Calzado y viajes


Es evidente que en los juegos de rol no podemos tener en cuenta todos los detalles de todas las cosas para simular la sensación de realismo o verosimilitud. Pero con el tiempo y poco a poco, si que se van integrando mecánicas y detalles hacia cosas especificas que el juego pretende potenciar.
Se ha hecho mucho trabajo de diferentes tipos y modos en muchos juegos para que estos puedan hacer participes de una experiencia en concreto a los jugadores. Una de ellas, desde hace ya muchos años, son las mecánicas para representar los viajes. Ya en el viejo El señor de los anillos  de JOC encontrábamos algunas reglas para ello, aunque muy vagas. Juegos más nuevos como El Anillo Único o Ryuutama emplean mecánicas para representar la dureza de los viajes, describiendo o introduciendo posibles consecuencias y encuentros de diferentes tipos que pueden surgir en los viajes, pero, hasta ahora, no he visto ningún juego que de importancia al calzado y a las consecuencias en los pies a causa de las largas marchas que tantos aventureros hacen.
Es posible que hacer esto sea ser excesivamente riguroso, quien sabe, es posible que su aplicación haga que los juegos sean más difíciles o simplemente que los juegos de viajes y exploración pretenden aportar emoción y una ampolla en los pies sea demasiado banal para aplicarla en juego.

 De los tres juegos que he nombrado (por que son, creo, los únicos que tengo en casa que tengan reglas para viajes) solo Ryuutama incluye algún detalle en el uso de calzado adecuado para viajar. Algunos elementos que hay en la “tienda” aportan bonificaciones para ciertos tipos de tiempo atmosférico y tambien para caminar, que en términos de reglas supone añadir +1 a las tiradas de viaje si llevas botas adecuadas para el camino.
En cambio no hay consecuencias específicas, aunque se podría aplicar una condición de herido en un momento dado si quisiéramos aplicar tal cosa.

Muchos recordareis que en las películas de vaqueros una de las escenas más curiosas es cuando uno de los protagonistas le roba las botas a un muerto. Desde nuestra perspectiva de personas occidentales del siglo XXI no nos damos cuenta de la importancia que tiene el calzado y más en aquella época, pero para aquellos hombres de épocas lejanas, el poseer un buen calzado podía suponer la vida o la muerte. Hoy en día las posibilidades de andar descalzos son casi inexistentes para la calidad de vida media de muchos países occidentales y un mal calzado no nos afecta mucho por que las distancias que andamos no son muy largas, ni solemos andar mucho tiempo gracias a la disponibilidad de coches, autobuses y otros medios de transporte. Pero en las épocas y ambientaciones que recreamos en muchos juegos de rol, el calzado debería de tener mucha más importancia de la que le damos. Sobre todo en aquellos juegos donde los viajes son una parte importante de la experiencia.

Los que habéis hecho el camino de Santiago o algún recorrido similar lo sabréis. Andar varias horas seguidas, día a tras día es agotador. No es ese cansancio en el que quedas reventado tras hacer una carrera a tope durante un kilometro o tras descargarte un día (y solo un día) tu solo un camión de material de construcción. El cansancio causado por caminar muchas horas al día durante varios días es distinto. No es solo cansancio, es una especie de entumecimiento que en ocasiones se convierte en dolor. Un dolor leve y constante que te acompaña paso a paso. Al final, Las consecuencias de andar mal, de forzarte a caminar más de lo que puedes o dar un mal paso son fatales, terminando en ampollas, torceduras, lesiones leves que al final impiden que puedas seguir caminando a causa del dolor que producen.
Estas cosas no se suelen tener en cuenta en los juegos de rol, no son épicas, ni mola. ¿Cómo va a impedirme caminar o enfrentarme a ese orco una ampolla si el tipo me ha metido un tajo con su hacha y sigo entero? Queda poco verosímil, incongruente, claro, y no se aplica.

Claro que no todo es emplear mecánicas que simulen algo, tambien podemos usar las posibilidades de la existencia de estos detalles y aplicarlos en juego. Por ejemplo, una tirada de ojo de Sauron en El Anillo Único podría no general un encuentro para todo el grupo, sino una lesión leve debido a una torcedura o ampolla en el miembro de la compañía que ha sacado ese resultado. Las consecuencias, por supuesto, las paga todo el grupo a no ser que supere una tirada adecuada de o el grupo se las ingenie de alguna forma. Consecuencias que se pueden mostrar en forma de añadir días de viaje o aumentar la dificultad de superar futuros desafíos por que el “herido” no puede escalar un árbol o trepar por una colina al ser perseguido por los orcos.

Si que creo que es más fácil aplicar el uso de calzado poco adecuado o calzado de calidad. Creo que en una de las empresas de El Anillo Único se podía comprar (a precio de oro) objetos que ofrecían un sumando a una habilidad, este fácilmente podrían ser una botas de gran calidad que añadieran un +1 a las tiradas de viajar, de forma similar a como se hace en Ryuutama.
En otros juegos podría aplicarse de forma similar.

La falta de calzado o usar uno poco adecuado nos ofrece un sinfín de posibilidades. Las marchas largas aumentarían la dificultad, el cansancio y las consecuencias, incluso la perdida de puntos de golpe y llegar a producir heridas.
El robo de unas botas en el desierto o en mitad del bosque negro sería un gran fastidio realmente por algo que consideramos insignificante y que en la tabla de precios no tiene un alto valor, pero que si te falta y no puedes adquirir, puede perjudicar mucho.

Si las condiciones del calzado no son buenas podría perjudicar igualmente. Un calzado pequeño o grande producen ampollas y perdida de equilibrio, un calzado húmedo podría hacer que el personaje cogiera una enfermedad, etc. Estas cosas son muy fáciles de reproducir en Ryuutama con las condiciones que afectan al personaje, en juegos como Dungeons & Dragons quinta edición, se puede aplicar una desventaja.

Como decía más arriba, estas cosas no se suelen aplicar en juego, pero, si un día os apetece poner en apuros a los personajes con algo distinto, pensad en la opción del calzado y veréis como de repente vuestros jugadores tienen más en cuenta y consideración unos tristes y banales zapatos.

Entradas populares