Un paso atras


En verano del año pasado, tomé la decisión de dejar de escribir en este blog. Al menos de forma temporal. Seguí escribiendo material de juego, aventuras y algunos textos para otras cosas y lugares pero no para este blog. Al menos de forma semanal como antes de ese parón.

No me gusta hablar de mi vida personal pero he de decir que las razones fueron muchas, diversas y personales (valga la redundancia). 
Hasta ese momento, escribir era una vía de escape para mí. Me aportaba algo que a su vez me impulsaba a escribir. También los comentarios de los lectores de este blog me han animado mucho. Muchísimo.
Para alguien que escribe y dedica parte de su tiempo a escribir en un blog como este, en el que no se gana nada y no se tiene ningún objetivo excepto compartir material con la comunidad, este reconocimiento otorgado por los comentarios y críticas recibidos es todo un empujón que anima a seguir escribiendo.
Sin embargo, en verano de 2018 eso ya no fue suficiente. Escribir en este blog se convirtió en una carga. Yo no me encontraba anímicamente bien y la recuperación para encontrar de nuevo mi estabilidad emocional ha sido larga. Y no ha terminado todavía.

Han sido varias las personas que me han escrito preguntando por qué no seguía escribiendo, incluso el bueno de Sirio Sesenra al que tanto aprecio le tengo, dijo en una entrevista que le gustaría que volviera al blog y bueno, hace un par de meses volví a intentarlo. Pero no era lo mismo…

El panorama de los blog y espacios de contenido rolero ha cambiado muchísimo en las redes sociales. Este blog no fue más que uno más en la miríada de los blogs de la época y no uno especialmente bueno. Tuvo su pequeño momento de gloria y me ha otorgado sus satisfacciones.
Desde aquel tiempo han surgido muchos otros blogs, muchos canales de youtube y algunos podcast sobre rol. Algunos que considero muy buenos.

La forma de hablar de rol ha cambiado y en algunos casos profesionalizado, en el sentido de hacer las cosas bien no en el sentido monetario.
Me he quedado obsoleto. La biblioteca de Dol Amroth se ha quedado obsoleta.

Desde hace tiempo siento que mis palabras son las de un viejo dinosaurio al que se escucha  porque se le presupone sabiduría por lo viejo que es. Pero no es suficiente. Veo canales como Rolosofo (antigua Ciencia del rol), Piedra Papel D20, Rolfiction, Culpa del rol, Las semillas de Cao Cao (y el canal de youtube de Sirio), Éxito Parcial y otros cuyo nombre no recuerdo ahora, y veo y leo cosas que me gustan mucho. No solo de contenido. El contenido puede gustar mucho o poco, estar o no de acuerdo. Me gusta la forma en como lo realizan, como establecen el contenido, como contestan a los seguidores, la estructura, la metodología, la profesionalización, etc.  Y ahora mismo no soy capaz de hacer algo así. Lo que hace esa gente es muy bueno. De verdad, dadles una oportunidad. No son los únicos que trabajan así. Son algunos de los muchos que sigo y que ahora mismo me vienen a la cabeza, pero hay más, os lo aseguro.


Hay otros que tambien sigo pero no siento que lo hagan tan bien. A mí al menos no me gustan tanto. No aprendo tanto de ellos. Veo gente que hace partidas con muy buenas ideas y que cuando las emite me echa para atrás a pesar de tener jugadores geniales. Veo críticas destructivas que no suman, sino que restan. Veo emisiones de gente hablando por hablar, sin una preparación, sin una moderación y no le encuentro sentido. No por ello dejo de seguirlos. Todo aporta. De todo se aprende. Si algo todavía no me falta son ganas de aprender. Si, incluso con 25 años jugando se puede seguir aprendiendo y mejorando, no como dicen algunos. Es más, creo necesario seguir aprendiendo. El qué quiere aprender cada uno es algo personal. Y si no se quiere aprender, tambien es cosa personal. Allá cada cual. Pero en mi opinión, no se debe dejar de aprender. Y esto no solo en el rol. La vida es evolución, la vida es un aprendizaje continuo, la vida es hacer cosas una tras otra. La vida es equivocarse y acertar. Podemos jugar a rol con la intención de divertirnos y pasar un mal rato por no saber, no hacer ciertas cosas o a saber que.

Durante mucho tiempo he estado tentado a dejar este blog. Me sentía hipócrita por lo que escribía. En este blog he escrito sobre mis opiniones y mis experiencias. He escrito consejos, sobre teoría, sobre cómo escribir y estructurar aventuras… de todo eso se, al menos un poco y es por ello que escribía.
Cuando no sabía o creía no saber lo suficiente de algo me documentaba y escribía. Es otra forma de aprender. Unas veces conseguía poner en práctica sobre aquello que me había documentado, como una técnica específica o una mecánica en concreto. Otras veces tan solo escribía sobre mi opinión sobre ello.
En realidad no se bien si a ciencia cierta las cosas son así. Sé que a mi me funcionan. Se que a otros les funcionan. No tiene por qué ser así. A ti, no tiene por qué funcionarte. Esto me hace sentir hipócrita.
Siempre he tratado de hacer ver que esto era mi opinión, sin embargo, algunos me han tachado de sentar cátedra y eso siempre me ha dado la sensación de que no tengo ni idea de lo que escribo y menos de cómo escribo (escribir es un arte y tambien se aprende a ello). Es por eso que siempre me he sentido un hipócrita y me tentaba ha dejar de escribir.
Curiosamente, hace no mucho, Rolosofo habló sobre esto mismo. Dijo que (no literalmente), no de todo lo que hablaba lo había probado en mesa. Algunas cosas si, otras esperaba hacerlo. Es lo que tiene la teoría, que no tiene porque haberse llevado a la mesa. Esto me hizo cambiar un poco de opinión.

Sin embargo, cuando esa sensación de hipócrita casi ha desaparecido, es cuando voy a abandonar el blog.
No se si será definitivamente, posiblemente si.

Como digo, el blog está obsoleto. Necesita cambiar de imagen. Necesita reestructurar contenidos. Necesita corregir artículos y necesita un nuevo giro en mi forma de trabajar. Pero ahora mismo no tengo fuerzas para hacer todo eso.


Es posible que con el tiempo lo retome. Puede que desarrolle material de juego y haga entradas puntuales. Puede que… bueno, puede que simplemente un día inicie un nuevo blog, canal de algo o... Quien sabe.

No voy a quedarme quieto. Tengo muchas cosas en las que equivocarme todavía. Seguiré escribiendo mis cosas y posiblemente algunas verán la luz a través de… no se, de alguna forma. Siempre hay blogs dispuestos albergar artículos y material de juego. Puede que algún día, en este u otro blog, reconozcáis de nuevo mi pluma.

Se me hace raro escribir estas líneas. No soy de los que se despiden. Soy de esos que se van por la puerta de atrás para no molestar, para no llamar la atención. Un poco pretencioso por mi parte pensar que esto puede llamar la atención. Sin embargo, he pensado en todas esas personas que alguna vez me han animado, aquellas que responden a los artículos, aquellas que simplemente me leéis. Creo que os debo algo. Al menos, decir adiós. Después de todo, es de buena educación despedirse cuando uno se va.

Nos vemos en las mesas o en las redes amigos. No estaré muy lejos y quien sabe, tal vez un día regrese.

Adiós.

Comentarios

  1. Acabo de leerlo, es una pena pero es la vida, que todo te vaya muy bien, y no te preocupes, la creatividad no te permitirá estar quieto ;P

    ResponderEliminar
  2. Fuerza! gracias por tanto!

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  5. Ante todo expresar mi respeto por tu decision. En mi humilde y desde luego nada autorizada opinion tu blog esta muy bien, siempre es cuestion de opiniones. abra quien considere mejores o peores otros blogs, pero eso no quita que el tuyo sea muy bueno.
    Un saludo y mucha suerte

    ResponderEliminar
  6. No sabes como te entiendo. Yo también he "aparcado" mi blog este año, después de nueve... el panorama ha cambiado, el lenguaje ha cambiado, los medios son otros y el planteamiento de los "fósiles obsoletos" está desfasado. "Ya nadie lee blogs" fue una de las respuestas que obtuve cuando comencé a pensar en bajar la persiana...en fin, ¡Buen Destino!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre hay otros proyectos en los que embarcarse. Lamento mucho lo de tu blog. Nos leemos en las redes.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares