Escucha primero, habla después.

Escuché el otro a día a Mike Mearls (o más bien tiré para descifrar que decía) en un video cortico dando consejos para novatos.
Entre todos sus buenos consejos (entendiendo que son para jugadores principiantes), me quedé con uno especialmente. Escucha antes de hablar.

Puede parece una tontería, pero aunque no lo sufro actualmente en mi grupo habitual de juego, es algo que recomendaría no solo a jugadores noveles, sino tambien a algunos muy veteranos.

No es solo una cuestión de respeto. Esto, en parte, entraría dentro del ya comentado con anterioridad, contrato social. Es decir, vamos a tratar con educación al resto de jugadores y a no ser que cortar a otro mientras habla, sea parte de una interpretación puntual, vamos a dejar que termine de hablar para poder aportar nosotros cuando acabe el otro u otros.

En épocas pasadas si recuerdo haber sufrido con frecuencia, que ciertos jugadores abusaran de su mayor creatividad o verborrea en partida, interviniendo (o tratando de hacerlo) mucho más tiempo que otros jugadores si el director de juego no estaba atento. Me da la sensación que además, ese afán de hablar y hablar sin dejar al resto de jugadores participar era para realizar tramas personales en lugar de desarrollar la historia conjunta, pero después de tanto tiempo mis recuerdos pueden estar confundidos.
imagen obtenida en pixabay
Como decía, no es solo cuestión de respeto al resto de jugadores, se trata de dejar al director de juego o a los jugadores aportar su parte en esa historia, añadiendo contenido que luego puede ser fundamental para continuar la aventura o resolver enigmas. Esto es importante, sobre todo, si el que habla es el director de juego que es en definitiva, quien en la mayor parte de las veces nos va a presentar los diferentes desafíos, pistas e información relevante.

Creo que en ocasiones ignoramos u olvidamos que escuchar es importante. Nos centramos en “conocer” a nuestros personaje, en la interpretación, en conocer nuestras habilidades y poderes, en estudiar las combinaciones de rasgos y conjuros, en estudiarnos el sistema y tratar de recrear la propuesta del autor en juego y en la practica, no nos damos cuenta que aunque todo eso es importante, escuchar es tan útil como hablar.
Es como en esas ocasiones en las que un amigo se sincera porque tiene un problema y tus palabras en ese momento no sirven para nada, pero tus silencios son oro porque lo que necesita es desahogarse.

Por ejemplo, en ocasiones me ha sucedido lo siguiente. Yo suelo comenzar las sesiones describiendo una escena inicial a modo de recordatorio de la anterior sesión y para meter en partida a los jugadores. Puedo hacerlo bien o mal, pero aunque no consiga la inmersión de los jugadores en partida (no soy un genio por mucho que algunos digan que dirijo bien), esa descripción en partida está dando información a los jugadores y personajes de cosas que pasaron y por tanto deben recordar, o de cosas nuevas que les serán útiles en las próximas escenas o quizás en las futuras. Quien sabe. El caso es que me ha sucedido que cuando comienzo ha hablar ha habido gente que me cortaba para decir que quería hacer antes de que… y aunque no me molesta, está rompiendo mis intentos para crear una sensación, un ambiente, tono y por supuesto, un orden de la información que ofrezco. Esto, no solo es algo que me afecte a mí como DJ, sino que afecta tambien al resto de jugadores que les impide enterarse la información o conseguir esa inmersión.

A no ser que seamos muy novatos o no tengamos muchas tablas como jugadores, la mesa no se va a quedar en silencio nunca. Las, conversaciones se van a continuar una tras otra para formar la ficción pues o el director de juego o uno de los jugadores siempre va a querer hacer o decir algo. Lo importante es dejar al resto de los jugadores participar.
Quizás para muchos esto deba arbitrarlo el director de juego, pero yo creo que no es de él toda la responsabilidad sino de la mesa de juego y de cada uno de nosotros. Debemos ser conscientes de si hablamos mucho o poco y qué jugador aporta menos. No en pocas ocasiones, como jugador, he preguntado a otros jugadores que hacen o que harían para meterlos en partida por que otros jugadores (yo mismo) aportábamos más que ellos y me parecía que merecía la pena escuchar sus ideas.


Escuchad a vuestro director de juego. Escucharos entre vosotros como jugadores y después de eso, hablad y desarrollad la historia. Los otros jugadores tambien juegan.

Entradas populares