No hagas perder el tiempo!

Para ciertas cosas soy muy crítico y exigente con mis jugadores habituales, los de mi partida mensual, no con aquellos con los que juego puntualmente en sesiones sueltas o en jornadas. Cuando preparo una campaña sobre todo.
Ocurre que yo empleo bastante tiempo en preparar el material de juego y mentalizarme para tratar de presentar un buen nivel  de dirección y me gusta que ese esfuerzo sea recíproco, más o menos. Lo que quiero decir es que me gusta que si yo he invertido tiempo e interés en hacer algo para que todo salga bien, valoro de forma positiva que mis jugadores tambien aporten algo. Aporten algo más allá de sentarse y lanzar dados. Más allá de hablar en una partida. Me gusta cuando los jugadores realizan un esfuerzo en crear su personaje y entender el sistema de juego de forma que nos beneficiemos todos, sea por la profundidad que aporta la historia del personaje o por que conoce las opciones y poderes de su personaje y como llevarlas a juego. Y sobre todo, ese interés en conocer el sistema, ambientación, creación de personaje, etc. me permite acelerar el proceso de creación de personaje y emplear el tiempo en otras cosas.

No es que obligue a los jugadores a hacerlo. Ni mucho menos, pero reconozco que me gusta cuando un jugador se lee o interesa por el sistema de juego, la creación de personajes, opciones,  etc. sobre todo antes de quedar para hacer fichas y jugar la primera sesión. En lo que se refiere a la creación de personaje, me satisface cuando un jugador viene con un concepto de personaje en la cabeza y no se pasa mirando las opciones de creación durante 1 hora cuando eso mismo ha podido hacerlo en casa.

Hoy en día, con los PDF de muchos juegos, es sencillo que un jugador saque un ratico para, si no leerse toda la creación de personaje, si ojearse al menos razas, profesiones, trasfondos, armas, etc. Más aún si el personaje es algún tipo de lanzador de conjuros.

Jugar a rol es una experiencia reciproca donde tanto el director de juego como los jugadores deben de aportar algo para crear la hitória y el vinculo de la mesa de juego. En mi opinión, esta aportación va más allá del rato que dura la sesión de juego, debería mostrarse tambien entre bambalinas haciendo preguntas de reglas que no se han entendido, mirado posibilidades de subida de nivel cuando los PX se van acercando al límite exigido, asegurándose de que se ha entendido lo que sucedió en partida, etc.

Conozco a alguna gente, amigos de hace muchos años, que para hacer una maldita ficha de nivel 1 de Dungeons & Dragons quinta edición se pegan horas. Cuando tienen que hacer fichas de otros juegos, como por ejemplo Shadowrun, la creación de personajes se convierte en una odisea de proporciones épicas que dura varios días. No exagero. Aún así son personas a las que tengo mucho aprecio, pero no puedo con esa horrible perdida de tiempo que conlleva que dos o más personas deban permanecer en un lugar durante horas sin poder hacer otras cosas a causa de que una persona no se ha mirado las opciones en casa o quiera repasarlas por enésima vez, cuando hemos quedado para apuntar los números y letras en la ficha.
No es el único, se de más gente así que parece no valorar el tiempo de los demás, aunque si es el caso más exagerado que conozco. Y a pesar de eso, se le sigue queriendo.

Es evidentemente que tengo especial sensibilidad en este asunto debido a que mi tiempo libre es escaso, pero en cualquier caso, al igual que el tema de la falta de puntualidad, hacer perder el tiempo a alguien es una falta de respeto al no tener en consideración de que todos tenemos un tiempo limitado que disfrutar, ya no solo por que nuestras obligaciones no nos permiten más, sino por que desde que nacemos, la cuenta de nuestro reloj comienza a contar hacia atrás…

Es por eso que cuando a mi me toca la oportunidad de jugar como jugador, me suelo empapar de la ambientación, la creación de personajes y sistema si hace falta. No hace falta sacarse un master en un juego específico, pero si mostrar un mínimo interés para que cuando vayamos a rellenar la ficha de personaje tengamos más o menos claro un concepto de qué queremos representar. Eso ayuda al director de juego para añadir elementos en partida (lo que le permite añadir ideas sin buscarlas) o que se agilice la creación de la ficha para que el DJ tenga más tiempo para otros jugadores.

En definitiva, significa pensar un poco más en los demás y un poco menos en uno mismo, después de todo, tan solo somos un engranaje de una maquina más grande, si no encajamos bien, toda la máquina se va a al traste.



Entradas populares