Flora y fauna en Shabana (Voldor)


Cuando se prepara una campaña de juego en un mundo tan poco conocido como Voldor o uno que te estás inventando, es recomendable la documentación para poseer un mínimo de conocimiento y poder ofrecer a los jugadores la sensación de verosimilitud tanto en las descripciones como en los encuentros al aire libre, es decir, en el medio rural y en las tierras salvajes de esos mundos llenos de enemigos y problemas en los que estamos acostumbrados a jugar aventuras.

Por esta razón he creado un documento de uso personal para mi campaña donde he tratado de establecer las bases de los posibles terrenos que conforman la región de Shabana en Voldor.
Como explicaba en la entrada anterior sobre los desiertos, un desierto es mucho más que una gran llanura de arena o de tierras estériles llenas de piedras. En una región considerada desértica hay zonas estériles y otras más fértiles, lugares donde todo es arena y otros donde surge un pequeño bosque gracias a un oasis o la existencia de un río subterraneo. Como en otras tantas cosas, cuánto daño ha hecho Hollywood en ese sentido.

He de decir, que estoy disfrutando como un enano con zapatos nuevos la creación de todo este material ya que me permite dar rienda a mi imaginación pero con unas bases mínimas en las que establecer ciertos criterios. En ocasiones rompo la base establecida para crear anomalías, pero eso son cosas concretas de la campaña o creación personal que no tomo como regla genérica, sino como algo muy, muy excepcional.


Basándonos en la descripción de Shabana y en la mínima documentación sobre sobre territorios desérticos que he hecho en estas semanas atrás he dividido los posibles tipos de territorio que podemos encontrar en Shabana en tres: bosques, llanuras y montañas.
Los bosques serán muy, muy puntuales, establecidos la mayoría en la costa o en la falda de algunas montañas y su tamaño será siempre y sin excepción pequeño. Pero haberlos haylos.
Las llanuras se dividen a su vez en dos, las llanuras áridas o semiáridas que componen la mayor parte del territorio y los desiertos de arena.
Las montañas de Shabana son en su mayor parte tan estériles como las llanuras, pero algunos de sus picos más altos mantienen nieve todo el año, incluso en verano y algunas de ellas poseen cierta fertilidad que permite el hábitat no solo de nómadas o pequeños asentamientos sino también de multitud de animales incluyendo varias clases de muflones o venados.

El documento no es una guía donde establece una guía de uso estricta, sino más bien una base desde la que poder trabajar. Es decir, indica los tipos de vegetación a encontrar en cada tipo de terreno y la fauna que podemos encontrar. Para ello he reunido las estadísticas de los animales que he creído adecuados para esta región para tenerlos a mano en un solo documento y no tener mezclados elefantes y osos polares, por ejemplo.

Veréis que  muchos nombres no aparecen en el bestiario ni de El resurgir del dragón ni en el Manual de monstros de Dungeons & Dragons y también observareis que algunas estadísticas cambian de lo encontrado de forma oficial en los manuales nombrados.
Lo primero se debe a que he querido integrar a estos animales en la ambientación y para ello he usado nombres de animales específicos de las zonas de donde me he documentado. Por ejemplo, en lugar de mula encontrareis el onagro o el argali en lugar de la cabra.
En cuanto al cambio de estadísticas ha sido para tratar de ser fiel a la descripción de las criaturas introducidas en esta región. Por ejemplo, un leopardo no es exactamente una pantera, el águila dorada (el águila real) es más grande que un águila normal, los camellos me parecían demasiado parecidos a caballos, etc.
En la lista de estadísticas de criaturas he incluido algunas variantes monstruosas o gigantescas ya que me parecía normal que si había lobos, hubiera lobos terribles, si hay águilas también existan águilas gigantes, etc.

Todas las estadísticas están acompañadas de una breve descripción de cada criatura. Algo que creo muchos echamos en falta en el bestiario de El resurgir del dragón. Esto no es un reproche al manual, ni mucho menos, aunque pueda parecerlo. Ya dije en la reseña del libro que hice en su día que la carencia de esos detalles es normal a causa del número de páginas del manual y la falta de espacio para querer meter cosas. En el documento que he creado, aparte de ser muy pequeño, no estoy limitado a páginas ni número de palabras al hacerlo de modo que tengo el lujo de poder incluir esta información.
Tampoco creáis que son unas descripciones increíblemente trabajadas y la mar de originales. La mayoría están sacadas de la Wikipedia y páginas de turismo, pero creo que entre el cambio de nombres, la adaptación de las estadísticas donde lo he creído necesario, la creación de algún animal nuevo, etc. queda un documento de referencia majete que poder usar en esta región.

Sin meteros más rollo, si tenéis interés en saber que he hecho bien por poder usarlo, bien para fijaros o bien para hacer lo mismo para vuestras campañas (sean Voldor o no), desde este enlace podeis descargar esta pequeña aportación. Espero que os sea útil.

PD. Las imágenes utilizadas en el documento están obtenidas de Pixabay, son imágenes sin derechos de autor y no requieren reconocimiento.

Entradas populares