La importancia de jugar con PJ de nivel 1

Acostumbrado a jugar con jugadores veteranos y que además, se empapan el manual de juego para generar las fichas de personaje, en raras ocasiones he comenzado campañas de Dungeons & Dragons con personajes de nivel 1. No es que iniciara campañas con personajes de nivel 5, 10 o cosas así, pero para mí el nivel 1 siempre ha sido muy triste y he tratado de evitarlo, de modo que lo más común es que los personajes comenzaran siendo de nivel 2 ó 3. Yo no lo considero hacer trampa ni algo artificial jugar con personajes de  niveles superiores al 1, como indican las memorias de Gary Gygax en el artículo que tradujo Jordi Morera en su blog La última frontera llamado Palabrade Gygax: PJs Autodestructivos.

A día de hoy mi panorama de juego ha cambiado. Me encuentro ante un nuevo grupo de juego donde la mayoría de los jugadores no han jugado a Dungeons & Dragons, ni quinta edición ni a ninguna de sus ediciones anteriores. Así que esta vez he decidido que todos van a comenzar a jugar con personajes de nivel 1.

Jugar a Dungeons & Dragons es sencillo respecto a reglas, pero puede llegar a ser complicado entender como, cuando y donde aplicar los poderes de los personajes en una escena. Si a un jugador novato le das un personaje de nivel 10 y lo enfrentas a un dragón, lo más probable es que ese personaje y el resto acaben mal, porque no va a conocer la mitad de los poderes de su personaje ni el momento de usarlos.
Hasta batman fue de nivel 1
Comenzar a jugar con personajes de nivel 2 ó 3 no es que sea algo que vaya a evitar a los jugadores que puedan aprender los rasgos de sus personajes, pero seguro que si juegan a nivel 1 les será más sencillo aprender la ejecución de los rasgos más básicos, aquellos que acompañarán a sus personajes durante la subida de niveles, como el furtivo de los pícaros, las artes marciales de los monjes, etc.
Interiorizarán los conceptos de nivel 1 por que los usan desde el principio y asimilarán los conceptos de niveles superiores mediante alcancen experiencia, permitiendo aprender y adaptarse a las recompensas obtenidas por los nuevos niveles. Es un poco lo que ocurre con los objetos mágicos. Si das muchos y poderosos de golpe, los jugadores al final no saben que usar y usan lo mismo de siempre, obviando las posibilidades de enfrentarse a los desafíos de maneras diferentes y alternativas.

Esto es especialmente importante cuando los jugadores son noveles. El jugador inexperimentado necesita interiorizar no solo en que consiste eso del roleo y demás, sino que además, necesita saber esas reglas extrañas que permiten al personaje ha hacer proezas.
Dungeons & Dragons y los juegos que han surgido de él no son los únicos en los que ocurre esto, en la mayoría de juegos en los que los personajes adquieren poderes cada vez más poderosos (valga la redundancia) el jugador debe aprender y asimilar estos poderes. Recuerdo cuando mi mujer comenzó a jugar a Mundo de Tinieblas hace años con otro grupo, obviaba sus poderes de vampiro porque eran tantos que no los entendía ni sabia todas sus posibilidades y se limitaba a realizar las acciones comunes y usar los más sencillos o pasivos.

Jugar una campaña comenzando con personajes de nivel 1 permite tres cosas:
  • Que el jugador aprenda a usar su personaje.
  • Que el jugador aprenda a como funciona el juego y conocer sus desafíos desde el principio.
  • Que el jugador asuma la muerte del personaje, pues es a niveles bajo, sobre todo, cuando los personajes mueren con más facilidad.

El problema comentado se incrementa cuando los personajes que se van a utilizar son lanzadores de conjuros o se juega recurrentemente de manera táctica con tableros y casillas.

Cuando un jugador novato me dice que le aconseje para escoger qué tipo de personaje hacerse, aunque nunca restrinjo nada, suelo comentar la dificultad de llevar personajes lanza conjuros. Sobre todo aquellos híbridos como son bardos, exploradores y paladines. En cualquier caso, la mejor elección es siempre escoger que personaje te gusta más, pues si tiene interés, el jugador aprenderá a usarlo con el tiempo.

En estos personajes existe una dificultad adicional a aprenderse los poderes del personaje y es tener que escoger los poderes que puede usar. Una elección errónea tanto en el ámbito general como en el momento de memorizar conjuros y se ha podido echar a perder la ayuda en una escena concreta.

Con los personajes híbridos ocurre que debes escoger entre usar los poderes o las acciones comunes que el personaje tambien es capaz de ejecutar con cierta habilidad, como es el combate. Después de todo, por muy versátiles o por muchos poderes que tenga un personaje, el asalto si limita a un movimiento, una acción, una acción adicional y una reacción. No hay más y no vas a poder estar en todos los sitios. Tampoco a nivel 20. Pero si has comenzado a jugar a nivel 1 y el jugador a puesto de su interés, si llega a nivel 20 posiblemente lo haya aprendido y sepa usar con cierta efectividad todas las posibilidades de su personaje.

Entradas populares