Lugares de Reinos Olvidados: Secomber

Secomber es una ciudad pequeña en los límites de las relativamente pacíficas Tierras centrales occidentales y El Norte a lo largo de La Costa de la Espada. La ciudad era famosa por sus coloridos jardines.
Está poblada principalmente por humanos, pero una gran cantidad de medianos y un clan de enanos  llaman hogar a este lugar.
En el 1374 CV , antes de la plaga de conjuros, la población ascendía a cerca de 1500 habitantes, pero en la actualidad ese número se ha reducido mucho.
Una pequeña guarnición de unos 30 soldados, proporcionada por la Alianza de los Señores, custodia la ciudad, y la milicia local se jactaba de incluir a más de 100 miembros.

De vez en cuando, gárgolas y otras criaturas son descubiertas y liberadas de las ruinas de Athalantan. Para ello son reclutados a grupos de aventureros para solucionar el problema, aunque es muy posible que otros grupos de aventureros los hubieran  liberado inadvertidamente en primer lugar. Otra causa probable de la liberación de estas criaturas era a causa de las excavaciones para la construcción de edificios, cuando el crecimiento de la ciudad se dirigió hacia el lado de las ruinas.

Ruinas de una antigua muralla rodean la urbe, confiando en sus defensores ante las amenazas que ponen en peligro a la población en lugar de robustos muros que no les sirvieron en el pasado.
Entre sus edificios más destacables se encuentran el Arpa de siete cuerdas, una destartalada taberna donde los viajeros pueden descansar y refrescarse y el Duende cantor una agradable posada donde se puede comer y pasar la noche. La primera era (o es) frecuentada por Amelior Amanitas, un famoso alquimista y sabio de El Norte.

Además dos grandes edificios destacan por encima de todos los demás. La Torre de Amelior Amanitas, el hogar del famoso alquimista y sabio del norte (No se si Amelior está vivo o muerto durante The Sundeering, pero es probable que haya alargado su longevidad con pócimas o magia o que otro mago haya ocupado este lugar), y un pequeño fuerte construido sobre una colina que alberga a unos 30 soldados proporcionados por la Alianza de los Señores.


Historia
Secomber fue construido en las ruinas occidentales de Hastarl, capital del antiguo reino de Athalantar, de las cuales solo quedan los restos en la parte occidental de la ciudad. 
En 1479 CV se había convertido en un lugar bajo constante amenaza de ataques de hobgoblins. Los ciudadanos erigieron un muro, que era su única defensa contra los ataques, pero les sirvió de poco. Muchas bandas de aventureros se perdieron tratando de liberar a la ciudad de las garras del miedo y Secomber decidió recurrir al pago de tributos a Mishka Warren, la líder que dirigía la guarida del clan Urshani, lo que apaciguó a los hobgoblins, pero no liberó a Secomber de las incursiones ocasionales. Veinte años después, la tendencia habitual de tributos a los hobgoblins había dejado a Secomber afligida por la pobreza.

Geografía
Se encuentra sobre tres colinas de piedra en la ribera norte del río Corriente del unicornio, al sur, y el río Delimbiyr, al oeste. Directamente al sur de la ciudad se encuentra el peligroso Gran Páramo. Al norte, a lo largo del camino de Secomber, se encuentra Uluvin.

Gobierno
Alrededor de 1367 CV, Secomber estaba gobernado por Traskar Selarn, un guardabosques que realmente quería lo mejor para el pueblo y sus habitantes, y fue una de las personas más queridas por sus leales súbditos.

Ley y orden
El sistema de justicia de Secomber es similar al de otras comunidades de las Tierras centrales occidentales.

El poder judicial de la ciudad, conocido como Las Varas de la justicia, está formado por respetados ancianos elegidos cada cuatro años. En un momento dado hubo entre seis y nueve Varas dependiendo de cuántos se consideraba necesario. Si la mayoría de las otras Varas así lo deciden, pueden expulsar a cualquier vara en cualquier momento y cada Vara también puede renunciar voluntariamente en cualquier momento. Las Varas pueden retirarse de casos específicos si piensan que no pueden ser imparciales, pero no se puede obligar a ello a una Vara, incluso si la sospecha de parcialidad era obvia para todos.

Las leyes de Secomber se basaron en las de la ciudad de Aguas Profundas con algunas diferencias. Primero y más importante, el hecho de que no hubiera "crímenes contra señores", que fue una de las acusaciones más graves en Aguas Profundas. Sin embargo, agredir a una Vara de de la Justicia es tratado como "un ataque a Secomber" y "asalto a un ciudadano".

Cada caso judicial en Secomber es escuchado por un jurado de nueve personas formado por los terratenientes de Secomber. El proceso de selección del jurado es realizado por un niño con los ojos vendados que es sido elegido al azar por un sacerdote local (o uno de las Varas si un sacerdote no esta disponible). Al niño se le presentar un caldero que contiene fichas, sobre el cual figuran los nombres de todos los posibles jurados. Sin embargo, si el niño elige un miembro del jurado que ya había prestado servicio el año anterior, el elegido retirado temporalmente y tendrían que elegido uno nuevo.

Los juicios siempre son asuntos públicos a los que a menudo asisten los ciudadanos aburridos que buscan algo que hacer. Aunque a los acusados ​​se les permite hablar libremente, la expresión de amenazas, obscenidades o diatribas durante el juicio es castigado para mantenerlos callados. El lanzamiento de conjuros dentro del tribunal sin el permiso explícito de una Vara era una ofensa seria. Si el acusado lo hace, son inmovilizados, luego atados y amordazados antes de que el juicio continúe con el crimen, agregado a la lista de cargos en su contra. Una sesión raramente dura más de medio día, aunque una Vara podría optar por quedarse mientras esperaba la llegada de un testigo o evidencia crucial.

Al ser declarado culpable, un acusado estaba sujeto al capricho de la presidencia de Las varas de la Justicia o el jurado en términos de la sentencia. Si no se pueden pagar las multas, los bienes y bienes del culpable podrían ser incautados y los fondos restantes se pagan en trabajos forzados. No se permite apelaciones contra los veredictos, pero a medida que pasa el tiempo, si se ofrecen nuevas pruebas, se puede celebrar un nuevo juicio informal de inmediato. Si la evidencia prueba que el convicto es inocente, se pueden desestimar los cargos y liberar a los presos rápidamente.

Fuera de los asuntos penales, Secomber tiene un sistema de regulaciones y estatutos para asuntos cívicos, cuyo quebranto supone una multa y una advertencia de no volver a hacerlo, ya que los infractores reincidentes se enfrentan a penas más severas.


Economía
Secomber era una parada obligatoria en la Ruta Delimbiyr que forma parte del camino entre Aguas Profundas y Llorkh. Otro sendero, el camino de Secomber, conecta Secomber con Uluvin al noroeste.

La agricultura, la pesca y la cantería son las ocupaciones principales, pero también existen un número de personas familiarizadas con el Bosque Alto. Algunos lugareños se pueden contratar como guías o guardias para las caravanas que pasan.

La ciudad acoge y atiende a viajeros y caravanas, especialmente aventureros que se establecen fuera de la ciudad mientras exploran el Gran Páramo y el Bosque Alto.


 PD. La información sobre el lugar es básicamente la misma que existía durante la tercera edición de D&D, la misma amenaza hobgoblin, del mismo clan, etc. El DM deberá complementar esta información con los hechos acontecidos tras The Sundering, ya que los Zhentarin controlan parte del comercio que se transporta por el rio Delimbyir.

Entradas populares