D&D vale lo que vale?

Cuando EDGE Entertaiment anunció que la quinta edición de Dungeons & Dragons se publicaría en España bajo su sello y poco después informó del precio que iba a tener cada libro, alguna gente comenzó a opinar que esos precios eran muy elevados para el contenido, páginas, formato, etc. y más teniendo en cuenta que para tener el material básico del juego (como director de juego, no como jugador), es recomendable comprar no solo el Manual del jugador, sino tambien el Manual de monstruos y La guía del Dungeon Master. En total y hablando en plata, 150 euros. Casi nada.

Es cierto que 50€ y no digamos 150€, no son accesible para todos. Con la crisis que llevamos desde hace unos 10 años, los sueldos congelados y la maltrecha economía familiar, gastarse ese dinero es algo que mucha gente se pensará dos veces y tres antes de vaciar su cartera. Es verdad que nadie nos obliga a comprar ningún manual y que si queremos comprarlos no hace falta que los compremos todos al mismo tiempo. Yo mismo tomé la decisión de esperar y espaciar la compra de los tres volúmenes, aunque terminarán cayendo si o si.

El caso es que tras la publicación de El resurgir de el dragón y las odiosas e inevitables comparaciones con el juego madre y otros juegos basados en el SRD de Dungeons & Dragons quinta edición como Eirendor o el Héros & Dragons publicado en Francia, comencé a reflexionar sobre la importancia o mejor dicho, el valor, que tiene el juego más allá del dinero y por qué esos 50€ o 150€ (hablando ahora si del dinero) podrían estar bien merecidos aunque a quien se le cobra ese precio podría no ser justo del todo. Ya veremos esto último más adelante.

Por supuesto, todo es una opinión personal totalmente rebatible y de la que puedo (y posiblemente esté como en otras tantas cosas) muy equivocado.

Lo primero que mucha gente critica es cuando compara el número de páginas y precio del manual. Se añade que el espesor del papel parece muy fino y que al parecer, algunos tomos en ingles estaban mal encuadernados y no sabían si arriesgarse a que ocurriera lo mismo en España. Afortunadamente parece que EDGE publica material de mejor calidad y no he leído malas experiencias de ese tipo en España.
Hay gente que se queja de que hay demasiadas ilustraciones y que el manual podría abaratarse si no hubiera tanta ilustración.
Y por ultimo, simplemente hay gente que dice que 50€ es un precio muy elevado para un manual de juego.
Seguro que hay muchas más criticas, pero creo que con esto es suficiente.

Lo que creo que hay que tener en cuenta, es que esta edición de D&D (como en su día lo tuvo tercera edición), con su SRD liberado de forma gratuita, ofrece muchas posibilidades comerciales y lleva mucho trabajo detrás.

Hasta que la quinta edición del juego se publicó, creo que pasaron 2 años de testeo de reglas con más de 200.000 voluntarios. Hablo de memoria, pero creo que son las cifras que leí en algún artículo que hablaba sobre ello.  Una burrada vamos. Aunque esos 200.000 voluntarios no cobraran, solo recopilar, leer, comparar y reflexionar sobre tanto testeo lleva un trabajo enorme. Un trabajo que en mi opinión debe ser remunerado. No se cuanta gente participaría en el proyecto durante esos 2 años y el tiempo tras acabar el testeo, para a continuación escribir el texto, encargar ilustraciones y enviarlo a imprenta.

Pero si os parece poco todo ese trabajo de diseño, corrección, testeo, etc. durante el tiempo en el que el proyecto comenzó de cero hasta que se publicó en el 2014, creo que, en mi opinión, hay que tener en cuenta que muchas empresas se han beneficiado y se beneficiarán, casi de forma gratuita, de todo ese trabajo.
Por qué D&D es, queramos o no, un ejemplo a seguir o a evitar y que a causa de su trabajo (dentro del sector de los juegos de rol), se marcan líneas y directrices de creación, diseño, publicidad, y planteamiento de publicaciones entre otras cosas.
Ya he nombrado dos juegos publicados en nuestro país y uno en el extranjero que usan el SRD de Dungeons & Dragons. Un SRD testeado más que suficiente y que tras su traducción, los grupos que han decidido crear un juego usándolo como base saben que funciona, liberándose  del trabajo del testeo en esa parte del diseño y juego, y pudiendo quedarse tranquilos por que está demostrado que funciona. Es decir, otros lo han hecho por ellos.
En mi opinión, el valor del juego (que no del manual) podría ser adecuado valorando el concepto del diseño como idea creativa y el tiempo de testeo invertido hasta su publicación para comprobar que el sistema funciona. Si bien sabemos todos que van a recibir mucho más dinero en comparación, tambien es cierto que era un riesgo tras el fracaso de cuarta edición.

Este planteamiento me da a pensar si es posible que en los manuales de juego de Dungeons & Dragons quinta edición estén cobrando al usuario de a pie, a todos esos roleros que hemos comprado o vamos a comprar esos manuales, la inversión y el concepto de idea de ese trabajo del que después se van a provechar unas empresas que tienen parte del diseño y desarrollo funcional, y del que van a aprovecharse para hacer dinero.
Es posible que nosotros no seamos quien deberíamos pagar por el concepto de desarrollar una idea y su diseño hasta que el producto quede completamente terminado (¿o si?) pero es posible que gracias a ello, obtengamos el trabajo realizado por otros autores que usan ese trabajo previo como base, pagando ya no el diseño y concepto del juego, sino la traducción, impresión, ilustración y diseño de nuevos contenidos.


Lo que no me cabe duda, es que juguemos o no juguemos a todo el material publicado y basado en la RSD de D&D, cuanto más material en el mercado es mejor para los aficionados, pues habrá mas para elegir.

Entradas populares