluidos aquellos exiliados como son las gentes de Aquitania.
Usando de forma correcta las tablas incluidas podremos jugar con las culturas de la isla que son aliadas de Arturo según en los momentos escogidos de juego, sean culturas de las islas o del continente.

Las directrices que encontramos en este capítulo nos muestran tres formas de generación de personaje, algo que en el primer vistazo no encontré y cuando vi que lo habían tenido en cuenta me reconfortó bastante.
Las tres formas propuestas para la generación de personajes son: el método estándar, a medida y aleatoria.

El método estándar consiste en la creación descrita en el manual básico de personaje. Reparto de pintos, rasgos y pasiones establecidas, etc.
La generación a medida consiste en poner los valores que queramos a nuestros personajes, siempre y cuando el DJ lo permita.
La creación de personajes aleatoria incluye número de dados a tirar en cada característica, rasgos de personalidad, pasiones y lugar de procedencia a la que se pertenece.

El reparto de puntos de habilidad tan solo cambia en las puntuaciones básicas que ahora corresponden a las de la cultura a la que pertenece el personaje, que ahora no tiene por qué ser britano. El resto de puntos añadidos permanece igual.
Además, en algunas culturas se pueden añadir algunos puntos de habilidad más dependiendo del estamento del padre, región, etc.

En este capítulo tambien encontramos las tablas genéricas de suerte de las damas, sean las propias de las  damas de culturas convencionales de las islas británicas o continentales (a continuación). Al contrario que ocurre con los varones que en cada cultura hay una tabla de suerte especifica, las damas usan una tabla genérica para todas ellas.

Esta forma de creación de personaje me ha gustado más que la anterior propuesta en caballeros aventureros, donde los puntos de habilidad a repartir dependían de la clase del padre y podía estar desequilibrado, pero a su vez incluye cierta personalización dependiendo de lugar de procedencia, que aunque ofrezca unos cuentos puntos más a unas clases que a otras, no descompensa. El equipo inicial sí que tiene en cuenta la clase del padre.

El segundo capítulo del libro habla de las culturas y lugares de procedencia continentales. Donde en el libro básico solo nos permite jugar con personajes britanos, con personajes “convencionales” que limitan su procedencia a pictos, sajones, irlandeses, britanos, aquitanos y romanos, en este capítulo podemos tener la oportunidad de crear personajes hunos, francos, sarracenos (zazamancos), italianos, occitanos, hispanos, germanos, daneses, bizantinos, ¡incluso con sangre feérica!

En general la creación de personajes es casi idéntica. Creo recordar que a parte de la diferencia de establecer el lugar de procedencia concreto, tan solo cambia que hay una única tabla de habilidades básicas de personaje, mientras que los personajes convencionales tienen dos, ya que “oficialmente” están preparados para entrar en periodos anteriores de juego que los personajes continentales, cuya presencia proponen a partir del año 530.

Hay que aclarar que la visión continental de la generación de personajes es bastante abstracta ya que mezcla regiones, culturas dispares con momentos de la historia de diferentes épocas, con tópicos que a saber de donde están sacados. Por eso, por ejemplo, un personaje hispánico no es un personaje “español”, si no alguien de cultura visigoda o romana (estos últimos son las gentes que viven en las ciudades con cultura romana, como en Britania), que viven aproximadamente en las tierras al sur del Ebro, mientras que en las zonas del norte de la península colindantes con el mar cantábrico encontramos a los suevos, donde actualmente estaría Navarra y Huesca encontramos la cultura occitana correspondiente al Languedoc y al este junto al mediterráneo a los catalanes, que forman parte de la cultura occitana al igual que Tolouse, Languedoc, Provenza o el Delfinado.
Esto es más o menos, porque el mapa donde se muestran estas zonas culturales está poco definido.


En el tercer capítulo encontramos nuevas reglas, habilidades pasiones y estadísticas de caballos.

Como rasgos dirigidos  y pasiones nuevas encontramos varias culturales como el Elan franco, que se puede aplicar a voluntad a varios rasgos de personalidad; la Gastronomía hispana, que añade o resta el valor del rasgo dirigido a voluntad del jugador al Sibarita y frugal del personaje; y la Enología occitana, que es como la Gastronomía hispana pero con vino.
Como nuevas pasiones encontramos dos para personajes señores relacionadas con la lealtad para con sus siervos y la curiosa Rechtschaffenheit germana, que se puede usar en lugar de valiente u orgullo

Entre las nuevas habilidades comunes (esto es, las que no son de combate) básicamente reúnen dos o más habilidades en una sola habilidad, con el  ahorro de puntos que ello conlleva durante la creación de personaje. Algunas de ellas además, permiten usos adicionales como si se trataran de habilidades nuevas tal como la habilidad Marinero que se trata de una habilidad “mejorada” de navegar, la cual no solo sustituye, sino que permite el uso de grandes embarcaciones o la habilidad Manipular de los italianos que permite mentir sin ser falso, más o menos.

Como habilidades de armas nuevas encontramos el arco compuesto y la gran maza.
Tambien se incluyen algunas habilidades de armas que reúnen el uso de varias armas bajo una misma habilidad como la habilidad Arma a dos manos de los sajones con la que pueden usar espadas a dos manos, grandes hachas y grandes mazas, Pericia con lanza de los britanos con la que pueden usar lanza, lanza larga y lanza de caballería y Lanza larga (Kontos) de los bizantinos, con la que pueden usar lanza larga y lanza de caballería (no se si tambien lanza) que además aumentan el daño al usarla a caballo.

Por ultimo, hay secciones que hablan de la ropa, su conservación y los modificadores a Aspecto que otorga, incorpora varios caballos nuevos incluso camellos, añaden reglas para caballos heridos y algunos ajustes de combate, que por cierto, creo que ya incorporan en las reglas originales de quinta edición y no se por qué vuelven a nombrar aquí como algo nuevo. Igual me confundo…

Este suplemento lo creo una necesidad para cualquier director de juego que vaya a jugar campañas de pendragón. Es un sí o sí, ya que la creación de personajes del libro básico se encuentra muy limitada. Solo britanos, caballeros de hijos vasallos y cristianos o paganos. En el Manual de Damas y Caballeros las posibilidades de creación de personaje aumentan exponencialmente con diez religiones, múltiples culturas y mayor personalización.

Lo que menos me gusta son las nuevas habilidades culturales. Si bien ofrecen diferenciar las culturas y dar detalles de color personalizados, no tengo claro que estén bien reflejadas algunas y en otros casos creo que descompensa.
Es una opinión personal claro (si a alguno no le gustan las opiniones personales en las reseñas puedo obviarlo), pero especialmente con las habilidades de Pericia en lanza de los britanos tenemos 10 en base a dos habilidades de combate básicas (Lanza, lanza de caballería) y ganamos habilidad en lanza larga, eso son 30 puntos en habilidades. Si añadimos 5 puntos de la creación de personajes a esa habilidad, es como si hubiéramos conseguido 15 en esas tres habilidades.
Algo similar ocurre con la habilidad de los sajones Armas a dos manos, pero al no resultar armas básicas para un caballero, la diferencia me resulta menos “grave”, al igual que con la habilidad Música de los irlandeses, que además no es habilidad de combate.
Esto lo veo desproporcionado sobre todo con habilidades nuevas como Enología, que si bien es un añadido, no creo que compense y puede hacer que ciertas culturas sean obviadas a favor de aquellas que parecen más atractivas, en combate sobre todo.

En cualquier caso, es un libro imprescindible para crear personajes en Pendragón.

Entradas populares